Building Stories: las primeras impresiones.

Hoy cuando he llegado a casa tras un duro día de trabajo —por decir algo— me estaba esperando una enorme caja de Amazon que sólo podía ser una cosa: Building Stories de Chris Ware. Lógicamente aún no me ha dado tiempo más que a empezar a leerlo, pero no puedo aguantarme las ganas de comentar un par de cosas tras el primer vistazo.

Más grande de lo que yo pensaba, más bonita, la caja que contiene todo el material es ya una obra de arte en sí misma. Cuando uno lo abre se encuentra con un paquete retractilado que contiene algo así como lo que era Lint multiplicado por diez. He ido sacando uno a uno los objetos de la caja y los he extendido sobre la cama, y os aseguro que impresiona. Impresiona comprobar hasta dónde ha llegado Ware en su perfeccionismo, en su búsqueda del futuro del medio, en su talento privilegiado y en su capacidad de trabajo inhumana. Con Building Stories Ware desafía cualquier clasificación formal y al mismo tiempo contiene todos los formatos: hay tebeos de grapa, tomos en tapa dura, minicómics, tiras desplegables y hasta un cómic en formato tabloide impreso en papel similar al de un periódico. La impresión que dan todos estos artefactos cuando se hojean es que no son obras independientes encerradas en el mismo contenedor, sino que son partes de un todo, de una sola obra, de un cómic dividido en unidades que, parece, se pueden leer en cualquier orden y estarán entrelazadas, y que cuyo intrincado formato estará no sólo justificado sino utilizado para exprimir sus posibilidades hasta el límite, y un poco más allá.

Del contenido no puedo decir mucho más, salvo que, aparentemente, Ware sigue su camino y mejora claramente al Ware del año anterior. Ya he visto un par de soluciones narrativas de caerse de espaldas, de ésas que no se han visto jamás en un cómic y que él encuentra con una facilidad engañosa. Y parece que centra el protagonismo en un personaje femenino, lo cual supone una novedad respecto a historias anteriores —a las que yo he podido leer al menos— interesante y necesaria en su carrera.

Supongo que cuando haya terminado de leer Building Stories dentro de dos o tres vidas escribiré más tranquila y extensamente sobre él. Por el momento sólo digo que me parece un puñetazo en la mesa, un acelerón salvaje de un autor que no quiere tener techo. Si parecía que los perseguidores de Ware se le estaban acercando —que lo dudo—, con esta caja los ha vuelto a dejar muy, muy atrás. Qué bueno debe de ser hacer tebeos y coincidir en el tiempo con Ware. Y qué jodido.

PS: Para echar un vistazo al invento, os recomiendo ver este vídeo colgado en Mandorla.

Más sobre Building Stories en Es muy de cómic.

Anuncios

4 thoughts on “Building Stories: las primeras impresiones.

  1. Simplemente por los vídeos y fotos (de “Es muy de cómic”, donde pepo despliega un fotorreportaje brutal y no se resiste a plantear cuestiones pre-lectura, como tú) ya queda claro una cosa: Ware ha vuelto a reventar preconceptos simplemente desde el formato. Aquí sí, formato (mejor, en plural: caja, comicbook, álbum, libro, ¿fanzine? hay de tó dentro), que usa sin cortapisas y trasciende debates estériles, a mi juicio. Juicio sobre vídeos y fotos ajenas, que aún no lo he pilado (Lo haré, cuando pueda, claro)

  2. Se me pasó ayer es entrada en Es muy de cómic, Octavio, la voy a añadir al post. Y sí, esto va a dar que hablar. Ojalá se publicara en España, pero no lo veo nada fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s