Entrevista con Pablo Ríos, autor de Azul y pálido.

Hoy Entrecomics Comics pone a la venta Azul y pálido, la primera novela gráfica de Pablo Ríos, también conocido en las redes sociales como Tebeobien. Ya hablaré más detenidamente de lo que me parece el cómic, pero hoy, como adelanto, tengo el enorme placer de ofreceros una entrevista que Pablo me ha concedido para hablar de Azul y pálido. Gracias, amigo. Os dejo con la entrevista.
.
.
.
.

La primera pregunta es inevitable: ¿cómo empezó esta aventura?

Hace tres o cuatro años. ¿En qué año estamos? Tres. Cuatro. ¡Yo qué sé! Bueno, hubo un momento en que decidí que ya estaba bien de rascarme la barriga. Tenía ganas de hacer un tebeo, pero quería hacerlo tal y como a mí me apeteciera.  No quería pensar en un número de páginas determinado, y quería hablar de algo que me gustara tanto que pudiera dedicarme a ello el tiempo que fuera necesario sin  aburrirme. Así que envié el currículum a Marvel Comics.

Es broma. Lo que sí que hice fue sincerarme conmigo mismo y pensar que este podía ser mi primer cómic y el último, que uno nunca sabe. Y la inmensa negrura del espacio desconocido se presentó, majestuosa, ante mí. Ya tenía algo que contar.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Azul y pálido es tu primera obra larga. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Te ha dejado con ganas de más?

Ah, es fenómeno. Mira, yo curro ocho horas, y he hecho el tebeo en mi tiempo libre. He sacado tiempo de dónde he podido, pero lo he disfrutado muchísimo. Quiero decir… he escrito y dibujado exactamente lo que me apetecía a mí. He ido compartiendo la experiencia en Twitter, con mis editores, con mis amigos… No me he sentido solo. Lo he pasado en grande. Ahora, trabajo, sí, un montón. Duro, difícil, muchas horas. Pero quién algo quiere, etcétera.

Háblame un poco del proceso de gestación de Azul y pálido. ¿Se parece mucho el resultado final a la idea que tenías en tu cabeza cuando empezaste a trabajar en él?

Sí. Un montón, de hecho. Salvo algún cambio de estos que te pide el mismo desarrollo de la obra, claro. Pero sí, es muy, muy parecido.

Vamos a profundizar un poco en tu tebeo. Azul y pálido trata un tema, el de los contactados, que no ha tenido mucha presencia en el cómic. Hay infinidad de historias de extraterrestres contadas en clave de ciencia ficción, pero muy pocas que traten el tema desde un punto de vista realista. ¿A qué crees que se debe esto?

Tienes razón, pero fíjate que ya en ‘La guerra de los mundos’ de Wells, y es fundacional, no se pierde  la perspectiva humana, la psicología. O mira ‘Encuentros en la 3ª Fase’, ‘Señales’… aunque es cierto que siguen siendo obras de ciencia ficción.

¿De dónde te viene el interés por el mundo de los ovnis y los contactados?

Joder, esto es lo típico que dices ‘ha sido así desde siempre’ y te lo tienes que creer. ¡Pero es que es verdad! De chaval ya me interesaba cualquier cosa que tuviera un platillo volante en la portada. Mis tebeos favoritos eran aquellos donde saliera un marciano. ¿Por qué? Dios mío, alienígenas, macho. Menudo concepto, ¿no?

¿Qué significa para ti Carl Sagan?

Papá.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

¿Qué criterios seguiste para seleccionar los casos que querías contar? Imagino que todos los que están te interesan, pero ¿has dejado alguno fuera que te hubiese gustado incluir?

Buf, la selección ha sido lo más complicado. Y sí, hay algunos que se  han quedado fuera, pero en realidad, no te sabría decir los motivos ‘reales’. Desde simpatía a atractivo visual, no ha habido criterios claros. Bueno, digamos que están los que tienen que estar, para no caer en un cliché. Ejem.

Billy Meier, Sixto Paz, el caso UMMO, Phil Schneider… La colección de testimonios no tiene desperdicio. ¿Te puedo preguntar si tienes algún favorito o es como pedirte que escojas entre papá y mamá?

Bueno, mi favorito es el caso UMMO. Ejemplifica todo lo que quiero contar. Y se prolongó durante tanto tiempo, con tantos requiebros… Es apasionante.

¿Cómo fue el proceso de documentación? Me imagino que no es fácil separar el grano de la paja en un tema como éste.

Una locura. La cantidad de artículos, libros, vídeos, programas de radio, películas es abrumadora, y añade la falta de fiabilidad en las cronologías, descripciones de los casos, datos de un mismo caso que se omiten o añaden según quien sea el investigador… Ha sido complicado y lento, arduo y laborioso. Lo he pasado en grande.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

No te voy a preguntar qué crees que buscan los contactados, o sí crees que hay algo de cierto en sus casos, porque para eso está el propio cómic, pero ¿por qué crees que nos fascinan, de un modo u otro? Muchos de los hombres y mujeres que aparecen en Azul y pálido tienen detrás verdaderos cultos, con miles de seguidores.

Son respuestas. Siempre buscamos respuestas, y ellos las ofrecen. Claro, son sistemas de creencias. Decía mi compadre Pablo Vergel recientemente en una intervención radiofónica (ojo a su libro) que los contactados construyen religiones ‘sin solera’. ¡Pues eso mismo! Y desde el punto de vista ‘no creyente’, bueno, es un fenómeno sociológico acojonante. Desdeñarlo solo porque no se pueda estudiar de manera  ‘racional’ es un error de bulto.

Sí, he leído el libro de Vergel y me gusta mucho su punto de vista. Creo que no está muy lejos de lo que haces tú: intentar comprender a la gente, no demostrar si hay o no una realidad “física” detrás de los casos.

Es un ‘hermano cósmico’, en serio. Pablo es sociólogo, y se nota. Mira, Gabi Corbera me dijo una vez que ‘la verdad está entre nosotros’: creo que sí, que de eso se trata.

Creo que algo que puede chocar a un aficionado al tema que lea Azul y pálido es la ausencia del caso Roswell, que no es exactamente un caso de contactados pero quizás es el más conocido por la gente. ¿Hay algún motivo en particular?

Bueno, tú has dado la clave: no hay abducidos ni contactados. No hay una misión que cumplir. No digo que no sea fascinante, claro, pero entra un poco más dentro de la conspiranoia pura y dura. Es menos ‘humano’.

Uno de los mayores aciertos del cómic, para mí, es la manera en la que has escogido presentar las historias, como si fuera un documental, sin juzgar a sus protagonistas, dejando que sean ellos los que las expliquen, que cuenten «su verdad» hablando de tú a tú con el lector como si contestaran a sus preguntas. ¿Tuviste siempre clara esta fórmula, o llegaste a ella en medio del proceso de creación?

Sí, siempre pensé en hacerlo así. Creo que no podía abordarlo de otra manera. No podía implicarme y, por otro lado, no sería justo. No he hablado realmente con ellos, lo he reconstruido todo. Tenía que estar ‘fuera’.

Precisamente por ese enfoque que le das, creo que Azul y pálido gustará a escépticos y creyentes por igual, y también a la gente que no esté muy al día en este campo, porque al fin y al cabo estás hablando de personas. ¿Cómo lo ves tú?

Espero que sí. No quiero entrar en ninguna polémica estéril de escépticos contra ‘magufos’. Hablo, como tú dices, de personas, y creo que eso es lo más importante del asunto.

Otra cosa que llama la atención es que en cada capítulo aplicas una fórmula narrativa diferente, no repites dos veces la misma. ¿Fue complicado dar con la adecuada para cada historia?

No tenía más narices. Una vez elegida la forma, tenía que presentarla de manera atractiva, no podía repetirme. Complicado, pues claro. Pero como te decía más arriba, eso es lo divertido. Cada capítulo era un reto.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Hay un capítulo que dibujas a lo Kirby que da gloria verlo, y que además encaja totalmente con lo que se cuenta. Quien te conozca sabe que tienes facilidad para mimetizar otros estilos de dibujo, pero a mí estas páginas me han dejado alucinado. ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¿Te costaron más que otras?

Ah, esto fue una coincidencia cósmica. El capítulo, no destripo nada, es denso, y me pedía aire por todos lados. Y pensé en romper con todo en su ejecución. Justo le daba vueltas cuando Santiago García (le había mandado el esqueleto del asunto) me sugirió que debía avanzar en esa dirección, sin saber lo que yo barruntaba. Y como Santiago es un tío listo, es mayor que yo y de esto de los tebeos sabe una mihita ná má, pues le hice caso.

¿Cómo ves el momento actual del medio en España? Yo creo que Azul y pálido es un hijo de su tiempo por completo, no sé si me explico. Hace diez o quince años habría sido mucho más difícil concebir y publicar un cómic así.

El que me conozca, y el que siga mi Twitter o mi blog sabe qué opinión tengo al respecto, pero nunca está de más repetirla, ¿no? Estamos en un momento espectacular, ilusionante, brutal. Se hace cada tebeo que tira de espaldas. La novela gráfica es lo mejor que le ha pasado al medio en toda su historia. Ahora, un autor espabilado puede saltar tan ricamente sobre las discusiones bizantinas y publicar la obra que le apetezca, ajeno a cualquier tipo de imposición editorial, con un público potencial masivo. Fíjate si ha sido importante, EL TEMA.

Pregunta obligada, para ir acabando: ¿Ahora qué? ¿Temporada sabática o a por el siguiente?

A por el siguiente. Tengo una cosa con un guionista secreto, a la que estoy metiendo mano muy poco a poco, porque me da respetillo. Trabajar con él, digo. Si este buen señor me lee, le hará gracia, pero bueno, es que soy así. Veremos el año que viene.

Pablo, ¿estamos solos en el universo?

No. Al menos habrá un par de personas ahí fuera. Bueno, pon tres, pero ni uno más.

 
.
.
.
Descarga una muestra de Azul y pálido aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s