Jim Henson: Epílogo.

El 16 de mayo de 1990 Jim Henson moría en Nueva York víctima de una neumonía. Tenía sólo cincuenta y tres años. Unos días después, se oficiaba su funeral en la catedral de St. John. Por deseo expreso del propio Henson, el funeral se hizo abierto a todo el mundo, con el único requisito de no llevar ropa negra. La gente del Muppet’s Workshop decoró la catedral, y una banda de jazz tocó música en directo. Y junto a familiares, compañeros y amigos, hubo muppets. Y a nadie le pareció de mal gusto o fuera de lugar. Simplemente, en una celebración de la vida y la obra de Jim Henson no podían faltar. Varios de sus colaboradores hablaron en su recuerdo, entre ellos Frank Oz, su mano derecha durante prácticamente toda su carrera. Big Bird cantó It’s not Easy Being Green (Kermit no podía. Se había quedado sin voz), y al final del acto todos los muppets, de todas las series creadas por Henson, interpretaron el tema popular When the Saints Go Marching In. Fue el mejor homenaje posible a un hombre que dejaba un enorme vacío, pero también un gran legado.

Quizás el mejor homenaje que se le pudo hacer es mantener viva su compañía. No nos engañemos, es una multinacional que da muchos beneficios, pero igualmente cierto es que el espíritu de Henson se respeta y que sus sucesores son conscientes de su legado y de la enorme responsabilidad que tienen. Tras la muerte de su fundador, la Jim Henson Company quedó en manos de sus hijos. Años después pasaron por serias dificultades económicas que les obligaron a vender la compañía, aunque la recompraron poco después. Sesame Street siguió emitiéndose con nuevas temporadas, y además, se produjeron varias de una nueva versión de The Muppets Show, titulada Muppets Tonight, con personajes clásicos y otros nuevos, y que trasladaba la acción del clásico teatro a un estudio de televisión. Steve Whitmire se hizo cargo de la enorme tarea de manejar a Kermit sucediendo a Henson, y el resto de sus personajes fueron adoptados por los más veteranos de sus colaboradores.

Aunque lo he intentando a lo largo de esta serie de artículos, no hay palabras que le hagan justicia. Jim Henson fue sin discusión uno de los creativos más importantes del siglo pasado. Un trabajador incansable, un artesano, un creador de mitos contemporáneos. Hoy, dieciocho años después de su muerte, no todo el mundo recuerda su nombre, pero siempre recordaremos sus personajes. Y eso lo hace inmortal.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s