Barrio Sésamo y The Muppet Show.

Continuando con la serie de artículos dedicados a Jim Henson, vamos a repasar sus dos programas televisivos más importantes, Barrio Sésamo y The Muppet Show.

Barrio Sésamo:

En 1966, una productora televisiva llamada Joan Ganz Connie recibió el encargo de crear un nuevo programa que llegara a la audiencia infantil y tuviera a la vez valores educativos. Desde el principio, Connie pensó en Henson y su equipo, que por aquel entonces triunfaban en su espacio dentro de The Jimmy Dean Show. Cuando recibió la propuesta, Jim Henson se mostró reticente. No había trabajado nunca con niños y dudaba de que pudiera salir bien. Afortunadamente, se dio cuenta de que la audiencia infantil es la más exigente que existe, y que trabajar para ellos no significaría hacer cucamonas con los muppets delante de la cámara, sino que, al contrario, los gags no tenían por qué ser menos elaborados e inteligentes.

Así, Henson aceptó la propuesta, y junto con todos sus colaboradores (con Frank Oz como mano derecha, el hombre que muchos años después manejaría a Yoda en el Imperio Contraataca), comenzó la realización de Sesame Street en 1969. La premisa inicial era trabajar con contenidos dirigidos a preescolares, acercándoles cosas básicas como los números o las letras, pero ofreciendo siempre algo que pudiera divertir tanto a los niños como a los padres, para que vieran juntos el programa. Y eso lo consiguieron plenamente: hay muchos gags que siguen haciendo gracia hoy, más de treinta años después, y que son disfrutables por los adultos, no sólo porque les recuerden su infancia, sino porque son buenos gags en sí mismos, dotados de un sentido del humor inconfundible.

Super Coco era en realidad Coco. Pero no se lo digáis a nadie, es un secreto.

Además de varios actores humanos que vivían en la “Sesame Street”, en el programa aparecieron multitud de marionetas. Henson introdujo a Kermit (la rana Gustavo en España), que ya aparecía en los tiempos de Sam & Friends, y al que manejaba él mismo. Ernie y Bert (Epi y Blas) eran manejados por Henson y Oz, respectivamente, que mostraban la química que siempre tuvieron trabajando juntos con la genial pareja. Frank Oz también interpretaba a dos de los personajes más populares del programa, Grover con su alter ego Super Grover (Koko y Super Koko), y Cookie Monster (Triki). Otros personajes eran Count Von Count (Conde Draco), Big Bird (Caponata), un muppet de cuerpo entero, o Elmo, muy popular en Estados Unidos pero conocido desde hace poco en España por no aparecer en las primeras adaptaciones del programa.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Los únicos e inimitables: Epi y Blas.

En algunos sketches había niños que participaban junto a los muppets, y es realmente sorprendente ver cómo interactuaban con ellos con total naturalidad. Sobre esto cuenta una anécdota Josep Busquet en su libro sobre Jim Henson: Kermit y una niña estaban grabando un sketch donde se repasaba el alfabeto. Al llegar a la ce, la niña empezó a reír sin parar y a llamar a gritos a Cookie Monster. Era imposible seguir, pero Henson, en lugar de parar, quitarse la marioneta de la mano para intentar calmar a la niña, hizo que Kermit se marchara triste y cabizbajo porque la niña no le hacía caso. Al ver esto, la niña le pidió perdón muy seria y le dio un abrazo. ¿No veía la niña al marionetista bajo la rana? Evidentemente, sí lo hacía, pero para ella no había contradicción en que hubiera allí un señor de carne y hueso y Kermit fuera real, y eso es lo verdaderamente grande de las marionetas.

El Conde Draco y su peculiar idea de ligar.

Barrio Sésamo es el mejor programa infantil que se ha hecho nunca. No es nostalgia barata: simplemente, era un programa para niños que no trataba a los niños como imbéciles. Un niño no es un tonto, ni tampoco un ser frágil e impresionable al que le crearia un trauma fatal ver una escena en la televisión que no se ajuste a los criterios pedagógicos que rigen hoy en día los programas infantiles. Henson y su equipo demostraron que se puede enseñar sin ser ñoño, que se pueden transmitir valores sin caer en el adoctrinamiento. Al contrario que los Teletubbies, que obedecen como zombies las órdenes que salen del altavoz, como si del Gran Hermano se tratara (el de Orwell, por supuesto, no “el otro”), en Barrio Sésamo tenemos personajes que piensan por sí mismos, con su propia personalidad, algo gamberros, sí, pero independientes. Se animaba a los niños a ser ellos mismos y aceptar la diferencia de los demás sin marginarles. Y nada representa mejor esta idea que la mítica It’s not Easy Being Green, la canción cantada por Kermit y compuesta por Joe Raposo, habitual colaborador de Henson:

It’s not Easy Being Green

It’s not that easy being green Having to spend each day the color of the leaves When I think it could be nicer being red, or yellow or gold Or something much more colorful like that

It’s not easy being green It seems you blend in with so many other ordinary things And people tend to pass you over ‘cause you’re Not standing out like flashy sparkles in the water Or stars in the sky

But green’s the color of Spring And green can be cool and friendly-like And green can be big like an ocean, or important Like a mountain, or tall like a tree

When green is all there is to be It could make you wonder why, but why wonder why Wonder, I am green and it’ll do fine, it’s beautiful And I think it’s what I want to be

El programa continuó ininterrumpidamente durante muchos años (con una menor implicación por parte de Henson a partir de los ochenta, aunque seguía manejando a Kermit y sus otros personajes) y sobrevivió a la muerte de su creador hasta nuestros días. Modernizándose con los años, incorporando personajes nuevos, Barrio Sésamo sigue siendo un éxito de audiencia. Desde su creación, ha sido premiado con la friolera de ciento nueve Emmys, va ya por las treinta y siete temporadas, y actualmente está presente en ciento veinte países de todo el mundo.

The Muppet Show:

En 1974, con Barrio Sésamo plenamente asentado y triunfando en todo el mundo, Jim Henson comenzó a pensar en un nuevo proyecto. Si la premisa de Barrio Sésamo era ser un programa infantil apto para adultos, la de este nuevo proyecto sería la opuesta: un programa de humor protagonizado por muppets enfocado a un público adulto.

Inicialmente, ninguna cadena aceptó producir un programa así, a pesar del éxito de Barrio Sésamo, porque no terminaban de verlo viable. Tras un par de especiales en los que ya aparecían algunos de los muppets que después protagonizarían The Muppet Show, y varias colaboraciones en el famoso programa The Saturday Night Show, Henson consiguió que la cadena CBS firmara una primera temporada de veinticuatro episodios, pero ellos sólo la emitirían, corriendo la producción a cargo de la empresa ITC, propiedad de Lord Grade, un magnate de las telecomunicaciones. Este hecho fue clave para el programa, porque garantizó una total libertad creativa para Henson y su equipo, que se trasladó a Londres, a los estudios de la ITC, para rodar los veinticuatro programas.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Jim Henson con los principales personajes del programa.

Al fin, The Muppet Show se estrena en 1976. La mecánica era realmente original: en cada programa los muppets intentaban sacar adelante un espectáculo de variedades que tenía lugar en un teatro. Kermit, el personaje fetiche de Henson, era el responsable de las funciones, que lógicamente, casi siempre acababan de forma desastrosa. La naturaleza del programa permitía alternar números musicales con otros cómicos, o directamente inclasificables. También hubo varios seriales al margen de las actuaciones “en directo”, parodias de series de éxito de la época, como “Cerdada Espacial” (Star Trek pero con cerdos) y Hospital Veterinario.

Al margen del propio Kermit, Henson recicló a Rowlf, un perro pianista que había nacido años antes para un anuncio de comida para perros y que ya había usado en otros programas. Rowlf era un muppet especial, porque debía ser manejado por dos marionetistas a la vez. Henson manejaba la cabeza y le daba voz, mientras que Franz Oz se ocupaba de sus manos. La vedette del programa era Ms. Piggy, una cerda con ínfulas de estrella enamorada de Kermit (para desesperación suya) y manejada por Frank Oz. Oz también se encargaba del oso Fozzie, el cómico del show, autor de algunos de los chistes más PÉSIMOS de la historia de la humanidad… y por eso era genial. También estaban Waldorf y Statler (Henson y Richard Hunt), dos viejos que veían la función desde el palco, criticando todos los números con un sarcasmo exquisito que no dejaba títere con cabeza.

Pero quizás mi personaje favorito del programa era Gonzo, un bicho inclasificable (manejado por Dave Goelz) que tenía una sospechosa inclinación hacia las gallinas y se dedicaba a intentar proezas suicidas como parte del show de la función. Algunos de los mejores momentos del programa (y de los más bestias) fueron obra suya y de su peculiar sentido del espectáculo.

Y no podría olvidarme de la Electric Mayhem, la banda de músicos del teatro, de impresionante puesta en escena (por la complejidad que entrañaba sus actuaciones), y de la que formaba parte el gran, gran Animal. Animal era manejado por Frank Oz, mientras que Henson se ocupaba del Dr. Teeth, teclista y líder de la banda.

La Eletric Mayhem en riguroso directo.

Uno de los alicientes de The Muppet Show era la presencia en cada programa de una estrella invitada de carne y hueso. Al principio, costaba encontrar invitados dispuestos a ir al programa y grabar sketches con los muppets, pero todo cambio con el éxito que obtuvo. El día que Rudolf Nureyev aceptó participar en el programa, se acabaron de golpe todas las dudas acerca de si era o no una buena idea aparecer rodeado de marionetas en un programa de humor. Por el teatro de los muppets pasaron Sylvester Stallone, Peter Sellers, Vincent Price, Steve Martin, Elton John, Alice Cooper o John Cleese de los Monty Python.

Alice Cooper y los muppets.

A pesar de que hubo programas mejores y peores, en conjunto el resultado fue excelente. Marionetistas y guionistas trabajaron codo con codo para dotar al programa de un humor delirante pero inteligente, creando gags absolutamente geniales. Consiguieron además clavar a la perfección el ritmo frenético del show, que avanzaba a trompicones y era fruto de la improvisación la mayor parte de las veces (para desesperación de Kermit, todo un mártir). Algunos sketches eran impresionantes, por la calidad de los decorados y por el número de muppets en escena, pero sin que se notara el enorme esfuerzo que llevaban detrás. Precisamente, Henson sabía que la clave estaba en que no se notara el trabajo de los marionetistas, para que el público pudiera percibir como reales a las marionetas, para que se centrara en lo que estaba pasando y no pensara continuamente “uf, qué difícil debió de ser hacer eso”.

Kermit entrevista en exclusiva a Animal.

Los muppets actuaban con toda naturalidad, y así se demostró que era posible sustentar un programa para adultos en ellos, sin que la cosa chirriara. Henson y su equipo demostraron que un muppet podía ser tan buen actor como un humano (o mejor: Kermit es más expresivo que Russell Crowe y Ben Affleck juntos), a la vez que innovaban cada vez más en las técnicas para manejar sus creaciones. Mientras que en Barrio Sésamo eran más conservadores, en The Muppet Show se atrevían con todo: un muppet era capaz de cualquier cosa, sólo había que currárselo. La incorporación al equipo del técnico Franz Fazakas supuso un paso más en la sofisticación de los muppets, ya que permitió crear sistemas de control remoto para una parte de la marioneta o para toda ella, abriendo todo un mundo de posibilidades.

La encarnación original de The Muppet Show duró ciento veinte programas (cinco temporadas), tras los cuales Jim Henson decidió que ya habían hecho todo lo que podía hacerse en ese formato, y se encaminó a nuevos retos, que veremos en próximos artículos.

Anuncios

One thought on “Barrio Sésamo y The Muppet Show.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s