Tierra de fanzines II

Como suelo hacer, en la última edición de GRAF en Madrid adquirí un par de toneladas de fanzines —a ojo—. Ando aún leyéndolos, claro, pero también tengo pendiente escribir algunas líneas sobre otras cosas que había comprado antes, por ejemplo, en una reciente visita a Fatbottom. Así que aquí voy con algunos fanzines interesantes que he leído recientemente. En la próxima entrega me sumergiré en las compras de GRAF.

pizza-y-sofa

El primer título de hoy es un proyecto mastodóntico coordinado por Roberta Vázquez. Se trata de Pizza y sofá (octubre de 2016), un fanzine de múltiple autoría que pese a su ambición aglutinadora adopta una forma modesta —quizá demasiado para tanto talento—. Pizza y sofá ofrece varias decenas de historias que tienen en común, simplemente, que en ellas aparecen una pizza y un sofá. Los más de cuarenta autores y autoras que Vázquez ha reunido, más allá de ese nexo en común, hacen lo que les da la gana. Aunque hay un par de textos, casi todo el material está compuesto por historietas de dos páginas. El conjunto adolece de cierta sensación de empacho, porque la información está muy concentrada y el tamaño del fanzine favorece cierto agobio, al igual que la temática, repetitiva. Por eso recomiendo ir leyéndolo poco a poco, sin prisa ni orden, según apetezca. Por supuesto, no estoy diciendo que no valga mucho la pena hacerse con este cuaderno, que ofrece historias inéditas de algunas de las firmas más interesantes del panorama nacional de autoedición. Encontramos desde dibujantes de vanguardia como Ana Galvañ, Julia Huete —la aproximación al tema más excéntrica, con diferencia— o Cynthia Alonso a autores de esa especie de nuevo underground encabezado por la gente que hacía Adobo: Pau Anglada y Marc Torices con «El ratón Tom» y «Cornelius» respectivamente, inasequibles al desaliento y siempre interesantes, Néstor F. o Pablo Taladro, más la propia Roberta Vázquez, con una nueva historia del fantasma de Desubicado. El descubrimiento ha sido Disaikner, con unas páginas muy interesantes, y la mejor de las aportaciones, en mi opinión, la historia de Conxita Herrero, tan en forma como siempre.

sirius

Sirius (2016) es el siguiente título, completamente diferente al anterior. Se trata del último fanzine de Irkus M. Zeberio, al que tuve la suerte de encontrarme en mi visita sorpresa a Fatbottom, cuando venía cargado con los ejemplares de Sirius. El fanzine se encuadra en su vertiente gráfica más espontánea y rápida, y temáticamente parece continuar la línea abierta en el excelente Gr€zia: un trabajo de crítica política en risografía, por supuesto, sin grandes análisis o profundas tesis: es un cómic rápido, violento y crudo, con dibujos sin planificar, donde Zeberio explora su habilidad para plasmar el movimiento de cuerpos esquemáticos, sin rostros: personas que no son personas concretas, sino ideas. El choque entre esas figuras y los fondos escasos, de una Siria casi abstracta y devastada por la guerra, genera un escenario irreal, donde lo importante son las ideas. Pero, por supuesto, éstas no están insertas de manera expositiva, sino de un modo, digamos, oblicuo. Porque Zeberio se mueve en el terreno de lo simbólico y lo insinuado, y aunque juegue con consignas contra la OTAN, las alusiones a la filosofía kantiana, no es fácil discernir si hay una tesis en esta historia fantástica de un hombre ateo que acaba caminando por las calles desoladas y encontrándose con una misteriosa figura femenina, tal vez una diosa, que lo transformará. Sirius es, si no me equivoco, la primera obra de Zeberio que leo desde Dios ha muerto (Bang, 2016), y aunque evidente la intención y ejecución no tienen nada que ver con su obra maestra, se nota que es fruto de la misma mente y la misma mano.

una-noche

Los siguientes fanzines están relacionados entre sí: todos son obras de Carlos González Boy. No lo conocía de nada, pero sus fanzines atrajeron de inmediato mi atención en Fatbottom por sus portadas pintadas y su estilo de dibujo tosco, con toques vectoriales y un buen dominio de la perspectiva y los espacios, que hace pensar de inmediato en Zeberio, Gabriel Corbera o CF. Una noche, con dos entregas hasta la fecha (2015 y 2016) es una saga que mezcla ambientaciones varias —fantasía medieval, ciborgs, piratas, criaturas marinas— en una trama alocada y enigmática, que a ratos parece improvisada y a veces, sobre todo en el segundo número, parece que responde a un plan previo. Me encantan los diálogos, con un punto de absurdo y mucha frescura, y me encanta el dibujo y algunas soluciones no naturalistas que adopta para mostrar ciertas cuestiones, mediante la ruptura de la lógica de la página y las viñetas. Y, por supuesto, la historia me tiene enganchado, y deseando que aparezcan nuevos números.

200-paraguas

El otro trabajo de González Boy no me ha deslumbrado como el anterior, pero también es interesante. Se trata de una especie de tríptico, tres folletos de pocas páginas que forman una historia. 200 paraguas y un croisant de 5 puntas, Siempre quise vivir con un cyborg y Como a cebolla y canela conforman una historia de clara naturaleza onírica, donde la falta de lógica puede llevar a los personajes a lugares sorprendentes sin solución de continuidad. Cualquier cosa puede pasar en un mundo aparentemente como el nuestro, pero habitado por extraños ciborgs hipertrofiados. En esta ocasión y al contrario que Una noche, el autor emplea el color, aunque solo una paleta limitada, sin intenciones naturalistas.

retour-vers-le-centre

El siguiente es un fanzine de un artista francés de vanguardia a quien no conocía: Sammy Stein. Está en la órbita de Alexis Beauclair y el colectivo que edita Lagon, y, en concreto, el fanzine que adquirí en Fatbottom es Retour vers le centre (Volver al centro) (2015). Mi francés es nulo, pero por suerte el cómic incluye la traducción de los textos al inglés. Se trata de un paseo por espacios desiertos, de arquitecturas abandonadas que contienen el eco de un pasado glorioso, que los dos protagonistas de dicho paseo recuerdan en su diálogo. Nunca llegamos a verlos, de modo que Stein se centra en el dibujo minucioso de esas ruinas que la naturaleza ha recuperado, y que sirven de hilo conductor para una reflexión sobre la memoria y cómo funciona. Me ha parecido un ejercicio muy interesante, y, desde luego, ha despertado mi curiosidad por leer otras obras del autor.

some-towers-2

Some Towers 2 es un fanzine de formato vertical y muy alargado, como un folleto turístico, obra de Vincent Fritz. En la primera mitad, el autor desarrolla una serie de tiras verticales de cuatro viñetas, con un bonito dibujo y un sentido del gag visual muy poético, basado en la mayoría de las ocasiones en la repetición de objetos o personajes con ligeras variaciones que crean una pequeña narración en la que como lectores tenemos que poner mucho de nuestra parte. El nonsense y el absurdo de se mezclan en unas tiras que recuerdas, en cierta forma, al humor de gente como Joan Cornellà. Sin embargo, lo que más me ha gustado es la segunda mitad de Some Towers: una narración larga planteada en el mismo formato, surrealistas y oscura, planteada casi como una farsa teatral con tres personajes… y una salchicha. Una maravilla.

cygnus-vega

Por último, adquirí un pequeño fanzine de C.F. publicado en Francia por Le Dernier Cri, Cygnus Vega (2016). Se trata de una rareza impresa, aparentemente, mediante estampación, que presenta a dos personajes que, gracias a una enorme pelota de goma echan a volar. Es una aventura física de final desconcertante, que permite  a C.F. jugar con la representación de los cuerpos y el movimiento por el aire, pero que tampoco va más allá de eso.

Muchas de las imágenes de esta entrada las he tomado de la web de la propia Fatbottom.


2 thoughts on “Tierra de fanzines II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s