Tres lecturas en curso.

Por casualidades de la vida han coincidido en las librerías al mismo tiempo nuevas entregas de varias series que sigo con mucho interés. Como en todos los casos he realizado reseñas largas y sesudas de los primeros libros y aún quedan varios para que todas concluyan, voy a apuntar algunas ideas de cada uno de ellos a continuación, a modo de entremés entre esa primera valoración y la que podré hacer en el futuro.

kitaro-vol-2

El primero de ellos es el segundo libro del Kitaro de Shigeru Mizuki. Ya sabéis que aquí a Mizuki se le ama y se le respeta como el maestro de primer orden que es. Operación muerte, NonNonBa o su Autobiografía me parecen auténticas obras maestras. Pero Kitaro es su serie más complicada para el occidente de 2015, porque fue creada originalmente para ser consumida por niños japoneses de los años sesenta. La brecha me temo que es insalvable para un crío español de ahora, pero ¿y los adultos? ¿Puede gustarles Kitaro sin que medie un esfuerzo contextualizador? Creo que sí, porque lo salva el humor y el componente pop de una serie lo suficientemente oscura como para sobrevivir al paso del tiempo. Lo que más sorprende de Kitaro es que no es nada ingenua. El niño fantasma protagonista y sus «amigos» pueden ser benévolos o unos cabrones, en función de cómo se les trate o de sus intereses. Los seres humanos conocen la existencia de los yokai y la aceptan como parte de la realidad, pero se filtra, entre las aventuras locas de Kitaro, una reflexión profunda: «cuando estés con Kitaro tienes que cambiar tu forma de ver el mundo». El mundo sobrenatural de los yokai es para Mizuki una vía de conocimiento que expande nuestra mente y nos permite mirar a la realidad desde puntos de vista no estrictamente racionales. Por supuesto, más allá de eso es un tebeo muy divertido, aunque sea un tebeo divertido del Japón sesentero. El partido de béisbol, por ejemplo, está muy bien, y la aventura en la que el Hombre Rata se vuelve contra Kitaro es seguramente mi favorita del libro. Y Mizuki ya era un dibujante colosal, capaz del dibujo naturalista más detallado —en especial en lo que respecta a la naturaleza—, la caricatura más graciosa y el yokai más aterrador. Sus diseños son tremendos.

BACO3

El tercer tomo de Baco mantiene el nivel de esta serie tan extraña y tan difícil de ubicar. Eddie Campbell consigue una mezcla totalmente personal entre lo reflexivo y lo cómico, y no para de pinchar el globo de las expectativas trascendentales de una serie protagonizada por inmortales para, en el momento más inesperado meterla de tapadillo. Con eso logra un tono que me encanta, porque, en el fondo, el tono lo es todo, y la distancia irónica es lo que diferencia muchas veces las obras maduras de las obras juveniles, se reconozcan o no como tales. En Baco 3 hay más combates y más acción que nunca pero da lo mismo, el tratamiento de la misma le quita cualquier atisbo épico, especialmente en la descacharrante batalla a lo Dragon Ball entre el niño Ojos y Hermes, el último de los dioses olímpicos. Lo que más me ha gustado, no obstante, ha sido el tratamiento de la omnisciencia que adquiere Teseo y cómo se aplica narrativamente a la trama, de un modo inteligente y que, a pesar de saber qué va a pasar, no resta interés, sino que lo redobla. Por lo demás, me he dado cuenta de que en toda la serie, marcada por un tono crepuscular —por mucho que incluya humor, o precisamente por eso—, en realidad se está contando el siguiente paso en un ciclo eterno en el que los dioses de un viejo mundo dejan paso a los de uno nuevo. Igual que Zeus apioló a Cronos, el niño Ojos se cargó a los olímpicos y hoy todo lo que nos queda de aquel pasado mítico son los restos ajados de su esplendor: el viejo Baco, Teseo, y el loco niño Ojos.

LOS-MEJORES-ENEMIGOS-2-1

El último cómic que voy a comentar es la segunda entrega de Los mejores enemigos. Una historia de las relaciones entre Estados Unidos y Oriente medio, con guión del experto en el Islam Jean-Pierre Filiu y dibujo de David B. La primera entrega se publicó hace unos dos años, pero dado que es un ensayo y no una obra narrativa, no es mayor problema para continuar la lectura. Si aquel primer libro comprendía los acontecimientos entre 1783 y 1953, el segundo solamente se ocupa de lo sucedido entre ese año —creación del estado de Israel— y 1984. Cuarenta años complejísimos que justifican la desaceleración del ritmo de este tebeo, porque hay muchos frentes que atender y Oriente Medio fue una de las zonas más calientes del planeta; aún lo es. Muchos personajes históricos, muchos movimientos y mucha política internacional de cloaca que sintetizar y ofrecer de un modo coherente. No es fácil, pero desde luego los dibujos de David B. ayudan. Ya sabéis que me vuelve loco David B.: La ascensión del Gran Mal seguramente sea mi cómic favorito de todos los tiempos. Su capacidad para la metáfora visual, para crear un universo simbólico rico y coherente, no admite comparación con casi ningún coetáneo. En el anterior tomo aún había algunas viñetas más descriptivas o convencionales, pero en éste prácticamente en todas las viñetas inventa una imagen poderosa y con calado ideológico. El texto de Filiu, por supuesto, no es neutro: el relato histórico nunca lo es. Menos aún en un tema en el que la equidistancia es muy complicada, porque las versiones oficiales contradictorias inundan la labor del cronista. Pero sí son textos concisos, en presente simple y sin demasiados adjetivos. Deja que las connotaciones las aporte, principalmente, el repertorio infinito de David B.

El formato ayuda, pero, en el fondo, me parece evidente que no es una lectura para todos los públicos. Y eso es genial. Es un ensayo sobre un tema concreto y no tiene por qué interesar a todo el mundo, como no interesan a todos los lectores excelentes ensayos y libros teóricos escritos en prosa. Pero el cómic arrastra ese sambenito aún… y de hecho es habitual encontrarse reseñas donde se objeta a muchas obras que no sean para todo el mundo o que exijan conocimientos previos. Lo cual demuestra, me temo, que cierto camino aún está por recorrer.

Anuncios

One thought on “Tres lecturas en curso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s