… No Option!, de Pep Pérez.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Pep Pérez era un completo desconocido para mí hasta hace muy poco. Tirando de Google descubro que es lo suficientemente mayor como para haber publicado una serie en El Víbora, «Raúl el Rude», y que llevaba varios años apartado de los tebeos. Esto, lo de autores ya bregados que se marcharon a otros pastos pero ahora, afortunadamente, vuelven a publicar cómics, es algo cada vez más frecuente y que merecería un análisis detenido. Pero hoy lo que toca es hablar de los dos tebeos que devuelven a Pep Pérez a la palestra: … No option!

Son dos tebeos grapados que edita Entrecomics Comics, siguiendo el formato de los Jaimitos de ¡Caramba!, aunque son un pelo más pequeños. La leyenda que lucen en sus cubiertas, Tuttifruti Space Opera, no podría ser más acertada: eso es … No Option!, una mezcla loca de conceptos tomados del pulp directamente, que Pérez combina sin preocuparse mucho de la coherencia: gusanos gigantes de forma fálica, chicas con bikini de piel, pistolas láser, nazis, dinosaurios… Un viaje alucinante que, en la introducción del número 2, Santiago García emparenta con los primitivos cósmicos, con bastante razón. Es el mismo espíritu lúdico el que lo anima, y maneja los mismos referentes de lo que, en tiempos, se llamaba subcultura. También tiene otra cualidad, que es al final lo que más me gusta de esos primitivos cósmicos y por extensión de los tebeos de Pep Pérez: la osadía absoluta. La falta de pudor a la hora de saltarse los límites de género y de medio, la falta de miedo a que no se entienda su propuesta como lo que es: pura diversión.

Bueno, en realidad es algo más. A … No Option! habría que situarlo en el ala, digamos, esteta de los primitivos cósmicos, entre aquellos tebeos cuyos autores tienen una preocupación especial por el acabado y, sobre todo, el color, que creo que es algo fundamental cuando de lo que hablamos es de provocar en el lector sensaciones puras y extremas, que es lo que se asocia a la serie B y donde reside su secreto. Pérez es un dibujante mayúsculo, y su trazo grueso, de líneas limpias, delimita los contornos de los mundos que dibuja con una nitidez que es la misma que destaca de sus composiciones de página, sin que por ello dejen de ser imaginativas. Pero mencionaba antes el color, y creo que es la gran baza de … No Option!: colores vivos y chillones, combinados en paletas limitadas en cada página, de forma que cada una forma un todo estético, que antes de ser leído es asimilado de un vistazo como artefacto cromático. Hay páginas verdaderamente bonitas en estos dos cómics.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

La aventura de ritmo desenfrenado sin palabras no es algo nuevo: de inmediato viene a la cabeza el fantástico viaje del oficinista japonés que dibujó José Domingo, y si pensamos un poco más llegamos al increíble Sur Les Pas De Samuel de Tommi Musturi. Los … No Option! comparten con estas obras su sentido de la aventura, pero además introduce una variante: hay diferentes líneas argumentales y por tanto diferentes personajes. Todo pasa antes de que nos demos cuenta, sin pausa y sin reflexión, con todo lo bueno y malo que eso conlleva: aquí no hay dobles lecturas ni subtextos, no es, en este sentido verdadera ciencia ficción. Es diversión y despendole pop, sexo y violencia de mentira, imágenes poderosas y diseño magnético. Cómo me gustaría tener un … No Option! nuevo cada mes en mis manos.

Anuncios

3 thoughts on “… No Option!, de Pep Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s