2015, versión española.

Parece mentira lo fácil que es conseguir plutonio hoy en día en eBay, y encima te lo sirven en menos de veinticuatro horas. Vuelvo a coger el De Lorean y viajo de nuevo a 2015 para echar un vistazo al panorama del cómic nacional —y si alguien no sabe de qué carajo estoy hablando, que pinche aquí.

Poco sorprendentemente, el mercado español va unos cuantos pasos por detrás de otros como el americano o el francés. El retraso con el que van llegando los nuevos soportes y sus precios aún demasiado elevados, el inmovilismo de la mayoría de las editoriales —tanto de cómics como de literatura— y lo reducido del número de lectores ha posibilitado que el panorama no haya cambiado demasiado por la implantación del formato digital. Sin embargo, en 2015 la situación ha cambiado de golpe.

Durante cinco años, las editoriales se han dedicado a debatir de manera abstracta acerca de los cambios que los lectores electrónicos iban a suponer, pero no han ejecutado prácticamente ningún movimiento para adaptarse. Año tras año seguían hablando del libro y el cómic electrónico como el futuro, y para cuando fue el presente, ya era demasiado tarde. Así que ahora la mayoría de las editoriales se están pasando al nuevo formato a toda prisa para intentar recuperar el mercado perdido y evitar que el lector obtenga gratis lo que le interesa. Por supuesto, durante estos cinco años no han parado de quejarse y llorar pidiendo al gobierno que haga algo. No ha servido de nada.

Irónicamente, el hecho de que en gran medida el mercado del cómic esté sustentando por un núcleo duro de coleccionistas facilitó sobrevivir a muchas editoriales, que ya estaban acostumbradas a las ventas precarias. Dichos coleccionistas seguían interesados en tener ediciones en papel, de forma que las ventas no han caído tanto como en otros mercados. Sin embargo, la crisis se acabó llevando por delante a varias editoriales unipersonales que no pudieron hacer frente a la situación económica. Para cuando ésta empezó a remontar, ya no merecía la pena montar una editorial tradicional, pero en cambio han aparecido varias editoriales que ofrecen sus obras únicamente en internet. Asimismo, la autoedición en la red se ha puesto cada vez más de moda. Fanzines y revistas proliferan en internet, y han ido apareciendo muchos autores noveles que tienen en ellos una oportunidad de darse a conocer.

Planeta dejó de publicar el material de DC hace un par de años. Dada su habitual transparencia, aún no se tiene muy claro si fue decisión suya, de DC, si acabó el contrato, si no se renovó… El último año en el que ostentaron sus derechos, inundaron el mercado con ediciones de todo tipo, incluyendo su tercera edición de Sandman, en la que esta vez los arcos argumentales aparecieron por orden alfabético. Los fans siguen pidiendo una nueva edición.

Sin DC, la editorial intentó seguir publicando otros materiales, pero en 2015 han anunciado que dejan el negocio. Echan la culpa a las nuevas tecnologías, y Hernando dice que los fallos en sus ediciones son pocos y los que se quejan unos friquis con demasiado tiempo libre.

Panini también ha dejado de publicar grapas, toda vez que Marvel ha decidido recientemente ofrecer ella misma sus cómics en la red y traducido a todos los idiomas. Al principio las traducciones eran un poco extrañas, pero han acabado contratando a personal externo, antiguos colaboradores y packagers de Panini, que se encarga de las mismas. Se está especulando con la posibilidad de que ante la nueva situación, Marvel rescinda el contrato con Panini para la distribución de su catálogo en Europa o no lo renueve.

Glènat se está forrando con las descargas de manga en su página web. Sigue editando alguno escogido en papel, y sobre todo, ha seguido recuperando clásicos del tebeo español en ediciones de lujo y tiradas reducidas.

En estos cinco años, Random House/Mondadori se ha convertido en una de las principales editoriales de tebeos. Principalmente se dedica a publicar el material independiente proveniente de EE UU, prepublicado en internet y posteriormente publicado en papel si ha demostrado que puede ser rentable. En breve va a ocupar el lugar de Panini publicando material de Marvel en tomos.

El resto de pequeñas editoriales van adaptándose como pueden al mercado digital. muchas han optado por la fusión, otras han desaparecido, otras ya sólo publican en dicho formato. Ha aparecido el primer portal que permite descargar obras del catálogo de varias editoriales más las novedades por una cantidad mensual.

En líneas generales, se ha reducido mucho el número de novedades mensuales con respecto a los tiempos de inflación que alcanzaron su cima en 2009 ó 2010. Las editoriales seleccionan mucho lo que publican en papel, pero también lo que publican en formato digital, porque no siempre compensa pagar los derechos. El cómic español sigue siendo una parte pequeña del pastel, y vivir de hacer tebeos sigue siendo casi imposible; los editores dicen que es culpa de las nuevas tecnologías, y omiten el dato de que en los últimos veinte o treinta años el 98% de los autores no ha podido vivir de su trabajo. Han proliferado las autoediciones en internet, tanto de autores que se montan el negocio por su cuenta, como de webcomics gratuitas, o publicaciones en portales tipo bubok y algún otro específico de cómics que ha aparecido recientemente.

Se ha desvelado que el año que viene Ibáñez editará un nuevo álbum de Mortadelo que tratará la novedosa temática de los Juegos Olímpicos. En diversos sitios de internet se asegura que llevará por título La Olimpiada, ¡qué putada! Será el tebeo más vendido del año, en papel o en formato digital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s