Orgullo y Satisfacción 9, de VVAA.

OyS9

Llevo un mes entre unas cosas y otras que no paro y me van quedando cosas en el tintero, pero aunque sea con retraso quiero seguir con la tradición de comentar cada nuevo número de Orgullo y satisfacción. En mayo se ha publicado ya el noveno número, que siga la buena tónica de los últimos y no asienta tanto la parte más crítica y política como la más, por llamarla de algún modo, lúdica.

Algunas series están alcanzado cotas muy interesantes. Es el caso de «El show de Albert Monteys» de Monteys —obviamente—, que es siempre una de las primeras secciones que leo de la revista. Me encanta el humor contra sí mismo, y la parodia de su propio viejunismo y el cabreo que se pilla a cuenta de los emoticonos. Y qué demonios, que tiene mucha gracia dibujando. Lo mismo puede decirse de las series de Paco Alcázar, anárquicas y sin orden fijo, dado que una, «La fábrica de problemas», en realidad es un contenedor de tiras que pueden desaparecer de una semana a otra. En «La gran época», la otra serie de Alcázar, en este número aparece uno de sus personajes más grandes. Y no digo más.

«Tebeos basura» de Paco Sordo sigue excelente, cada vez más fino. «Bordes, raros y bobos» de Iu Forn y Bernardo Vergara también afina en esa renovación del comentario de titular de prensa —reproducido literalmente— que se remonta a los tiempos de El Papus y las secciones de Ivá. «Paco Pánico» de Mel, en cambio, no termina de entrarme, más allá de alguna tira concreta; prefiero sus colaboraciones puntuales. «Adonis, activista de la pista» parece estancada, como Manel Fontdevila estuviera buscando aún la mejor manera de desarrollar al personaje. Espero que dé con ello, porque su función es necesaria: hay que parodiar también al progre. En este número falta a su cita Manuel Bartual, pero a cambio tenemos serie nueva de Triz, «Eva… hace lo que puede». De momento es pronto para juzgar.

Pero las bombas de este número son otras. Lo de Luis Bustos, por ejemplo, otra currada monumental, esta vez para hablar de Blablacar y seguir haciendo crónica de nuestros tiempos con un dibujo que recoge tantas tradiciones diferentes que el resultado por fuerza tenía que ser bueno. No, en realidad eso es mentira; es muy complicado hacer esto bien. Y encima redondea su participación con un retrato chulísimo de Lemmy en la sección de textos de John Tones. Y otro que nunca falla es Alberto González Vázquez. Prefiero cuando entra a saco en temas políticos, pero tengo que reconocer que esta historieta sobre Antonio Banderas es brutal.

Y casi todo lo incluído en el dossier de las elecciones municipales también lo es. Lo que más me ha gustado es que por un lado evitan ponerse aleccionadores y decirnos a quién tenemos o no que votar, sin caer tampoco en el demagogo «todos son iguales», porque no lo son. Pero, por otro lado, como ya vienen demostrando desde el principio, no están aquí para dorarnos la píldora ni decirnos lo listos que somos. «¡Si el año que viene seguimos igual de mal, es que somos tontos del culo!», escribe Vergara, y creo que da totalmente en el clavo. Todos y todas tenemos nuestra parte de responsabilidad en esta mierda, y el humorista político no puede obviarlo. Aparte de lo de Vergara, están muy bien las aportaciones de Fontdevila y Monteys sobre los alcaldes, el lado más oscuro, chanchullero y populista de la política. Y ahora que han pasado unos días desde la publicación de este número y hemos entrado de lleno en la campaña electoral lo estamos viendo de sobra.

Dos apuntes más antes de cerrar: Guillermo está cada vez mejor. Que es un caricaturista supremo ya lo sabíamos, pero se está poniendo las pilas, o eso me parece a mí, y ganando en la distancia larga. Su historieta sobre Ana Botella es fantástica, por ejemplo.

Y el último: Fontdevila está últimamente dándole coba a una faceta suya muy negra que me encanta, que casi parece heredar un tipo de humor tremendista que pareció morir con la democracia: el que hacían los Chumy Chúmez, Gila y Summers, por ejemplo, toda la escuela de Hermano Lobo. A la página 98 me remito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s