Five Miles Out, de Mike Oldfield.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Durante 1981 Mike Oldfield había estado de gira, por tercera vez en su carrera, y en esta ocasión acompañado por una de las mejores bandas que ha llevado nunca: los percusionistas Mike Frye y Morris Pert, el teclista y hombre para todo Tim Cross, la vocalista Maggie Reilly y el guitarrista y bajista Rick Fenn. Todos excelentes intérpretes y, en el caso de Pert y Cross, también compositores de mucho talento. Fruto de la convivencia y el intercambio de ideas con este grupo, y quizás también de aquella terapia, la exégesis, que le curó o le convenció de que le había curado de su misantropia unos años antes, Oldfield formó lo más parecido que ha tenido nunca a una banda estable. Durante un brevísimo tiempo hasta se habló del Mike Oldfield’s Group. Five Miles Out (1982) es el único resultado discográfico de aquello, pese a que, de forma injusta, el disco se editara bajo el nombre de Oldfield solamente.

Five Miles Out es para mí el único álbum que puede disputarle un puesto a los cuatro primeros más Amarok en lo más alto de la clasificación de sus trabajos. Es un grandísimo disco que, tras dos de transición, dos discos menores sin las altas pretensiones del inicio de su carrera, nos devuelve a un Oldfield pletórico, en plena forma con las guitarras y lleno de ideas en la composición, lo que demuestra, una vez más, lo bien que le sentaba —y le sentaría hoy— a este hombre la cercanía de buenos músicos. Es también el mejor ejemplo de cómo reinventarse a sí mismo, de cómo presentar un nuevo sonido sin dejar de ser el de siempre, sin escudarse en eso para ofrecer productos de ínfima calidad —como ocurrirá en los 90 y más allá—. Five Miles Out, casi el único disco en el que hay aportaciones significativas en la composición de otros músicos, tiene un sonido rockero, más agresivo y punzante que el Oldfield de los setenta, de corte más sinfónico. Es el sonido que marca la pauta que seguirá su música en toda la década, al igual que la alternancia de temas instrumental largos —normalmente una cara del vinilo— y temas breves, con canciones de vocación pop incluidas.

Musicalmente hay mucho que comentar. Hablaba antes de un sonido nuevo: sobre todo se nota en el toque diferente en las guitarras, ahora más concisas, sin los larguísimos desarrollos que podía ofrecer antes, pero aún con mucha calidad y sobre todo más duras, no sólo las de Oldfield, sino también las de Fenn, que se notan y mucho. Los usos de Vocoder y sintetizadores —el Fairlight sobre todo— más mesurados que en QE2 y la percusión, ya plenamente rockera, con baterías, presentes ya en Platinum y QE2, pero aquí mucho más importantes, son también esenciales en el sonido de Five Miles Out.

Taurus II es el epítome de todo esto, y por extensión el mejor tema instrumental largo de los ochenta de Oldfield. Son casi veinticinco minutos llenos de fuerza, una concatenación de temas de entre uno y dos minutos en los que repitiendo una fórmula típica de su música —presentación de melodía, complicación, clímax final— se exploran nuevos territorios, gracias a que es un trabajo en el que todos aportan algo compositivamente, sin dejar de sonar como un todo. El pulso de Taurus II, las idas y venidas entre momentos duros y relajados, es el mismo que en sus mejores discos, aunque se le pueda achacar cierta prisa, cierta falta de desarrollo en esos temas, que a veces se echa falta dada su calidad. Sin embargo, y aunque hacia el final, con la parte de los cánticos de sana rosana, pierda fuelle, contiene algunos momentos espectaculares, intensos, que rara vez repetirá en el futuro. Orabidoo es una especie de continuación, más breve, pero igualmente intensa, con una bonita sección de Vocoder y un guiño a Conflict, tema de QE2, y Mount TeideTeidi, por una errata jamás corregida en veintisiete años, que se dice pronto— es un precioso temita de carácter intimista que cuenta con la percusión de Carl Palmer, una de esas pequeñas joyas instrumentales que Oldfield componía en los viejos tiempos.

Mención aparte, por lo novedoso, merecen Family Man y Five Miles Out. Oldfield cedía al fin a las presiones que desde Virgin le instaban a componer hits de pop/rock comercial, que reconquistara al público masivo al que ya no interesaba las composiciones complejas del progresivo. Supongo que la colaboración con músicos acostumbrados a ese género facilitó las cosas a un Oldfield que, al menos, consiguió lo que se le pedía: Family Man, sin llegar a las cotas que alcanzaría después Moonlight Shadow, fue un éxito en las listas. A mí personalmente nunca me gustó demasiado; prefiero mil veces antes Five Miles Out, que es una canción con cierta complejidad, que además encaja perfectamente en la línea rockera del disco e incluso reinterpreta el inicio de Taurus II, siendo quizás la mejor canción vocal de su discografía, precisamente por no caer en los mecanismos en los que cae Family Man. Pero, independientemente de su calidad, el problema es otro: se había abierto la caja de los truenos. ¿Qué pinta Mike Oldfield haciendo pop comercial? ¿Qué sentido tiene? Incluso aunque muchas veces los resultados son excelentes, dentro de los estándares del género, es tirar el talento, acostumbrarlo a fórmulas fáciles y sin complicaciones. Es como usar carne de ternera de primera para hacer hamburguesas del Burger King. Repito que a mí hay varias canciones de Oldfield que me gustan, y unas pocas, mucho. No tiene nada que ver. Estamos hablando de la persona que compuso Ommadawn e Incantations, por poner dos ejemplos. Verlo plegado a radiofórmulas es algo triste, y lo peor es que no dejo de pensar que por empezar a ceder a principios de los 80, acabó cediendo mucho más en el futuro, de la misma forma que por hacer pop, acabó haciendo muchas otras etiquetas que limitaban lo que antes era, simplemente, su música. Sin calificativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s