Tres compras barcelonesas.

El fin de semana pasado, en Barcelona, compré varios cómics, aunque muchos menos de los que habría querido. Sobre todo porque visité por primera vez en mi vida la célebre Fat Bottom Books, una librería barcelonesa especializada en novela gráfica y autoedición, donde sufrí un stendhalazo del quince. Está muy bien surtida en cuanto a novela gráfica de editoriales al uso, tanto españolas como de importanción, pero eso a fin de cuentas puede encontrarse en más sitios; el shock viene cuando uno se acerca a las mesas de fanzines y autoedición, y se llevaría todo en una carretilla. Yo no pude, claro, pero sí me llevé un par de cosas.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La primera compra fue fruto del amor a primera vista. Me enamoré de Mary Shelley VS. Dracula y lo compré como comprábamos antes los tebeos, a ciegas, sin información sobre el autor y casi sin hojearlo. Cuenta un enfrentamiento entre Mary Shelley, convertida en una especie de hechicera, y el conde Drácula, que se desarrolla en unas pocas páginas de un grafismo alucinante, con unos colores vivos y planos acojonantes. En realidad, no es nada más que eso, pero está tan bien ejecutado y es tan, tan bonito, que no puedo evitar leerlo una y otra vez. Es un minicómic publicado por una editorial finesa, Boing Being, y el autor no es ningún osado jovencito dando sus primeros pasos, sino que es obra de un veterano Janne Tervamäki, nacido en 1968, y del que voy a buscar tantas obras como pueda.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El siguiente es también un minicómic, pero esta vez de alguien que sí conocía, Box Brown. Se titula Killman y lo publica una editorial letona, Kus!. Killman es una especie de superhéroe extraterrestre con un traje espacial que se embarca en una lucha contra «los dioses», a medio camino entre la épica y la parodia. El dibujo de Brown es muy divertido, y la historia, aunque corta, da para varios giros curiosos.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Por último, también quiero comentar Agustín, de Javi de Castro, esta vez comprado en el stand de Andergraün en el Saló. De Castro es un autor tremendamente joven, pero que me parece uno de los más prometedores ahora mismo en España. No sólo por su dominio de las herramientas del medio, inusitado para alguien de su edad, sino porque está en permanente evolución y no para de experimentar nunca. En Agustín, a pesar de que se note la inexperiencia —por ejemplo, la broma del síndrome premenstrual se ha visto demasiadas veces ya en muchos sitios—, y de que en algunas páginas el afán experimentador le pueda y sea desproporcionado para lo que está contando, consigue hacer interesante una historia que transcurre entre cuatro paredes, sin que uno se aburra nunca, a base de puro talento. Si hace estas cosas ahora, no puedo esperar a leer lo que hará en el futuro.

Anuncios

One thought on “Tres compras barcelonesas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s