Furari, de Jiro Taniguchi.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Por mucho que me guste Jiro Taniguchi, casi siempre tengo que acabar dejando pasar algunos de sus mangas, bien por cuestión de presupuesto o bien por pura falta de tiempo, porque, a pesar de que Ponent Mon ha ido espaciando la publicación de sus obras, aún siguen editándose bastantes al año.

El hecho de que Taniguchi haya tocado desde siempre palos muy diferentes ha hecho que no caiga en el encasillamiento, a pesar de que los motivos que vertebran su obra más personal son claros: la memoria, y el lugar del hombre en la naturaleza, con sus múltiples variantes. El punto de vista siempre es ecologista, pero conciliador: hay un modo de vivir en armonía, y en la búsqueda de ello y las tensiones que se generan por el camino entre naturaleza / vida tradicional y tecnología / vida moderna se encuentran algunas de mis historias favoritas de Taniguchi. En la que acabo de leer, Furari, que es en principio la biografía parcial del cartógrafo Tadataka Inô, también acaba girando todo en torno a la misma obsesión, pero con un ritmo pausado, sereno, sin grandes aventuras. Inô, jubilado, se dedica a observar las estrellas y dar largos paseos por Edo midiendo con sus pasos las distancias que recorre, en un momento, la bisagra entre los siglos XVII y XVIII, en el que éstas todavía no se habían fijado. Los paseos de Inô tienen ese toque zen tan agradable de otra obra de Taniguchi con la que, lógicamente, se ha comparado Furari: El caminante. Para mí es una sus obras maestras —y la primera que, si no me equivoco, se vio por España—, y por eso creo que la comparación no favorece a Furari. De El caminante me gusta que el goce estético contemplativo no tiene coartada argumental alguna: es en ese sentido un cómic valiente, que apuesta por un modelo narrativo rompedor, y que tiene el valor de lo que se hace por primera vez, claro.

Ese valor se pierde en Furari, donde además sí que hay cierta trama, aunque sea mínima, o sea que las idas y venidas del protagonista no son un fin en sí mismo. Pero sí es cierto que la trama es excusa para ellas. De hecho, la «gran aventura» que Inô prepara no llegamos a verla nunca, porque la historia acaba justo antes.

En sus paseos, la obsesión por medir las distancias no impide que conserve esa capacidad de maravillarse que tenía el protagonista de El caminante, esa alegría infantil ante los pequeños milagros de la naturaleza, y la curiosidad hacia otras formas de vida, como esa tortuga que compra para soltarla —eso me ha dejado loco, por cierto: ¿qué clase de negocio es capturar animales para que la gente los compre y los deje libres?—, o la libélula y la hormiga que le sirven a Taniguchi para practicar un par de experimentos llamativos. Pero, de nuevo, prefería la contemplación pura de El caminante, que prácticamente nunca interactuaba con otros adultos, y apenas con niños. Parecía un hombre que sólo encontraba la felicidad fuera de la sociedad, mientras que Inô está plenamente integrado en la suya, que, por otro lado, ciertamente es una sociedad más apegada a lo natural, prerevolución industrial.

En todo caso ambas obras comparten ese amor por el detalle, en todos los aspectos, pero sobre todo en la representación de la naturaleza. Taniguchi se explaya y se luce con los paisajes, y prosigue con esa sutil, lenta y progresiva modificación de su trazo cuando dibuja humanos, que se aprecia en sus últimas obras. Sigue siendo muy europeo, algo estático, pero menos que antes. Está soltando la línea y aquí hay ejemplos muy claros de que está haciendo un esfuerzo consciente por ser más dinámico cuando la acción lo requiere, y, para mí gusto, gráficamente está cada vez mejor, a pesar de los años, o precisamente por ellos.

Anuncios

One thought on “Furari, de Jiro Taniguchi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s