Justine, de Gauthier.

justine-cast425

Llevo un par de semanas queriendo escribir sobre Justine, un cómic muy breve de Anne Charlotte Gauthier que ha sido el primero publicado por Diminuta Editorial. En realidad me doy cuenta de que tampoco tengo demasiado que decir, pero tal vez sea mejor así, porque el cómic es breve y conciso por un motivo.

En la presentación de Diminuta de hace unos días, en la que participé, dijo Mireia Pérez sobre Justine que debería repartirse en los colegios para ser leído por los adolescentes. Y estoy totalmente de acuerdo con ella. Este cómic de dibujo sencillo y claro, de pocas viñetas por página y síntesis total en su argumento, constituye un panfleto, en la mejor de las acepciones de la palabra: es un arma de lucha política. Una historia que de manera muy cruda y directa —sin reflexiones en forma de narrador, por ejemplo— expone el camino de una persona en su búsqueda de una identidad. Su dilema es de género y sexo: de niña se sentía niño, en la adolescencia tuvo que pasar por la dura experiencia de sentir unos cambios en su cuerpo que evidenciaban aún más su malestar. Después empieza el tortuoso deambular por consultas de médicos, sobre todo psiquiatras, hasta dar con uno que entiende la situación y prescinde de protocolos para procurarle herramientas con las cuales se construya una identidad y un cuerpo con los que sentirse plenamente satisfecho.

Justine habla de algo que en el fondo va más allá de un cambio de sexo. Trata sobre la libertad individual para construirse una identidad y liberarse de la programación de género y del código binario implacable: o mujer u hombre. Explica, de una manera totalmente clara, que definirse como una u otro no es sinónimo de felicidad, y que encajar en un modelo concreto de sexualidad es más tranquilizador para los que te rodean, pero devastador para uno mismo. Por eso me parece tan interesante que Gauthier muestre no sólo el proceso de maduración personal de Justine / Justin, sino las reacciones de su entorno, que vive, especialmente su madre, su propio proceso de aceptación.

Como decía antes, veo Justine como un arma, y por tanto un cómic dibujado con un objetivo concreto en mente. Por eso aunque creo que el desarrollo es precipitado y todo lo que se cuenta habría necesitado más páginas, veo bien que se sacrifique todo eso para alcanzar el objetivo del tebeo. De hecho, también pienso que el efecto va más allá del buscado, y que Justine tiene algo que decir a cualquier persona que se esté buscando a sí misma, en el terreno sexual o en cualquier otro. Porque su mensaje trata de que hay que olvidar ese tópico que dicta que hay que aceptarse tal y como se es y aprender, poco a poco, a tomar las riendas y construirnos a nosotros mismos.

Anuncios

One thought on “Justine, de Gauthier.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s