Los ojos del gato, de Alejandro Jodorowsky y Moebius.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La revolución que encabezó Humanoides Asociados en el cómic francés de los años setenta fue sin duda uno de esos periodos que marcan irremediablemente el medio. La ruptura con la serie tradicional, con el personaje fetiche, y la ¿definitiva? entrada del cómic en la edad adulta vinieron de la mano de toda una serie de autores que tenían conciencia de ello, que no se consideraban meros artesanos, sino “artistas”, con todo lo que eso conlleva. Hubo de todo, claro. Bueno y malo. Cosas destinadas a perdurar y otras puramente coyunturales, que hoy no guardan más interés que el histórico. Quizás los dos nombres más importantes de aquel movimiento fueron Alejandro Jodorowsky y Jean Giraud/Moebius, los firmantes de este extraño tebeo que ahora se reedita en el mercado español: Los ojos del gato.

Es extraño lo que me sucede con el volado de Jodo: cada vez que lo oigo hablar me quedo fascinado. Es un encantador de serpientes, un tipo que sabe capturar con la palabra, carismático, tanto que a veces creo que podría, no sé, asegurar que debajo de la corteza terrestre vive una raza de monos marcianos nazis que quiere dominarnos, y yo seguiría atendiendo embobado. Y sin embargo, como guionista de cómics siempre me ha dejado más bien frío. Correcto, sí, pero densísimo, y demasiado tendente a los mismos temas mágicorreligiosos. De Moebius poco puedo decir yo. Uno de los grandes dibujantes de todos los tiempos, que sin embargo, como guionista se pierden todavía más que Jodorowsky. Me gustaría leer su Inside Moebius, en el que probablemente me encuentre otra cosa muy diferente, pero sus obras de los setenta son… inclasificables.

Porque él, al igual que el chileno, estaba inmerso en una espiral de experimentación en la que la libertad total no siempre devenía en obras coherentes: muchas veces lo importante era el laboratorio narrativo, el experimento por el experimento, el provocar sensaciones y emociones a un lector acostumbrado a cosas más convencionales. No tiene nada de malo: el cómic puede ser eso, y mucho más. Criticar aquellas historias por esto sería tan absurdo como criticar El perro andaluz de Buñuel: sus objetivos son otros, su función es diferente a las historias convencionales. Lo cual tampoco significa que todo valga, claro. Había mucha pose y mucha basura disfrazada de falsa trascendencia.

No es el caso. No voy a decir que Los ojos del gato me haya parecido una obra maestra, porque no sería verdad, pero sí que es un cómic interesantísimo. Y magnético: hay algo en sus páginas extraño y alienígena que hace que se uno se vea inmerso en él de inmediato. Es el dibujo de Moebius, claro, con esas arquitecturas tan características, con el uso del espacio y la geometría. Pero también es el bicolor, y la composición de páginas, con grandes viñetas, y el conciso texto como mero apoyo a un lado, sin bocadillos. Lo mejor es cómo todo esto se conjuga de manera perfecta para crear un universo extraño y poético, pero también perturbador. A nivel formal, sorprende la contraposición de las páginas pares e impares, que muestran cada una un punto de vista, el del niño y el del águila, como si de dos cámaras se tratara, lo que permite a los autores acelerar el ritmo, paradójicamente a base de mostrar más momentos de la acción. De esta forma se alcanza un clímax magistral, en el que lo de menos es el supuesto impacto de la frase final del muchacho protagonista, a pesar de que, para qué negarlo, su imagen mientras “juega a ver” sí que es, cuanto menos, inquietante.

Un cómic interesante y recomendable para el lector abierto al experimento, pero tampoco mucho más. Tampoco hace falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s