Orgullo y Satisfacción 12 y 13, de VVAA.

OyS12

El pasado mes de agosto falté a mi cita mensual con Orgullo y Satisfacción. En mi descargo diré que no fue por estar en algún paraíso vacacional, sino por estar con otras historias que ahora no vienen al caso. Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir. Ejem.

El número de agosto, el 12, creo que acusa un poco la relativa parálisis de la actualidad social y política. Se nota el esfuerzo por hacer algo diferente al típico número de vacaciones, con los tópicos de la playa, los guiris y demás, que se acaban repitiendo año tras año. Pero durante esas fechas hay lo que hay. Lo bueno es que el material relativo a las vacaciones es agudo, tiene mala leche y evita conscientemente los tópicos o les da un par de vueltas. Es así en una de las mejores piezas de la revista, «¡Vente a la nudista, Pepe!», obra de Luis Bustos, cuya primera viñeta con ese plano cenital y trasero de la bolsa escrotal de un bañista ha entrado ya en la historia. Manuel Bartual continúa a muy buen nivel con «Bienvenidos al futuro», y lo mismo puede decirse de Paco Sordo. Pero sobre todo, tanto en este número como en el 13, Paco Alcázar está llegando con «La fábrica de problemas» a niveles de surrealismo al alcance de muy pocos. «Aurora y Blas» en el 12 es una bomba, pero… «Joaquín Costa en el bazar Chen» es una obra maestra en tres viñetas, y lo digo en serio.

«El show de Albert Monteys» sigue subiendo, y me parece de lo mejor de OyS desde su primera entrega. En estos dos últimos números combina las tiras con la historia principal, de forma que añade matices y niveles a los gags y genera un efecto aún más divertido. De las series, me parece también destacable la entrega del número 12 de «Adonis, activista de la pista» de Manel Fontdevila, que desde el principio está intentando encontrar su tono adecuado, algo nada fácil teniendo en cuenta que pretende ser una crítica/parodia a la izquierda clásica. Bien, pues en todas estas tiras sobre la imposibilidad de confluencia entre las diferentes izquierdas, los egos y las rencillas entre individuos, creo que ha dado con la tecla. Otra serie que va en ascenso es «Eva hace lo que puede», de Triz.

oys13

Las colaboraciones de Mel en el número de septiembre me han sorprendido mucho. Y me resulta curioso su caso, porque sus series no me acaban de funcionar —«Paco Pánico» y «Covadonga y Enriqueta, monárquicas de opereta»—, pero en los chistes únicos y en las páginas temáticas me parece que afina mucho más. El chiste de las redadas racistas (p. 14), por ejemplo, es divertidísimo, y las páginas de violencia de género (pp. 26 y 27) y la noticia de que la HBO emitirá Barrio Sésamo (p. 38) están muy bien.

Luego está la historia de Alberto González Vázquez sobre Rajoy. Que mantenga siempre un nivel tan bueno ha dejado de ser noticia, pero de vez en cuando está bien recordar su talento para el humor bestia con una crítica política más afilada de lo que parece, que ataca desde los lados más que frontalmente.

Otro caso parecido es el de Bernardo Vergara. «Vida de perros» ha mejorado mucho, pero, sobre todo, me parece que cuando se pone serio y realiza una historieta larga sobre algún problema social o político, Vergara es de lo mejor en humor gráfico en España. En el número 13 entrega «Europa xenófoba» (pp. 6-8), una historieta magistral que no se anda con rodeos y denuncia sin dobleces la vergüenza que supone la política migratoria de la UE. El tema es central en la revista, desde la excelente y negra portada de Fontdevila —otro dibujante que en esto es tajante— a las aportaciones de Guillermo, Oroz o Malagón, además del texto de Isaac Rosa. Es curioso que la revista no contenga el habitual dossier, porque bien podrían haberse agrupado las páginas que tratan sobre la cuestión de los refugiados; veremos si es una nueva forma de organizar los contenidos o vuelven los dossieres en los próximos números.

Dos cosas más que tengo que destacar de este número: la viñeta sobre Wert de Fontdevila y el homenaje que se marca Bustos a las hermanas Gilda a propósito e la «Viagra femenina»: apoteósicos. Ambos se encuentran en «Últimas Letizias».

En este mes de septiembre habrá un nuevo especial sobre, la Ley Mordaza, para suscriptores, que promete ser de lo más bruto publicado en la revista, que sigue sin cortarse demasiado, sin acomodarse tras su primer año, tratando a los lectores de forma tan inteligente que hasta se permite criticarlos cuando se debe, y volcándose con las causas sociales y políticas como sólo una revista independiente puede hacerlo. Ahora, a por el segundo año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s