Los Vengadores, de Bob Harras y Steve Epting.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Hace poco me compré a precio de saldo un tomo de aquellos que Planeta, cuando todos la llamábamos Forum, sacó en 1994, cuando cerró casi la mitad de sus series: Grandes Sagas. La idea era sacar al año un tomo con el material que se habría editado en grapa, pero con el lógico ahorro de costes —tanto para la editorial como para el lector, no como ahora—. El tomo en cuestión es el primero de dos que llegaron a editarse de Los Vengadores. En principio no esperaba gran cosa del material: me interesaba básicamente por Sersi, Crystal y la Viuda Negra. No penséis mal, cochinos: es que uno anda escribiendo e investigando sobre el tema de la mujer en los cómics de Marvel, y esta etapa, que no conocía apenas de primera lectura más allá de algún cross-over, tenía un importante protagonismo femenino. Más allá de eso, me ha sorprendido que no está tan mal como esperaba.

No es la octava maravilla del mundo, pero los guiones de Bob Harras tienen su aquel. Conoce la historia del grupo y aunque no tenga la pericia de un Kurt Busiek, sabe cuál es el tono que debe tener la serie —el scope, que decimos ahora—, y cómo funciona en una serie de grupo el protagonismo coral. Es muy curioso además ver esta especie de híbrido entre los viejos y los nuevos tiempos, entre los héroes de toda la vida y los furiosos noventa que, paradoja, el propio Harras estaba impulsando como editor en las series de mutantes. Aquí los Vengadores siguen siendo héroes, pero sí emplean métodos un poco más expeditivos que de costumbre: Sersi llega a cepillarse a un sacerdote chungo de Polemachus. Están todos como cabreados, con los dientes apretados y con chupas muy chulas. Era el signo de los tiempos, pero Harras supo encontrar espacio para momentos costumbristas de los que siempre habían caracterizado a la serie: una cena de gala, un paseo por el parque, y el romance que nunca puede faltar en la serie. Aquí en este aspectos copa todo el protagonismo el triángulo amoroso entre el Caballero Negro, Sersi y Crystal, una situación complicadísima que nada tiene que envidiarle a los culebrones —maravillosos culebrones— de Roy Thomas y Steve Englehart en los setenta. El resto del equipo lo completan la Viuda Negra, la Visión —en su aspecto y personalidad “blancas”—, y Hércules. Quizá una de las formaciones más atípicas que ha tenido el grupo, y además de las más duraderas. Sorprende la ausencia de todos los fundadores —el Capitán América aparece sólo en la última aventura, y Thor sale al principio, pero era la época en la que no era el original, sino Eric Masterson—, pero el grupo de Harras tiene química, y despierta el interés del lector, sobre todo por el mencionado triángulo, pero también por el dubitativo liderazgo de la Viuda Negra o las dudas existenciales de la Visión. Harras sabía que en Los Vengadores la regla de oro era el cambio permanente: dado que había decidido no mover demasiado su alineación, los cambios son de otro tipo: el nuevo cuerpo de la Visión, que recupera su aspecto rojo de toda la vida, o el vínculo místico que se crea entre Sersi y el Caballero Negro.

La mezcla de épocas también se aprecia en los adversarios: tenemos, por un lado, una aventura en Polemachus junto a Arkón y Thundra, y por otro, la Saga de Proctor, villano de ominosos y confusos planes creado por Harras. En ambas historias aún se arrastran algunas de las convenciones más clásicas del género —esos villanos que hablan de sí mismos en tercera persona, por ejemplo—, pero se leen con agrado incluso hoy.

Steve Epting dibuja casi todo el material, de manera competente, aunque esté a años luz de su trabajo reciente en Capitán América. Un clásico Tom Palmer al que quizás ya le pesaban un poco los años realiza un entintado a veces demasiado apresurado, pero que le da un toque clásico al acabado que contrasta con ese giro que estaba teniendo lugar en la serie. No es la mejor etapa de Los Vengadores, ni siquiera una de las cinco o seis mejores, pero es digna continuadora de su legado, y una lectura además bastante entretenida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s