Wimbledon Green, de Seth.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Los designios del lector de cómics son inexcrutables. Eso es lo único que (no) explica que corriera a comprar vía internet The Great Northern Brotherhood of the Canadian Cartoonists en cuanto estuvo a la venta y en cambio esté esperando pacientemente desde 2005 a que Wimbledon Green fuera publicada en castellano.

            Pero el caso es que al fin lo tengo y lo he leído, y me ha parecido fabuloso. Como decía Santiago García, forma un un díptico con GNBCC, son dos obras que se complementan a la perfección y cuyas gestaciones están muy unidas entre sí. Son dos tebeos improvisados, dibujados en cuadernos de notas según iban ocurriéndosele cosas a Seth. Y claro, sabiendo esto, lo primero que sorprende al leer cualquiera de los dos es la increíble coherencia y sentido que tienen las historias que está contando para no estar planificadas desde el principio. Es fruto de sus conocimientos sobre el medio pero también de sus ideas sobre el mismo. Porque si algo ha quedado claro sobre Seth a lo largo de los años es eso: tiene las ideas muy claras. Ha visto la evolución del medio que ama y ha reflexionado sobre él, ha creado un discurso como autor reconocible y con sentido. Todo lo que hace lo hace por algo. Luego por supuesto los tebeos que dibuja gustarán más o menos, serán mejores o peores, pero no da puntada sin hilo.

            Centrándome en Wimbledon Green —de GNBCC ya hablé en su día—, es la historia del mayor coleccionista de comic books de la historia. Vive inmerso en un mundo casi al margen del real, de subastas, guías de precios, estados de conservación y primeras ediciones que, aunque está exagerado por Seth, no está muy lejos del mundillo del coleccionismo real. Las habilidades de Green —puede reconocer el año de un cómic sólo viendo sus grapas— también han de estarlo, porque tienen que parecer marcianas al lector habitual de tebeos, igual que a nuestros amigos que no son lectores habituales les resulta marciano que podamos diferenciar a un Spiderman de Gil Kane, de uno de Ross Andru o de otro de John Romita.

            Donde GNBCC nos daba una visión desde dentro de la industria, desde el punto de vista del creador, Wimbledon Green nos la da desde fuera, desde el lector, o, más bien, desde el coleccionista, que no es lo mismo. El coleccionista que retrata Seth es un individuo al que lo que menos le importa es el contenido de los cómics que atesora. Se sabe de memoria los nombres de autores y personajes, todas las cabeceras de cada editorial y los años de edición. Pero valora los tebeos como objetos, como piezas de una colección inabarcable. Los hay que buscan desesperadamente recuperar su infancia, y otros que van más atrás y quieren volver a una época que nunca vivieron —como el villano Jonah, de aspecto sospechosamente parecido al del propio Seth—. Pero todos se ven inmersos en un disparatado mundo de engaños, mentiras y traiciones, un mundo de personajes sin ética dispuestos a todo contal de conseguir el cómic raro que les falta. Se va viendo en todas las secuencias documentales pero sobre todo está presente en la disparatada aventura central, The Green Ghost, donde la búsqueda del tebeo más raro del mundo deriva en un argumento digno de cualquier película de espías.

            No es lo único que hay en Wimbledon Green. Con extraordinaria habilidad, Seth entrelaza ese alucinante mundo del coleccionismo con las historias personales de varios de los coleccionistas, y al mismo tiempo desarrolla una investigación sobre la verdadera identidad de Green, todo un misterio. Pero sobre todo trata de la industria, del aficionado al cómic de la vieja guardia, de autores perdidos en el tiempo. Y de una actitud que Seth cree, y estoy de acuerdo, que terminó por hacerle mucho daño al cómic.

Reseña de Wimbledon Green en Entrecomics, por Iñaki Sanz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s