Fulgencio Pimentel.

Ayer por la noche la cuenta de Twitter de Fulgencio Pimentel informaba de una triste noticia: han robado en su sede y se han quedado, de la noche a la mañana, sin sus herramientas tecnólogicas de trabajo. Teniendo en cuenta que Fulgencio Pimentel es una editorial pequeña en la que solamente trabajaban tres personas, esto es un golpe económico muy duro. Así que han lanzado esta pequeña campaña en la que, por la compra de un libro en su página web, regalan otro procedente de devoluciones de librerías.

Lo mínimo que puedo hacer yo es difundirlo en este pequeño espacio. Si teníais pendiente comprar alguno de esos libros —u otros de la editorial— éste puede ser un buen momento. Si no es así, os animo a probar, porque deduzco que si entráis en este blog es porque os gustan los tebeos, y nadie edita tebeos con el gusto de Fulgencio Pimentel. Son editores de tiempos pasados, que realizan una labor que ya pocos quieren o pueden hacer: seleccionan, ordenan, deciden. Editan, en definitiva. Realizan un trabajo de verdadera edición para crear libros propios y únicos, con diseños personalizados y un concepto estético y ético que respalda a cada uno de ellos. En tiempos de estandarización industrial, Fulgencio Pimentel insiste en otro modelo, más complicado, con menos resultados a corto plazo, pero que, sin duda, ahí quedará para los restos. Publican lo que debe publicarse, lo que estiman que necesita publicarse, y no lo que podría reportarles más beneficios. Esto es una opción, por supuesto, no estoy diciendo que lo contrario sea malo, pero sí que es con la que yo más puedo simpatizar. Fulgencio Pimentel nunca publica un libro que no pueda defender, y me consta que esto no es una pose, va en serio.

Y gracias a ese espíritu hemos tenido la suerte de ver publicados en España cómics como los cuatro libros de Frank,de Jim Woodring, que se ha convertido en uno de mis cómics favoritos, una auténtica obra maestra que jamás había sido publicada en España. También están publicando toda la obra de Olivier Schrauwen, uno de los autores de vanguardia más importantes del momento. O a la nueva sensación, Simon Hanselmann, al que incluso trajeron de gira por las Españas hace poco. Han publicado además algunos tebeos de uno de mis autores favoritos, Joann Sfar, y han recuperado historietas inéditas de los Hernandez Bros, nada menos. Y están a punto de publicar las obras completas de una autora clave del independiente norteamericano, Julie Doucet. Tampoco se olvidan de los autores españoles, y por ejemplo puede encontrarse en su catálogo una joya como Pulir, la puesta de largo de Nacho García, o Culto Charles de José JaJaJa, otro joven valor. Y no puedo olvidarme de una de sus mejores iniciativas, la publicación de una antología de cómic de vanguardia con autores de aquí y del extranjero, una maravilla que el mercado español necesitaba desesperadamente: Terry.

Aquí hago hincapié en los tebeos porque la cabra tira al monte, pero Fulgencio Pimentel también publica maravillosos libros infantiles, poemarios y libros de prosa (junto a Pepitas de calabaza), con el mismo criterio con el que edita sus cómics. La labor que hace esta editorial tiene, para mí, mucho valor. Me han dado a conocer autores nuevos y recuperado obras de otros que considero de los mejores. Es de esas editoriales que saben que su labor no puede ser solamente ganar dinero. Estoy seguro de que este revés no los tumbará, pero necesitan un empujoncito que tal vez entre todos podamos darles. No se trata de caridad, sino de solidaridad, de comprar ahora lo que tarde o temprano compraríamos. Lo merecen de veras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s