Astro-Ratón y Bombillita: Parece que chispea, de Fermín Solís.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La colección Mamut de Bang Ediciones es una magnífica idea editoral que creo que no está teniendo el eco merecido, aunque en Entrecomics se le dedicó en su día toda una semana que os recomiendo revisitar. Los libros de Mamut ofrecen algo que muchos reclaman pero, a veces, después ignoran: tebeos para niños, de entre tres y nueve años. No tebeos pensados para otras edades pero que pueden leer ellos, sino cómics directamente ideados para esas edades. Asumiendo mi parte de culpa, voy a acercarme hoy a Astro-Ratón y Bombillita: Parece que chispea.

            Su autor es nada menos que Fermín Solís, uno de los autores más destacados del cómic español de los últimos años y además uno de los principales representantes del cómic adulto contemporáneo. Por eso puede resultar llamativo que haga un cómic como Astro-Ratón y Bombillita, aunque yo creo que Solís siempre ha tenido una vertiente naif y una sensibilidad para lo relacionado con la infancia que podía explotarse perfectamente en un tebeo dedicado a la misma. Y funciona muy bien. Es una lectura encantadora y muy divertida, adecuada a niños de seis años pero no por ello carente de cierta mordiente y gamberrismo sano. Solís huye del azúcar y del moralismo que a veces se entiende que deben acompañar a los productos infantiles y les ofrece puro entretenimiento —entretener también es educar: el ocio es una faceta más de la vida a desarrollar—, sin coartadas y, como digo siempre, sin mirar de reojo a mamá y papá preocupado por su aprobación. La intención manifiesta de los editores de Mamut es precisamente ésa: potenciar la autonomía en la lectura de la infancia eliminando la mediación parental, de manera que se establezca una relación íntima entre el lector y la obra —y el autor— que sea similar a la que tendrá al crecer.

            Solís, con un grafismo que recuerda tanto a la nouvelle BD —especialmente a Trondheim— como a la escuela Bruguera, cuenta las aventuras de un típico explorador espacial un poco desastre, Astro-Ratón, y su fiel Bombillita, una especie de Sancho Panza que le da el contrapunto. La estructura es simple y clásica: cuatro viñetas por página, peripecias en sucesión con gags visuales tremendamente efectivos y final abierto que promete nuevas aventuras de los personajes.

            Partir de un tópico como es el viaje errante por el espacio le permite a Solís dibujar situaciones muy variadas ambientadas en diferentes planetas, a cual más llamativo. La influencia aquí de Star Trek es evidente y reconocida en un homenaje divertido y que aunque no creo que muchos niños lo cacen, entiendo que se incluya.

            Al final a Fermín Solís le sale un tebeo ágil y desenfadado, con un tono un pelo surrealista muy acertado. Tiene hombres chicle, peleas de wrestling y una caca que habla: es imposible que no le guste a cualquier crío.

Anuncios

2 thoughts on “Astro-Ratón y Bombillita: Parece que chispea, de Fermín Solís.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s