Sobre la polémica en torno a Mamen Moreu y Manuel Darias.

Manuel Darias lleva varias décadas publicando una sección sobre cómics en el Diario de avisos. Desde allí, ha hecho una labor de difusión del medio indiscutible. Sin embargo, en los últimos tiempos, según podemos apreciar todas las personas que recibimos puntualmente en nuestro buzón de correo electrónico su sección, ha generado mucha polémica con opiniones políticas y sociales muy conservadoras y afines a la derecha. Hasta aquí, entiendo que ejerce su derecho a la libertad de expresión y no tengo nada que objetar, aunque no comparta sus opiniones en absoluto. Sin embargo, recientemente, su tono se ha radicalizado y ha atacado a colectivos y personas utilizando términos inaceptables, en mi opinión. Sucedió cuando varios autores decidieron abandonar El Jueves y fundar Orgullo y satisfacción, y sucedió cuando las autoras de cómic llamaron al boicot al pasado festival de cómic de Angulema por la ausencia de nominadas que Darias justificó con agresividad, dureza e insultos —«feminazi» lo es—. Más allá de que considere que no tiene razón en su visión de las autoras y su valor y papel en la historia del cómic, insisto en que lo que me mueve a escribir este texto son sus formas, con las que creo que cruzó una línea que no debería cruzarse desde una tribuna pública.

Ayer Darias volvió a generar una riada de críticas en redes sociales por su artículo más reciente, titulado «El manifiesto de Mamen Moreu», en el que cuestiona las opiniones de la autora respecto a la remuneración de su trabajo y cómo mucha gente pide colaboraciones gratuitas. Mi rechazo frontal a la posición de Darias, que cuestiona una serie de elementos a los que sencillamente no tiene acceso —como que Moreu no cobra sus participaciones en charlas— y equipara realizar un dibujo a un fan con trabajar gratis, no es, de nuevo, lo que me ha resultado inaceptable.

Lo que creo que, honestamente, no puedo dejar pasar sin pronunciarme en público es el tono agresivo de Darias, su ataque personal a una autora de la que, parece, molesta que exprese sus opiniones. Me pregunto si no hay cosas que comentar en el mundo del cómic, novedades que reseñar, autores a los que entrevistar, antes que dedicar una sección de una página a un ataque resentido como éste.

Pero, por concretar, hay tres cuestiones que considero total y absolutamente inadmisibles en la práctica del periodismo y de la crítica:

  • La expresión de tales afirmaciones sin ponerse en contacto con la autora, con el fin de que corrobore las opiniones del periodista.
  • El uso de una fotografía sin el permiso expreso de su autora ni la cita a la autoría.
  • Las alusiones al aspecto físico y la sonrisa de la autora protagonista de la sección, en un epígrafe titulado «Poniendo rostro a Mamen» completamente desconectado de la argumentación principal y que sólo puede entenderse desde el machismo.

Por todo ello, quiero expresar públicamente mi rechazo a estas prácticas, así como mi solidaridad con Mamen Moreu. Me sumo, asimismo, a su petición de disculpas públicas y rectificación por parte de Diario de avisos y Manuel Darias.

Y por último, y tras meditarlo muy seriamente, he decidido renunciar públicamente al premio que el Diario de avisos me concedió al Mejor comentarista de 2014. Agradecí y agradezco de corazón ese premio, pero haciendo examen de conciencia, no puedo conservar un galardón otorgado por una persona y un medio que están difundiendo ideas y maneras que chocan frontalmente con todo en lo que creo. Lamento mucho tener que hacerlo, pero es la única forma en la que puedo pronunciarme en público sobre lo que ha sucedido sin sentirme hipócrita.


8 thoughts on “Sobre la polémica en torno a Mamen Moreu y Manuel Darias.

  1. Una precisión: he cambiado la alusión en el texto a la reproducción de la página de Mamen Moreu. Me han señalado, acertadamente, que puede acogerse al derecho de cita. No es así con la fotografía empleada, de quien ni siquiera mencionan autoría.

  2. Confío en que Manuel Darias se disculpe con Mamen. Por lo demás, creo que se está desmadrando todo un poco, en general, y lo dejo ahí.

  3. “Sucedió cuando varios autores decidieron abandonar El Jueves y fundar Orgullo y satisfacción, y sucedió cuando las autoras de cómic llamaron al boicot al pasado festival de cómic de Angulema por la ausencia de nominadas que Darias justificó con agresividad, dureza e insultos —«feminazi» lo es—.”

    Hola, estoy buscando ambos artículos y soy incapaz de encontrarlos. ¿Podrías enlazarlos, por favor?

    Gracias, y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s