Sayonara, Usui Sensei.

No quería aún hacerme eco de la noticia porque no estaba confirmada, pero acabo de leer en la Cárcel de Papel que lo que me temía desde hace una semana se ha hecho realidad: ha muerto Yoshito Usui, creador de Shin-Chan. Salió a hacer senderismo y no volvió. Hoy se ha recuperado su cuerpo de un precipicio. Y no por digerirla poco a poco me deja su muerte mejor cuerpo. Con sólo cincuenta y un años nos quedamos sin el creador de uno de los personajes de anime y manga más conocidos y más universales. Shin-Chan, tanto en su versión de papel como en la serie televisiva, ofrecía una sátira certera y divertidísima de la sociedad y la cultura japonesas, ponía de manifiesto nuestras debilidades y contradicciones como seres humanos, y por encima de todo, hacía reír. Da igual lo jodido que esté: ver un capítulo de Shin-Chan me hace soltar una carcajada detrás de otra. Su visión de la infancia, con esos niños que pese a razonar casi como adultos mantienen una inocencia y optimismo contagiosos, se une a su retrato costumbrista de una familia media japonesa para ofrecer historias en las que el humor escatológico más básico se mezcla con una ternura emocionante —nunca olvidaré el capítulo en el que se pierde Nevado—, en las que cabía cualquier tema, cualquier argumento.

Me ha dejado mal cuerpo, sí. Pero sé que tengo que hacer para que se me pase: ver su obra una vez más. Porque aunque él no esté, Shin-Chan seguirá, para siempre, haciendo el baile del culo. Gracias, señor Usui.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s