El fin de Entrecomics

Ayer anunciamos el cierre de Entrecomics. Se trata, lógicamente, de una decisión madurada durante mucho tiempo —desde hace bastante, de hecho—, que responde a las dificultades cada vez mayores para mantener la página actualizada y con contenidos de calidad. Han sido diez años de actividad, de los cuales yo he participado en cinco. Y no se trata —hablo por mí— tanto de cansancio como de la sensación de que no iba a tardar mucho en llegar el día en el que, simplemente, la vida no me daría para hacer todo lo quiero hacer.

No sé si os imagináis la cantidad de horas que exige un proyecto como éste, y la vigilancia constante en busca de eventos para la agenda —algunos llegan al correo, otros hay que buscarlos en redes—, los boletines de novedades, y por supuesto, la parte más grata para mí: escribir reseñas y artículos y realizar entrevistas. Es un trabajo que sólo es posible desde el amor al medio que sentimos todos los que hemos estado relacionados con Entrecomics.

Soy consciente de que era una web importante —sobre todo porque la seguí varios años como aficionado—, y agradezco muchísimo las muestras de cariño de tanta gente que tuvimos ayer. En lo personal, Entrecomics me deja muchas amistades, ante todo, pero también una experiencia fundamental en mi labor como crítico, tanto por las posibilidades que me ha brindado mi colaboración en la página como por la autoexigencia que siempre he intentado tener en mis textos. He aprendido mucho con Entrecomics, y siempre lo recordaré como algo clave en mi vida. Pero, precisamente por eso, coincidí totalmente con mis compañeros cuando se puso sobre la mesa el posible cierre de la web. Mejor ahora que no cuando llegara un momento en el que fuera obvio para todo el mundo que ya estábamos con la cabeza fuera del proyecto.

Me alegro de que el cierre de Entrecomics esté sirviendo para que se reflexione y debata sobre el estado de la crítica y la información de cómics en España, con textos como éste o éste. Desde luego, es un tema que me resulta de enorme importancia y sobre el que yo mismo no paro de pensar. Coincido con mucho de lo expuestos en estos dos textos, y seguramente acabe compartiendo mi opinión al respecto, pero creo que ahora mismo no es lo que me corresponde. Lo único que diré ahora es lo mismo que comenté ayer en redes sociales: que, hoy, creo que los esfuerzos continuados pasan por la profesionalización de la información y la crítica. Sin que eso signifique, claro, que no sea sano y positivo que haya más aficionados que escriban sobre cómics porque simplemente les apetezca hacerlo. Pero una cosa es un blog personal y otra un portal de información, noticias y actualidad, que exige (mucho) trabajo diario y la coordinación de un equipo.

Pero ya habrá tiempo para hablar de esto en el futuro. Ahora, por mi parte, reitero el agradecimiento a la gente que nos leía y apreciaba, y, por supuesto, a Mar, Fer, Iñaki, Alberto y Pablo, y a todos los colaboradores de Entrecomics que han brindado desinteresadamente sus textos y su trabajo. ¿Y después de Entrecomics? Pues, en lo que a mí respecta, no pienso tomarme vacaciones; a seguir en la organización de GRAF, coeditando CuCo, desarrollando nuevos proyectos de los que todavía no se puede hablar, a terminar mi tesis doctoral, y a seguir escribiendo sobre cómics en este blog, en Rockdelux y en cualquier otro medio al que le interese mi trabajo. Ganas no me faltan, al contrario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s