Moebius.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

           Esta mañana ha muerto Jean Giraud a la edad de setenta y tres años. Fue un dibujante extraordinario, dotado de un talento que aguanta pocas comparaciones, pero además fue un autor con conciencia de serlo. Hizo cómic de autor antes de que existiera el cómic de autor. Siempre inquieto, siempre aprendiendo, incluso en su vejez. Fue un artista polifacético, de estilo tan mutable que hasta fue dos dibujantes diferentes. Mientras Giraud dibujaba BD clásica de aventuras, Moebius rompía con cualquier cánon de dibujo y con un estilo depurado, limpio de líneas superfluas, con un uso del color sin precedentes, revolucionó el medio. Y en su madurez, libre de ataduras, fue lo suficientemente inteligente como para no perder el tren de la modernidad y se sacó de la chistera Inside Moebius.

            Moebius o Giraud, lo mismo da, es crucial para entender el cómic adulto europeo y mundial. Puede que no todas sus obras hayan aguantado igual de bien el paso del tiempo, pero su afán experimentador, su ansia por imaginar el futuro y crear nuevos mundos, fueron siempre los mismos. Resulta imposible aquí señalar todos los autores a los que ha influido, desde Caza hasta Frank Quitely, pasando, por supuesto, por gran parte de la nueva BD que empieza a surgir en los 80.

            La ciencia ficción le debe todo. La animación, mucho. Su influencia es decisiva en ese otro genio que es Hayao Miyazaki, con el que compartía una admiración mutua. El diseño, la publicidad, la ilustración, no serían hoy los mismos sin su obra, que trasciende los límites de la historieta e impregna toda la cultura. Moebius ha sido uno de los genios del siglo XX y uno de los autores de cómic más relevantes de todos los tiempos.

            Yo no puedo decir que Moebius sea un autor de cabecera para mí. Apenas forma parte de mi educación como lector y la mayor parte de sus obras las he ido leyendo ya de adulto. Yo no fui lector de Metal Hurlant, 1984 o Totem de chaval. Pero eso no me ha impedido nunca ser consciente de su talento y de su tremenda importancia para este medio. Sé que el mundo del cómic sin él hoy sería muy diferente, por muchos motivos. Fue un visionario al empezar a romper las reglas del dibujo y de los géneros, y buscó siempre la libertad como mejor campo para desarrollar su trabajo, y reinventarse una y otra vez de manera incesante. Cuando uno ve autores de cuarenta años ya totalmente anquilosados, iniciando su decadencia, o a otros de la quinta de Moebius convertidos en viejos gruñones para los que cualquier tiempo pasado fue mejor, valora mucho más la actitud abierta de Giraud y su capacidad para comprender cada momento que le tocó vivir.

            Pero todo se resume en una sola idea: Moebius entendió realmente que el cómic era un arte, con todo lo que ello implica. Y eso es lo mejor que nos deja.

ENLACES:

Pepo Pérez le está dedicando una serie de entradas a la figura de Moebius y las opiniones de diversas personalidades sobre él en Es muy de cómic.

En Entrecomics recopilan entrevistas, vídeos y curiosidades en torno a Moebius.

En Zona Negativa, un sentido homenaje con declaraciones de un montón de autores de todo el mundo sobre lo que Moebius ha significado para ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s