Man of Steel.

OJO: SPOILERS.

Yo no soy aficionado a Superman. Empiezo así para que nadie piense que lo que viene a continuación se debe a que crea que Man of Steel traiciona los cómics, ni a que han violado mi infancia ni nada por el estilo. Habré leído, no sé, veinte o treinta cómics de Superman en mi vida. Me parece un personaje con un potencial tremendo y una carga icónica —que no es accesoria en el género en el que nos movemos, ni mucho menos— más grande aún. Pero también me parece que es complicado hacer buenas historias con él, al menos una vez que se desecha la vía de las locas historias imaginarias de la edad de plata y se pretende hacer un Superman realista. Me basta echar un vistazo a los cómics que siempre se mencionan como los mejores sobre el personaje para ver que algo falla: si lo mejor que puede ponerse sobre la mesa en las últimas décadas son cómics como Hijo rojo o Identidad secreta, mal vamos. Sólo All Star Superman me parece realmente un gran cómic y una excelente interpretación de Superman.

Entiendo por tanto que jugar con Superman es difícil, y hacer una buena película de él tiene su miga. Pero hacer una buena película, a secas, suele ser un buen comienzo.

Y ésta, para mí, no lo es. Como sucedía con 300 o Watchmen, el material original llega sólo hasta donde Zack Snyder es capaz de llevarlo. No quiero convertir este texto en un juicio sumario a Snyder, pero creo que tengo que ser sincero y decir que no me gusta nada en ninguna de esas dos películas. Me parece obvio, tramposo y demasiado inclinado a los efectos visuales como motor narrativo, y dirige a sus actores a la sobreactuación. En Man of Steel hay que decir que, al menos, se quita de encima el pesado tic de la cámara lenta, que a mí me llegaba a desesperar de verdad. Pero tiene otros no menos molestos, claro.

Así que para mí el principal problema es ése. Antes siquiera de plantearme si interpretan bien al personaje, yo me fijo en los aspectos cinematográficos y se me cae el alma a los pies. La cámara tiembla constantemente, demasiado, abruma, e impide que uno se fije mínimamente en lo que está pasando de una manera calmada. Parece un efecto a lo Aronofsky que busca un tono, digamos, de realidad, con la cámara al hombro y tal. Pero no se usa bien, y marea. No hay un solo plano que se mantenga más de cinco segundos, tampoco. No hay pausa, todo va follado, pim, pam, pim, pam. Por eso no hay épica verdadera, porque la épica precisa de un ritmo muy concreto. Nada afecta porque no da tiempo a que afecte, y porque uno en lugar de meterse dentro de la pantalla está poniéndose nervioso con los movimientos de cámara.

Los personajes me han parecido planos, sin vuelta de hoja, sin evolución o profundidad alguna. Ninguno me ha molado de verdad, ni me parece que haya ningún actor cuyo trabajo merezca una verdadera ovación. Cumplen sin más como muñecos dentro del teatrillo de CGI que es la película.

He leído en alguna parte que la película es «arriesgada», no sé si por la estructura narrativa que lleva a contar en flashbacks la infancia de Clark Kent en lugar de hacerlo cuando toca, que es verdad que al menos supone una variación. Pero, más allá de eso, Man of Steel está llena de lugares comunes del cine de acción y/o ciencia ficción de los últimos años. Todo suena de otras películas, nada sorprende de verdad. Zod mata a traición al padre de Superman justo como todo el mundo espera, Pa Kent muere justo después de que Clark le espete que no es su verdadero padre, Superman y Lois se besan justo cuando deben, etc. Da la sensación de que, como tantas veces pasa últimamente, aquí lo importante es el festival visual, y que la trama se sostiene a base de acontecimientos que suceden porque sí, simplemente porque son necesarios. Por eso tampoco tiene mayor interés detenernos en esos detalles inconexos que se han listado y mencionado abundantemente estos últimos días: es evidente que la película está llena de ellos. También es evidente que el plan de Zod es absurdo. Más preocupantes me parecen las fuentes no confesas de muchas de las escenas y elementos de la trama, que acaban convirtiendo la película, la mayor parte del tiempo, en un pastiche sin demasiada personalidad propia. Todo está ya visto. Y esto está bastante reforzado por el diseño. No tiene nada definitorio o distintivo. Krypton, lejos de ser una utopía científica, es un mundo del montón de los que pueden verse de pasada en las películas modernas de Star Wars. Las naves de los kriptonianos son puro H.R. Giger, aunque bastante descafeinado.

No hay ninguna escena, en realidad, que deje poso, que te haga decir «anda, mira», que recuerdes al día siguiente con agrado. Ni casi ningún hallazgo que aporte algo al cine de superhéroes o a Superman en particular. Pero, ¿sabéis qué? Habría pasado por alto todo lo que he escrito hasta ahora si la película me hubiera divertido, de verdad. Pero al final lo peor es eso: me he aburrido soberanamente casi todo el rato. Quizás porque tiene una estructura y un ritmo poco meditados. Casi hora y media antes de que empiecen las toñas dedicadas a construir al personaje, a ahondar en él psicológicamente. Sin conseguirlo, creo, o por lo menos sin conseguir que me importe un mínimo. Nada de lo que pasa en esa primera parte de la película me emociona, no consigo empatizar nunca con Clark Kent, ni entenderlo como personaje. Es que no me importa. Se supone que lo ha pasado muy mal porque ha estado toda la vida sufriendo en silencio los abusos de los matones sin poder devolver el golpe, porque su padre —un Kevin Costner en su línea inexpresiva habitual— le tenía comido el coco para que no revelara jamás sus poderes, aunque eso supusiera dejar morir a gente. Ok, vale, ya lo he pillado, no necesito tres flashbacks redundantes que no aportan más información a esa idea. Ni siquiera la matizan, porque, si algo le falta a esta película, son precisamente matices. Caso aparte, y epítome de la sutileza de Snyder, es el paralelismo de Superman con Jesús. Por si no habíamos pillado el asunto cuando habla de cómo llega a la Tierra en la iglesia, con la vidriera de Cristo tras él bien visible, el amigo tiene treinta y tres años. En fin.

Luego, es verdad, llega el festival de la galleta. Dos combates a hostias espectaculares, que por una cuestión de montaje pierden fuerza, al estar demasiado juntos al final, sin tiempo para que respiremos entre ambos. No hay nada peor que no saber manejar los clímax, en serio. De todas formas, lo que está claro es que cuando llega el momento de las castañas, se nota demasiado que ésta es la verdadera razón de ser de la película. Lo cual, por supuesto, no tendría nada de malo, sino fuera porque nos han intentado vender otra cosa desde el principio. Es un película que intenta ser algo más, trascender, y no lo consigue nunca porque para ello hacen falta cosas que ni Snyder ni el guionista Goyer saben introducir. La destrucción por la destrucción, además, satura. Los trompazos que se pegan molan, y está bien representado lo que debe ser un combate entre dos tíos con esos poderes, pero la película se recrea demasiado en los edificios cayendo, las paredes atravesadas y las explosiones bestias. Es un repelente, «mira, mira lo que podemos hacer» sin más historia que esa, que podría pertenecer, en realidad, a cualquier película de catástrofes. Por bien hecho que esté, insisto, que sí lo está. Aunque, claro, está ahí una cuestión que muchos han señalado: este superhéroe es poco héroe. Se preocupa muy poco por la destrucción de una ciudad entera, con todas las muertes que conlleva. Nunca intenta otras alternativas, llevarse el combate a otra zona, o lo que sea. Sólo se preocupa por Lois Lane y por los tipos del final a los que Zod está a punto de matar. No es agradable, si se es seguidor del personaje, verlo actuar así. El combate final depende, al final, mucho más del departamento de efectos especiales que de la lógica interna de la historia: es así porque destruir edificios mola. Ya está.

Aunque, por otro lado, este Superman que reacciona, que no intenta otras vías y que se despreocupa de las bajas civiles también nos dice mucho del momento que vivimos. Como también lo hace la muerte del general Zod al final, claro. Ha habido muchas voces que han protestado porque «Superman no es un asesino», y bueno, no digo que no sea cierto —no he leído lo suficiente como para rebatirlo—, pero está claro por qué este Superman sí mata: porque Snyder y Goyer consideran que es lícito hacerlo en determinadas circunstancias, y Zod, que como Bin Laden amenaza América mediante actos que podemos calificar de terroristas, debe ser neutralizado, sin más. «Superman habría buscado otra forma de detenerlo sin matarlo», dicen, y sí, vale, pero el mensaje no habría sido el mismo. Así que aunque sea como lectura amarga de la época de la paranoia post 11-S, ojo a todo esto. Porque es la culminación del giro que empezó a sufrir casi desde su nacimiento un personaje que, recordemos, empezó dándole de leches a los corruptos y poderosos, y que ha acabado ejecutando a su enemigo fríamente y aceptando las bajas colaterales sin despeinarse.

Anuncios

8 thoughts on “Man of Steel.

  1. Yo tampoco he leído muchos cómics de Superman. Pero sí sé quién es. O quién es “mi” Superman.

    Empezó mal. Empezó con una pelea que no se entiende por fallos de montaje. Y ahí ya la hemos cagado.

    Mi veredicto fue que la peli es una mierda.

    A ver: yo salen tíos con mallas y me lo paso bien. De verdad. Me da un tanto igual el “mensaje”: quiero ver superhéroes y peleas. Pero también me apetece que no se usen ciertos nombres en vano. Y aquí me encuentro a un tío que deja morir a su padre (un tío sumiso, en su adolescencia, juas, juas, juas) para no señalarse. A un tío al que le enseñan que mentir y matar o dejar morir (que es lo mismo) está bien siempre y cuando no te pillen. Ese no es Superman. Perdonen. No es siquiera un superhéroe.

    Y luego, bueno. A Lois se la intenta poner como una tía preparada y valiente y queda como una mamarracha (tampoco es que me me moleste mucho: llevo mucho cine a mis espaldas como para pretender identificarme con ningún personaje femenino).

    Peeeeero. Está Russell Crowe. Y está Michael Shannon (al que, sí, se le va a salir el ojo de la órbita y la vena del cuello un día de estos). Y está Christopher Meloni. ¿Has visto Oz, la serie de la HBO? Y entonces yo pensaba: qué guapos. Y se me caía la babilla y me olvidaba de todo. Qué animales. Pero qué animales.

    Por no hablar de que hay dos o tres escenas pretendidamente manipuladoras (de esas en las que yo, que soy fácilmente manipulable, ojo, porque yo soy MUY manipulable, pienso: qué demonios) que ya me terminan de rematar. Y que ni siquiera se entiende qué está haciendo Clark Kent para salvar al mundo (ejem) ni por qué.

    Y por ahí leí no sé qué de escenas preciosistas estilo Malick. Ya le gustaría. Malick es Malick (a pesar de ese TRUÑO tremendo que es To the wonder a.k.a. To the sopor).

    1. Lo de Lois es cierto, pero también es verdad que no hay ningún personaje masculino que quede bien, lo que se dice bien…

      Yo reconozco que soy un gruñón con las películas de superhéroes. Sólo he salido contento de verdad del cine con Los Vengadores.

      En todo caso, estoy bastante de acuerdo con todo lo que comentas. Lo de Malick lo he leído, pero no he visto ninguna película suya, así que no sé si está justificado o no…

  2. Ya lo hablamos ayer, pero estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. El principal fallo de la película no es que sea una mala adaptación ni que viole el espíritu del personaje ni nada de eso (que sinceramente me importa más bien poco, pero eso es otro tema) sino que es una mala película, con todas las letras.

    Tiene una carencia brutal de ritmo, un guión flojo y unos efectos especiales desmesurados que tapan por completo todo intento de profundidad que pueda tener la película. En serio, esas hostias rompe edificios estaban bien en Dragon Ball Z pero no aquí.

    Como a Olga, me duele mucho que utilicen a tan buenos actores en una cosa así. Michael Shannon podría haber sido un villano memorable si hubiera tenido un guión un poco más elaborado, o mucho más elaborado ya puestos.

    Está rodada con una falta de estilo (porque a lo que tiene Snyder no se le puede llamar estilo) preocupante. Y ciertamente resulta una película aburrida, ni siquiera al final las peleas resultan entretenidas sino cargantes y pesadas.

    Lo que sí me ha dejado es con ganas de ver la segunda parte fíjate, no por lo visto en esta primera sino por el panorama que deja para la segunda. Me gusta el tono realista que intenta dársele al tema del extraterrestre que llega a la Tierra. Me gustaría ver qué hacen con un planeta que ya sabe que no están solos y que conocen a Superman y lo tratan como lo que es, un alienígena, y no un simple superhéroe en mallas. Pero claro para eso haría falta un buen trabajo en el guión y tras las cámaras y no sé si tendremos tanta suerte.

    Y de verdad el tufillo mesiánico que se lleva… en fin.

    1. Es que Snyder llega hasta donde llega, sí. También, ojo, seguramente aquí hace lo que le piden y entrega el tipo de película que le demandan, “oscura”, “realista” y a medio camino entre lo trascendente y las hostias como panes.

      Yo para la segunda película pienso que sacarán a Lex. Por cierto, ayer, mientras la veía, se me ocurrió que habría molado mucho que lo hubieran sacado ideando el plan cutre para vencer a los kriptonianos, como un científico que en la siguiente película iría a por Superman.

  3. Hola,
    una critica como otra cualquiera y que respeto, cada uno tiene su opinión faltaría mas.

    Pero es evidente desde el principio que no te gusta el director, con lo que ir a ver una película que sabes que no te va a gustar, ni vas hacer nada porque te guste, pues que quieres que te diga, no te gastes el dinero tontamente. Todo el mundo sabe la historia de superman ( o cree saberla), la van cambiando cada cierto tiempo como con todos los personajes. Ese es uno de los mayores problemas de películas de superman que todo el mundo va con sus ideas de como es o como tiene que ser, se le conoce demasiado bien ( o creesis que lo conoceis demasiado bien 😉 ). Hablas de que todo es muy predecible, si claro, sabias que el Pa Kent muere en un tornado, no? No se muere de un ataque al corazón (como todo el mundo sabe), será que no sabemos que superman y lois lane van a terminar juntos, venga por favor, que no hay que ser muy fan para esto. Y que os quejeis de los flashbacks ya es de broma. El problema repito es que os creeis que ya sabeis como es todo, creo que de eso se trataba, de no mostrarte algo que ya sabes, que has visto y que sabes como acaba.
    Si no os gusta el personaje no mireis un apelicula suya, evidentemente no os va a gustar, y no digais que os gusta porque no teneis ni idea del personaje porlomenos desde hace unos años, me parece que muchos os quedasteis con las películas de hace 40 años.
    Dejad de creer que superman ha de ser un personaje de risa y su única proeza es rescatar un avión o un helicóptero y hacerse el tonto para que no lo reconozcan, eso era hace 40 años. En esta película nos han mostrado una visión de Superman mucho mas seria de lo que la mayoria nunca ha visto, Y que yo personalmente no se nos ha mostrado a superman, de ahí el titulo de la película, se pone el traje y ya ha de saber actuar como superman?, ya tiene experiencia en darse de leches con semidioses?, ya es consciente de la destrucción que puede causar? ahí dejo las preguntas

    Si hubieras leido o visto algo mas de superman, en el comic o la película de animación la muerte de superman, despues de estar pegándose por, pueblos, factorias y media ciudad (con desctruciones icluidas) con doomsday, cuando doomsday está a punto de aplastar a una niña(esto en la pelíclua de animación) en el comic se dan de leches hasta que se “matan”, toma la decisión de intentar matarlo, y lo consigue (esta escena me resulta familiar, no?, juraría que lo he visto en una pelicula reciente 😉 ) lo único que pregunta antes de supuestamente morirse es si todos estan bien, ningun tipo de remordimiento ni tormento, en el comic es mucho mas extenso por todo lo que llega despues. Dato en otro comic mata a Zod, pero eso tambien te lo esperabas en la película, no? era tan predecible.

    Y por último, Lex precisamente no tiene planes cutres, se supone que es de los seres mas inteligentes del planeta y podría decirse del universo, así que quitaros tambien esa idea de la cabeza. De verdad no es más creible las motivaciones de Lex ahora, no le dan al personaje ahora un trasfondo, ahora puede debatir si lo que hace superman es correcto o no, alguien que puede causar tal destrucción y atrae semejantes personajes es bueno para la Tierra. Me parece que de esta forma se ha dado la oportunidad de crear un villano con verdadreras motivaciones y no presentarlo como un loco o envidioso (ese no es Lex).

    Un saludo a todos.

    1. ¿Dónde digo yo todo eso? Si ni siquiera menciono las películas de Donner.
      La película me ha parecido un rollo, al margen del tratamiento de Superman, y es totalmente previsible, se hayan leído 3 tebeos del personaje o 3.000, porque remite a lugares comunes sobadísimos. Creo que tiene problemas de ritmo serios y me saca de quicio la cámara al hombro. ¿Qué tiene eso que ver con cómo se comporta Superman?

    2. Buenas Jhon!,

      Sí. Superman mata a Zod en el cómic. Porque no tiene otra opción. Pero ninguna otra eh. Ni siquiera está a su altura de poder. Superman es el post- Crisis y Zod y los villanos son los Pre-Crisis. Y ya han exterminado un mundo entero. Bien, Superman se traiciona a sí mismo y mata a Zod y sus lugartenientes porque si no se arriesga a que la Tierra sea asesinada. ¿Y que hace luego? Sufre una crisis de identidad brutal que le dura un buen montón de números USA y que le lleva a abandonarlo todo y exiliarse al espacio.

      Está bien planteado, está bien resuelto y está bien escrito.

      La película es un petardo. Pero eso no tiene nada que ver con los cómics que cada uno haya leído. Mi novia no se ha leído ninguno y le pareció un petardo y sí le gustó la primera de Richard Donner. Le gustó como película, no como adaptación de los cómics que no se ha leído, si no como obra cinematográfica. No hace falta haberse leído nada para saber si una película es buena o no lo es. Y en este caso, no lo es. Y además el personaje no ha sido entedido y está fatal representado. Pero eso, es otro tema. Si la película fuera buena me iba a importar un pimiento los fallos flagrantes de caracterización y de sentido común del personaje.

      Saludos a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s