El señor cocodrilo está muerto de hambre, de Joann Sfar.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Sin hacer ruido ni levantar demasiados comentarios, Ponent Mon ha publicado esta pequeña joya, El señor cocodrilo está muerto de hambre, de Joann Sfar, rescatándola del pasado remoto —2003, nada menos— para disfrute de los incondicionales del francés.

Y es que me ha parecido una maravilla. Es una obra sin pretensiones, pequeña en formato e intenciones, alejada de la “ambición” —y las comillas son porque, realmente, si algo no es Sfar como autor es pretencioso— de El gato del rabino o Klezmer, pero es, igual que éstas, Sfar en estado puro. Un Sfar que se divierte, y que transmite esa sensación al lector, como siempre, de manera auténtica y absoluta. Es imposible no pasárselo genial leyendo la historia de un cocodrilo que se harta de tener que estar buscando presas todos los días y, tras intentar llegar a un acuerdo con un cerdo para que le suministrara congéneres a diario —a propuesta del propio cerdo, el muy cabrón—, decide marcharse a la gran ciudad, con la esperanza de que allí las cosas serán más fáciles. Conoce a una niña que le intenta enseñar los mecanismos de la sociedad, pero con más bien escaso éxito: el cocodrilo acaba en la cárcel por zamparse a la gente. Delirante, en serio.

Utilizando una mezcla de historieta y prosa, Sfar adopta un tono de cuento infantil que le viene como anillo al dedo, apuntalado siempre por su sentido del humor más gamberro y casi gore, que recuerda mucho al vídeo clip de animación que realizó hace unos años para Thomas Fersen. La gracia está en que es todo lo contrario a un cuento: no hay lección moral alguna. El señor Cocodrilo sucumbe una y otra vez a su hambre y se come al primero que pase por ahí. Y encima Sfar se recrea tanto con el texto como con el dibujo del cocodrilo en esos momentos. Los padres de la niña, que están en la misma cárcel en la que meten al protagonista, están encarcelados no por robar para comer ni ninguna otra dickensiada parecida sino que, en palabras de su hija, “planearon un robo para hacerse más ricos, pero los cogieron”. Y al final, se escapan con el cocodrilo y todos se van a su selva. El cocodrilo hasta se liga a la tía borracha de la niña, y se comen a los cerdos de la granja.

Y qué decir del dibujo de Sfar. Aplicando él mismo el color con sus acuarelas es maravilloso, aunque aquí esté más conservador en ese aspecto que en Klezmer. El dibujo también es más acabado, no hay cambios bruscos de estilo y termina las figuras, dándole a todo un ire humorístico-siniestro muy divertido, sobre todo cuando el cocodrilo se come a algún incauto. La mejor escena del tebeo, sin duda, es en la que el señor Cocodrilo, en el supermercado, le cuenta a la niña cómo toda la carne que se vende proviene de animalitos: “Aquí tenemos la pata de un corderito que arrancaron de su madre para degollarlo”. Con la pobre niña, que previamente había reprochado al cocodrilo lo bestia que era por comerse animales, aterrorizada, claro; puro Sfar.

Sé que parecerá exagerado y que nadie se acordará de El señor Cocodrilo está muerto de hambre cuando dentro de nada toque empezar a hacer listas, pero para mí ha sido uno de los cómics del año, aunque no sea una “obra mayor” ni apunte tan alto como otras novedades que hemos tenido en 2010. No tiene, obviamente, las pretensiones de un Asterios Polyp o un Alec, ni quiere ser una obra trascendente, ni inventar nada. Pero dentro de lo que es, es un tebeo redondo, con uno de los mejores autores del momento pasándoselo teta. Una gamberrada perversilla, de valores invertidos, sin moralina, donde son los malos actos los que tienen recompensa y el héroe es un cocodrilo tragón que hace lo que quiere y se sale con la suya. ¡Perfecto para regalárselo a los críos estas navidades!

Anuncios

One thought on “El señor cocodrilo está muerto de hambre, de Joann Sfar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s