… No Option! 7 y 8, de Pep Pérez.

NO7

Inasequible al desaliento, Pep Pérez continúa con su odisea lisérgica con los números 7 y 8 de … No Option!, quizá el representante más puro de los primitivos cósmicos que tenemos en España. Empieza el segundo arco de la serie, pero como reza la portada del número 7, es al mismo tiempo la «shame old shit»; es decir que continúa, más o menos, donde se quedó. Aunque tras el desmadre de los dos últimos números, donde todo se volvía (aún) más loco, sí que se aprecia cierto punto y aparte, especialmente en la historia del pobre bárbaro en pelotas que no para de correr de un lado a otro mientras se enfrenta a sus enemigos.

Si de algo no puede acusarse a Pérez es de acomodarse. Estos números de … No Option! son lo mismo que los anteriores, pero, al mismo tiempo, son los mejores números hasta el momento. El color sigue siendo el centro de todo, pero es cada vez más osado, con contrastes más inesperados, con cada vez más páginas brutales, de las que te dejan mirando un buen rato. Por ejemplo, en el número 8, la viñeta a toda página con el tótem de piedra enmarcado por una espiral de energía, la siguiente del clon de Hitler sosteniendo frente a su cara una probeta con líquido verde… Cromáticamente son una maravilla, una fantasía de formas, explosiones y rayos que supone una de las experiencias estéticas más apabullantes del momento. Que supone, además, un fenómeno único en el mercado español, una serie de comic books… ¡mudos!

La falta de palabras del cómic se compensa, de alguna forma, con los prólogos que acompañan a cada número, un pequeño aliciente más para los lectores. En ellos, autores y expertos —o fans inesperados, como Charly Glamour de Gigatron— intentan explicar la experiencia que supone leer … No Option!, algo complicado porque, precisamente, es una cuestión más sensorial que intelectual. En el caso del número 7, el dibujante Mauro Entrialgo comenta que un cómic como éste está pensado para gente que sabe leer tebeos; confieso que le he dado muchas vueltas a ese concepto, el de saber leer tebeos. Creo que tendría mucho que matizar a lo que cuenta Mauro, pero sí es cierto que leer un cómic donde no sólo no hay palabras, sino que lo que se cuenta, la historia, no es tan importante como la impresión que deja en nuestras retinas, no es tan fácil como parece. En un cómic con textos, éstos ya están marcando un cierto tiempo en el que vamos a fijar nuestra mirada en la viñeta. Pero en un cómic psicotrópico como éste tenemos que asumir esa responsabilidad, por así decirlo. Tenemos que decidir nosotros cuánto tiempo queremos pararnos en cada imagen, leer lo que pasa, disfrutar de los colores y las formas osadas que Pep Pérez imagina con su mente del futuro.

El prólogo del número 8, por cierto, lo escribe otro autor de cómics: mi adorado Nicolás, creador de La Gorda de las Galaxias, primitiva cósmica original e inspiración de … No Option!

Y una última cosa: He tenido el gran placer de colaborar en el número 7. Pero de un modo bastante insólito, creo. A ver si adivináis con qué.

Más … No Option!:
1 y 2
3 y 4
5 y 6

Anuncios

One thought on “… No Option! 7 y 8, de Pep Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s