Ya será, de Klari Moreno

Klari Moreno es una de las dibujantes más activas del sustrato más básico y directo de la auoedición: el de los fanzines rápidos, de factura sencilla y pocas copias. Pero también es una de las representantes más claras y con más talento de una generación de artistas cuyo bagaje como tales es muy diferente a lo que, habitualmente, encontrábamos en el medio del cómic. Moreno no ha leído cómics desde niña, ni parece tener excesivo interés en acceder a una industria, o en contar buenas historias en un sentido clásico. Eso, desde luego, no significa que en sus tebeos Moreno no cuenta nada; al contrario, están llenos de sensaciones y emociones. Llenos de significado.

La autora había publicado ya un cómic con mayor difusión que sus fanzines: el interesante Suspensiones líquidas (Ediciones Valientes, 2015), pero el resto de su obra no era fácil de encontrar, aunque muchas de sus publicaciones estuvieran subidas a la red. Por eso creo que es una excelente noticia que gran parte de ese material se recopile al fin en un libro, una publicación muy cuidada por parte de Libros de Autoengaño, que ofrece en rústica y en un formato cercano al de bolsillo el corpus principal de la obra de Moreno, y, de algún modo, la sitúa definitivamente en el mapa del cómic de vanguardia español.

Pero ¿qué podemos encontrar en este libro, titulado, ambigua y poéticamente, Ya será? Para empezar, un prólogo de David Rubín, una contraportada de Mireia Pérez y un texto en la solapa de Borja Crespo, que, creo, más allá de lo que dicen, tienen un importante valor simbólico, en tanto que pertenecen a generaciones anteriores a la de Moreno y, en el caso de Rubín, trabaja en otro contexto y paradigma. Sin embargo, los cuatro tienen un concepto similar de la autoría y una visión abierta del medio, y, en ese territorio, dialogan con total naturalidad.

Y en cuanto a las historias, lo primero que llama la atención es la heterogeneidad de sus contenidos. Es, quizá, la consecuencia más inmediata de leer esta recopilación: obtenemos una panorámica con cierta perspectiva de la obra y la evolución de Moreno en los últimos dos años. Cada proyecto es diferente al anterior: no existe la voluntad de trabajar un estilo, ni de encontrar una imagen identificable o vendible. Moreno dibuja como le pide el cuerpo, dejándose llevar, sin guiones previos, sin más intención que la de plasmar, a través del dibujo puro —pues prácticamente siempre renuncia a la palabra— imágenes poderosas, sensaciones y símbolos que hablan de un mundo propio. Puede que no haga autobiografía directa, pero en sus páginas hay tanta verdad como en el relato confesional más íntimo. Klari Moreno, no está de más recordarlo para entender su obra, tiene formación en Bellas Artes, y doy fe de que es capaz de hacer apuntes del natural y dibujar académicamente con soltura. Sin embargo, en sus cómics busca otros objetivos, y por tanto requiere de otras herramientas. Necesito un dibujo más suelto y directo, necesita desdibujar las figuras humanas y jugar con las formas y las líneas. Hay páginas donde ensucia el trazo, otras donde tira líneas con precisión de delineante. Sólo a veces recurre a viñetas convencionales o a una composición clásica: de hecho, el espacio en blanco juega un papel crucial en dicha composición.

Algunas de las historias de Moreno se centran principalmente en las relaciones, de todo tipo. Es así, por ejemplo, en una historia sin título, publicada previamente como fanzine fechado en junio de 2015, en el que una chica encuentran una masa oscura, una mancha de tinta voluble, que toma cuerpo más o menos humano y con la que folla. Y es también el caso de una de mis piezas favoritas de toda su producción: Relacionarse muy duro (Madriz, 2016), una metáfora minimalista de las relaciones, en la que pequeños hombrecillos y mujercillas moran en sus burbujas, tiran de cuerdas y caen por pozos. No hay una sola palabra pero es una historia elocuente sobre en qué consiste la confianza y el apego, maravillosamente dibujada, además.

Dentro de su universo, tienen una importancia central los perros. Moreno disfruta dibujándolos, recreándose en sus formas y sus movimientos. De hecho, llegó a publicar un fanzine en colaboración con Joaquín Guirao, Hocicos húmedos (2016), donde eran protagonistas absolutos; alguna de las mejores páginas aparece en Ya será. También se incluye una pieza en la que un perro (¿o lobo?) y una pantera se introducen en la página de una dibujante que parece sufrir un bloqueo. Allí, juegan a perseguirse por el espacio.

Otra de las mejores piezas incluidas en la recopilación es el soberbio Origen, nudo y origen (2015), que contó en el fanzine original con la edición de Elizabeth Casillas, un paseo por la naturaleza sin personajes humanos. La mirada de Moreno, minuciosa, adopta aquí su registro más ortodoxo y traza con fina plumilla el ciclo de la naturaleza, el nacimiento de la vida y su putrefacción, en viñetas pequeñas, simultáneas, pero también en páginas libres. Una manzana podrida puede ser un objeto fascinante, lleno de significados. La mano del ser humano sólo aparece para cercernar la vida, pero todo se renueva, nada perece eternamente. Es, seguramente, una de los trabajos más maduros de Moreno, a todos los niveles.

Y, en mi opinión, podemos decir lo mismo de Canina, una historia publicada originalmente en 2015, llena de fuerza y potencia gráfica. En su páginas, vemos a una mujer superpoderosa, una mole de músculos de la que emana fuego o algna clase de energía, y que avanza a través de escenarios geométricos, a través del espacio real —el cosmos— y el figurado —la página—. El equilibrio de estas páginas es casi total, y algunas de sus imágenes encontramos la huella de autores como Gabriel Corbera. Es la historia más fantástica de Moreno, que en Ya será aparece renovada, impresa con tinta azul sobre papel amarillo.

Por último, este recopilatorio aún nos guarda una sorpresa: páginas inéditas a color, pintadas con hermosas acuarelas y llenas de vida. Hay algunas páginas estupendas donde Moreno pinta plantas y las llena de tonos verdes, ilustraciones en las que detenerse durante minutos. Pero hay algo aún más sorprendente: Leto y moneta, una historia, por primera vez en el libro, con palabras, que cuenta con la colaboración de El Torres. Es, quizá, el tándem más improbable que puedo imaginar en el cómic español: un guionista ortodoxo, especializado en historias de género, principalmente de terror, y una dibujante de vanguardia que ni siquiera escribe guiones. El resultado es una historia negra al estilo de las clásicas, con giro de ironía macabra al final, un relato que obliga a Moreno a contenerse, a seguir una narrativa más clásica, pero sin renunciar a sus marcas de estilo: la acuarela, los fondos difuminados, las figuras dúctiles, y una perversa inocencia en los personajes. Quedará como una rareza dentro de su producción y descoloca en el conjunto de Ya será, pero ofrece al mismo tiempo un contrapunto totalmente inesperado y añade un nuevo matiz a la certeza de que, de Klari Moreno, podemos esperar cualquier cosa.

Ya será era necesario. Tanto para la autora como para las personas interesadas en la vanguardia del cómic español, pero sin el acceso a unos fanzines que, en muchas ocasiones, se ponían a la venta y se agotaban en un evento, o sólo podían encontrarse en escogidas librerías durante un tiempo brevísimo. No es una edición completa: han quedado fuera Suspensiones líquidas —que, como dijimos, está editado por Ediciones Valientes y por tanto es fácilmente encontrable— ni algunos fanzines primerizos, como Mostro (con guión de Rev Rey, 2014), u otra de sus interesantes y sugerentes incursiones en el erotismo bondage: Women, wolfs n’ bdsm (Otoño 2015), más algunas páginas en Amigas y otros fanzines realizados en colaboración. Pero lo mejor de su producción está en este libro que supone una magnífica puerta de entrada a la obra fascinante de una artista inquieta, técnica y apasionada.

Anuncios

One thought on “Ya será, de Klari Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s