Historia de la santa Rusia, de Gustave Doré

historia-de-la-santa-rusia

A nadie se le escapa que Gustave Doré es uno de los más populares e importantes ilustradores y grabadistas del siglo XIX. Las versiones ilustradas que el francés realizó de El Quijote o La divina comedia fijaron en el imaginario colectivo una visión de aquellos clásicos, y muchos otros. Pero esta Historia de la santa Rusia que El Nadir ha publicado recientemente en nuestro país pertenece a una época anterior, en la que un joven Doré buscaba extender su fama por el campo de la sátira. La obra, bastante extensa para la época, puede encuadrarse sin dificultad en la tradición satírica de un Rabelais o un Swift, y bebe, gráfica y narrativamente, de las historias en estampas que ya habían alcanzado bastante difusión. La lectura de esta obra en nuestros días sorprende por la inquina de Doré y su afilada y despiadada sátira, pero es, en el marco de las relaciones internacionales decimonónicas, totalmente comprensible, dado que Francia y Rusia eran potencias antagónicas y la sátira era una herramienta de propaganda muy efectiva.

Hay, por tanto, una evidente intención patriótica en esta historia disparatada de Rusia, una farsa divertida, muy exagerada, llena de detalles truculentos. Las imágenes, de extraordinaria expresividad en su malévola caricatura, esconden a veces valores metafóricos, y se combinan con textos igualmente hirientes, que abunda en juegos de palabra y dobles sentidos que las notas de esta excelente edición de El Nadir ayudan a descifrar. Pese a que el lenguaje que emplea Doré no es todavía el que asociaremos con el cómic, hay ya cierta sofisticación en su yuxtaposición; hay contraposiciones jocosas entre imagen y texto, por ejemplo, chistes que no se entienden si sólo atendemos a una o a otro.

La lectura, no obstante, requiere de paciencia. No es, más de siglo y medio mediante, un relato ágil. La cantidad de información, de recursos y de bromas a costa de la potencia rival. Sin embargo, incluso si no se conoce con detalle su desarrollo histórico, el humor de Doré funciona y sigue vigente, sobre todo porque tiene una vena negra muy pronunciada, nada extraña en la sátira de su época, pero hoy, quizá reservada a ciertos espacios. El ilustrador se ensaña con los múltiples episodios violentos en la sucesión de los zares, que se pasan la corona unos a otros en medio de un mar de sangre. La impresionante representación de los ejércitos y los océanos de cadáveres son recursos frecuentes, así como las ejecuciones y la represión de los contrarios políticos o, simplemente, de aquellos que se interponen en medio del camino de un zar caprichoso. Doré insiste con frecuencia en el carácter autárquico y brutal del régimen zarista, contrapuesto, evidentemente, con las luces de Francia. 1812 es una fecha clave en la relación de ambas potencias, pues fue el año en que Napoleón se quedó a las puertas de San Petersburgo; Doré alude a ella en varias ocasiones con la intención de volverla contra los rusos.

Hay pasajes de una imaginación desbordante, como la colonización de Siberia, una secuencia que es tratada con códigos de relato fantástico, o las atrocidades de Pedro el cruel. El disparate y la charada están siempre presentes, e, incluso, hay alguna parodia de la retórica política y académica brillante, en la que dos adversarios se lanzan latinajos uno al otro, hasta que se pierde el sentido del motivo por el que debate.

Según explica el interesante y necesario texto de David Kunzle, el fracaso comercial de la obra de Doré, y lo rápidamente que esa clase de sátira despiadada dejó de ser del gusto del público francés, hicieron que el artista se centrara en la ilustración de clásicos, donde alcanzó la notoriedad que comentaba al principio. Una pena, viendo la gran calidad de Historia de la santa Rusia, una obra sorprendente y rica, con un público hoy forzosamente reducido, pero que la disfrutará muchísimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s