Tres fanzines de Begoña García-Alén

Recientemente he adquirido tres fanzines de Begoña García-Alén, una de las autoras cuya obra más me está interesando en los últimos meses. García-Alén es parte de la ola más reciente de cómic de vanguardia, y su nombre aparece vinculado a la editorial viguesa Fosfatina, donde ha publicado Perlas del infierno (2014) y La cueva (2016), donde demuestra no sólo un talento innegable, sino una gran versatilidad, aunque la síntesis en el trazo, los ambientes herméticos y geométricos y la evocación poética más o menos oscura permanecen siempre como constantes.

García-Alén, además, mantiene un proyecto editorial con Andrés Magán, Noche Líquida, en el que publican fanzines en pequeñas tiradas, editados con mimo y buenos materiales. Sus dos últimos lanzamientos han sido, precisamente, sendos fanzines de García-Alén, que compré en cuanto se anunciaron. También aproveché para hacerme con uno del año pasado, que en su momento se me pasó. La lectura consecutiva de los tres sirve, además, para intentar entender la evolución de la autora.

prt_300x426_1462443796

El primero de los tres es un fanzine sin título, publicado en junio de 2015, y que incluye tres piezas. La primera consiste en cinco páginas de tres viñetas horizontales cada una, con composiciones idénticas: una estancia casi vacía, excepto por la presencia de un espejo de época. Desde el suelo y frente al espejo aparece un ser misterioso y amorfo, compuesto de polígonos negros e irregulares, como si fueran restos o fragmentos de materia. El ser se sitúa frente al espejo y crece hasta alcanzar una altura que no podemos valorar, por desbordar el límite superior de las viñetas, pero sí sabemos que es un proceso reversible: el ser acaba por desaparecer de nuevo. La historia es un ejemplo perfecto de historieta no narrativa, o al menos, sin un relato con sentido. Lo importante aquí es, simplemente, el proceso de crecimiento y decrecimiento, la transformación de una masa que no sabemos qué es, a no ser, claro, que lo entendamos como una criatura gráfica, de tinta y lápiz. Me ha sorprendido encontrar, llenando el suelo de la estancia en todas las viñetas, una trama de puntos, un recurso que, creo, García-Alén no ha empleado en sus últimos trabajos.

La siguiente pieza es la única que lleva título: «Una gran dama impasible». De nuevo, el movimiento es el gran protagonista. Con líneas agresivas y masas de negro, se muestra cómo una mano agarra una piedra y rompe una caja; los fragmentos son pisoteados por unas botas de tacón alto. La última viñeta, magnífica, rompe con la representación naturalista del espacio y lo fragmenta de un modo muy interesante y evocador.

Por último, la mejor pieza, de nuevo sin título, muestra una galería de arte cuyo espacio está dividido y numerado en tres secciones. Como sucederá en La cueva, el punto de vista sugiere un visitante humano a través de cuyos ojos vemos la estancia; es este visitante quien va moviéndose por las salas, generando una simetría sólo rota por la presencia de una escultura abstracta.

prt_300x425_1467222393

Orden y forma está fechado en julio de 2016, o sea que se publica un año después del anterior. Y es tan diferente que resultaría complicado identificar la misma mano tras sus páginas. En este fanzine risografiado, como hace en otras obras, la autora prescinde de protagonistas humanos, y al mismo tiempo introduce el texto, unas líneas descriptivas y asépticas. De nuevo, no hay nada que podamos llamar historia, porque García-Alén se entrega al formalismo geométrico más puro: diversos elementos se combinan y se distribuyen en cada página formando estructuras cada vez más complejas, y conformando cierta secuencia. Hay un momento, eso sí, en el que aparece la ilusión de las tres dimensiones. La presencia de flechas para indicar cómo se mueven las figuras y cómo encajan le añade al conjunto cierto aire de manual de instrucciones, pero lo importante está en el equilibrio de las composiciones, y en un final que sin romper la frialdad inherente a un ejercicio como éste introduce la evocación y el misterio: la escalera recién formada comienza a desaparecer, sin que sepamos por qué.

prt_300x424_1467224970

Podríamos cometer el error de pensar que la enorme diferencia entre ambos fanzines se debe al año que ha transcurrido entre la publicación de uno y otro, pero lo cierto es que no hay demasiado en común entre Orden y forma y La máscara de oro, publicado en la misma fecha. Bien mirado, el nexo de unión más evidente es la caligrafía manual de García-Alén. Casi todo lo demás diverge. La composición de página regresa a las viñetas, en una disposición muy usada por la autora, de dos viñetas grandes que ocupan toda la página. La máscara de oro, que me ha parecido, lo digo ya, fantástico, encontramos lo más parecido a una «aventura», en su sentido clásico, que ha hecho García-Alén. Hay una trama, narrada por la voz de alguien a quien nunca vemos, que describe un viaje por un mundo devastado y crepuscular, aparentemente en busca de algo, tal vez la máscara de oro que da título al cuaderno. No queda claro, como apenas nada en una historia que es más lírica que épica. García-Alén evoca un mundo fantástico pero, de algún modo, siempre parece estar hablándonos de un viaje interior, algo que refuerza con su dibujo sencillo, de líneas medidas, en el que esta vez combina las formas de la naturaleza orgánica con formas geométricas. La luz tiene una importancia central, pero se representa de forma simbólica, sin intentar reproducir el efecto de la iluminación en el mundo real. Me gusta de La máscara de oro, sobre todo, cómo se aleja progresivamente de la relación directa entre texto y dibujo, para recurrir a alegorías gráficas que no siempre resultan claras, pero sí gráficamente potentes. No se me ocurre una forma mejor de definir esta obra que como cuento de vanguardia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s