Rey Rosa, de David B.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Casi con nocturnidad y alevosía ha aparecido este mes una novedad del siempre interesantísimo David B.: Rey Rosa. Excelentemente publicado por 001 Ediciones, el álbum aparece sin haber sido anunciado previamente —o eso creo, lo mismo estoy metiendo la pata—, y sin obtener apenas respuesta en la blogosfera. Una pena, porque Rey Rosa es una gran lectura.

Creo, además, que por primera vez con un cómic de David B. he superado el síndrome de La Ascensión del Gran Mal, ése que me hacía decir en cada reseña “qué bueno es, pero no puede compararse a su gran obra, que le pesará toda la vida”. Pues bien, para mí al menos esta vez no ha sido así. Tal vez sea porque hace ya un tiempo que no releo la que es una de mis tres, cuatro o cinco obras favoritas —según el día—, pero no he tenido esa sensación. Dicho de otro modo, no espero ya otro tebeo similar en la carrera de David B. y, creo, soy capaz de disfrutar y valorar cada uno de sus cómics por lo que es.

Rey Rosa es un relato plenamente davidbeiano —toma ya palabro—. Da lo mismo que sea una adaptación de un cuento del escritor Pierre Marc Orlan: David B. tiene la habilidad de hacer suya cualquier historia. Tengo la impresión de que lo haría hasta con Crepúsculo -y digo esto porque creo que David B. no lee castellano-. En las escasas páginas de este álbum nos sumergimos en el habitual universo simbólico y gráfico de un dibujante superdotado, que nos lleva de la mano a través de una historia de fantasmas piratas, que a bordo de El Holandés Errante, vagan por toda la eternidad intentando hundirse, pero sin conseguirlo, porque el mar los rechaza. La fauna marina, las olas, las tormentas, se retuercen para componer esas escenas entre lo onírico y lo siniestro que David B. ha perfeccionado hasta niveles increíbles. Creo que no exagero si digo que en Rey Rosa encontramos algunas de las mejores páginas a color de su producción —aunque a mí me ha gustado siempre más en blanco y negro—, o al menos las más pulidas y estudiadas.

La danza macabra de los esqueletos piratas tiene cierto encanto infantil, reforzado cuando éstos encuentren un bebé que deciden quedarse para que les anime la existencia. El muchacho, el Rey Rosa, crece junto a los muertos sin saber que él no lo está. La secuencia en la que se da cuenta de que es diferente y al preguntarle a sus amigos éstos le hablan de los vivos, es sin duda la mejor del cómic, y demuestra el increíble poder que tiene el dibujo de David B., que aquí prescinde de textos y deja que sea la imagen pura la que narre y cree sensaciones en el lector, y de qué manera. El final, melancólico y triste, llega abruptamente, dejando al lector con una sensación de vacío muy extraña, echando en falta más páginas pero sabiendo, en el fondo, que no era necesaria ni una más. Porque además de todo lo que se ha dicho, no puede dejar de señalarse que Rey Rosa es también un ejercicio de concisión narrativa considerable, en el que el ritmo del relato siempre se mantiene, y donde éste concluye donde se debe.

Uno de los mejores tebeos de David B., en definitiva, y uno de los mejores que he leído en lo que llevamos de año. Ojalá se venda bien, y más teniendo en cuenta que se arriesga a sacarlo una editorial pequeña, a un precio no excesivamente caro —aunque estamos en lo de siempre: me sobra la tapa dura para tan pocas páginas; podría haberse sacado, imagino, por unos diez euros sin ella—. Pero en todo caso, merece mucho la pena. David B. es un autor imprescindible para entender la revolución de la BD, pero más allá de eso es un narrador brutal, de los que no abundan, y que sigue en plena forma. Y que dure.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s