Tres lecturas.

El mercado es así: te puedes tirar un mes sin apenas comprar una novedad, o te puedes juntar con seis o siete en un lapso de tres días. Es normal, supongo, con la vuelta a la actividad normal tras las vacaciones de verano —aunque el calor que hace aún nos tenga despistados—. El caso es que me he juntado esta semana con tres lecturas que tienen en común ser obras de autores españoles y humorísticos.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La primera es Piraña social, un recopilatorio publicado por ¡Caramba! de las tiras de «Federik Freak» en El Jueves. Rubén Fdez. le tiene completamente pillado ya el pulso al formato, y sabe hacerlo tan variado que ni leído del tirón cansa este libro. Federik y sus grotescos colegas son freaks no por sus gustos culturales, sino porque están taradísimos. Su visión distorsionada de la realidad es el motor de la mayoría de los gags, y su exageración pasada de rosca es muy divertida, como también lo son los diálogos, en los que muchas veces los personajes exponen la estupidez de sus propios actos… lo cual no les impiden llevarlos a cabo. Hay un par de virguerías formales muy bien ejecutadas —la página 46, en la que hay que seguir las flechas según la opción que tomemos para construir historias diferentes— y dos o tres dardos muy bien lanzados al frikerío, muy certeros. El primero lo tira en una página sobre Los Goonies (p. 10), en la que disecciona la nostalgia blandengue que nos aqueja muchas veces cuando mitificamos productos mediocres de nuestra infancia a los que, encima, ni siquiera les hicimos mucho caso entonces. Y otra página genial es la 72, en la que se parodia la obsesión con los spoilers a la que estamos llegando, sobre todo por parte de gente que en lugar de no fisgar por internet exige que toda la humanidad tenga exactamente el mismo concepto de spoiler y de lo que debe contarse o no que ella. Pero ése es otro tema. Quedémonos con que Rubén Fdez. tiene mucha gracia, y que sabe no repetirse, algo muy difícil en una serie semanal.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Lo mismo puede decirse de uno de sus editores, Manuel Bartual, que al mismo tiempo es autor de Sexorama: donde caben dos caben tres (Astiberri), también publicada en El Jueves. El Bartual dibujante siempre me ha fascinado: esas líneas gruesas tan perfectas y limpias, la habilidad para dibujar cualquier objeto o ser sin salirse de su estilo y sin que deje de ser totalmente reconocible, y la gracia que tiene, claro. Esos personajes con calcetines perpetuos, con un completo repertorio de expresiones, son perfectos para que nos identifiquemos con ellos. La serie lleva en marcha bastantes años, pero Bartual ha sabido hacerla evolucionar desde las entregas temáticas donde los personajes eran lo de menos a una especie de sitcom porno muy divertida, en la que ha optado por darle protagonismo a la pareja formada por Nacho y Nerea, más un par de amigos. Ahora hay tramas, hay un argumento que se va desarrollando, aunque siga habiendo páginas monográficas, centradas en un tema concreto: problemas de la masturbación femenina y masculina, motivos para hacer un trío, ventajas de cambiar de pareja… El sexo tratado sin tapujos, desde un punto de vista lúdico y, sobre todo, totalmente igualitario, lo cual es bastante infrecuente. No sé si llamar a Sexorama cómic erótico —la pregunta me la hice ayer, cuando Manuel participó en el programa de radio La hora del bocadillo en un debate sobre cómic erótico, precisamente—; supongo que lo es, aunque a mí me parece que también es genuino costumbrismo, sólo que no oculta el sexo, no mete elipsis cuando sus personajes follan. Aunque, vale, follan mucho.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El último tebeo del que hablaré hoy es obra de un dibujante principalmente humorístico, Bernardo Vergara, aunque no tiene demasiado humor. Palestina es un cómic entre lo educativo y lo periodístico muy interesante, que puede descargarse gratuitamente aquí. Es un recorrido por la historia de Palestina e Israel desde mediados del siglo XIX hasta hoy, que examina un tema muy complejo, quizás el que más en la geopolítica contemporánea, y lo expone con afán sintético y mucha claridad. El texto informa asépticamente, y el dibujo añade las connotaciones a través de la caricatura y metáforas visuales muy efectivas. Antes que a Joe Sacco, que a priori podría ser el primer referente que le viniera a alguien a la cabeza, a mí me parece que bebe mucho más de la narrativa y los recursos de Los mejores enemigos, de David B. y Filliu. Aunque a Palestina podría achacársele omisiones y alguna simplificación, funciona como denuncia de las duras condiciones que soportan los refugiados, la población civil que no tiene ninguna culpa en esta historia. Y el trabajo de Vergara es excelente: demuestra ser uno de los mejores historietistas de la actualidad, aunque eso ya lo sabemos quienes leemos sus viñetas de prensa, cada vez más certeras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s