The Walking Dead (TV).

Unas palabras sobre la serie de televisión inspirada en ese pedazo de tebeo de Robert Kirkman, aun concediendo que todavía es pronto para emitir un juicio definitivo: no me está gustando nada. Me parece un rollete, vaya. Aburrida y leeenta, cual zombi persiguiendo a Rick. Llevamos cuatro capítulos y siguen apalancados junto a Atlanta. En cuatro capítulos no hemos catado nada parecido a los geniales giros argumentales del cómic. Ni da más miedo, ni desde luego se ve con la misma sensación de malestar en el estómago, de tensión constante. Los personajes no te atrapan igual, en parte porque el cásting es malillo, especialmente Rick, que no me pega en absoluto, pero también casi todos los demás, salvando quizás a Dale.

No tengo ningún problema, y de hecho lo esperaba, con que introduzcan cambios en la historia original y tramas y personajes nuevos. Pero es que aburren. No mejoran en nada al original, ni aportan nuevas perspectivas. Me parece bien contar lo mismo de otra manera, pero así no funciona. los personajes nuevos de momento son terriblemente estereotipados: el maltratador de mujeres, su esposa con el pelo rapado para que se vea que no tiene autoestima y el espectador no tenga que pensar demasiado, los rednecks militaristas, el negro gordo con nombre de rapero. Molestan porque les quitan protagonismo a los personajes del cómic, que aquí, de momento, están mucho menos desarrollados. Ah, y han quitado a los dos gemelos, lo cual me jode bastante porque ambos protagonizan el que, creo, es el momento más duro de toda la serie.

El último capítulo, con toda la trama de los pandilleros chungos que luego al final no lo son tanto, y Jim convertido en un iluminado con sueños del futuro, me ha parecido un rollo. Quiero, queremos, más interacción entre los personajes, más humanidad, más desarrollo. Sólo llevan cuatro capítulos, vale, pero es que a este paso nos morimos de viejos antes de que lleguen a la cárcel, donde la serie despegaba de verdad, o de que aparezcan Tyreese, Hershel o Michonne.

Me molesta también que los guionistas se hayan cepillado elementos incómodos, políticamente incorrectos: Carl llevando pistola, Andrea y su hermana adolescente durmiendo con el vejete Dale. No sé yo si se van a atrever a mostrar las cosas más duras que aparecen después.

En fin, que tanto bombo —me niego a usar hype teniendo una palabra tan sonora en castellano para lo mismo— para al final esto. No me extraña que apenas nadie esté comentado lo que va de serie. Es un producto profesional, muy bien hecho, con un maquillaje más que decente para los zombis, pero aburre a las piedras. Aun así habría que darle un voto de confianza, porque también hay que conceder que los dos primeros tomos de la serie de cómic son los menos buenos, pero claro, se leen en un suspiro. Aquí vamos a tener que esperar meses, si es que aguantamos, porque a este paso…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s