PERO.

PERO. En los últimos cuatro días he leído demasiadas veces esa palabra. Normalmente introduciendo una adversativa tras una declaración de buenas intenciones de perogrullo. «Condeno el uso de la violencia PERO». «Estoy a favor de la libertad de expresión PERO». Hablo, claro, de las reacciones al atroz, terrible crimen que varios terroristas cometieron en París y que acabó con las vidas de diecisiete personas, entre ellas cinco dibujantes de la revista Charlie Hebdo, blanco del ataque. En un primer momento, cuando sucedió, me quedé completamente bloqueado. Incapaz de reaccionar, ni mucho menos de escribir sobre lo que había pasado. No quería escribir en caliente, no quería decir cosas en público de las que luego pudiera arrepentirme. Quería tener cierto duelo antes de hablar, porque el dolor en ocasiones no es buen consejero. Y esto me ha dolido muchísimo. Necesitaba distancia y cierta reflexión. Por desgracia, fui de los pocos que pensó así.

Desde el instante siguiente al ataque las redes comenzaron a llenarse de opiniones de personas que resultaron ser expertas en el Islam —aunque confundieran árabe con musulmán; pequeños detalles sin importancia—, en libertad de expresión, en geopolítica en general y en la historia de la Charlie Hebdo en particular. Y así, junto a la farsa habitual y esperable —medios que llevan años secuestrados por intereses políticos y económicos diciendo que ellos también son Charlie, el gobierno de Rajoy haciéndose cruces mientras aprueba la Ley Mordaza— he asistido con pena y rabia a un desfile de opiniones lanzadas desde la izquierda, o desde cierta izquierda, o desde ciertas personas de izquierda.

Pienso que hay, en ciertas personas, una necesidad de disentir casi patológica, de ir más allá de la mayoría, incluso de los de su cuerda, de ver lo que nadie ve, de querer ser más papista que el papa: de ser más izquierda que nadie. Normalmente esto conlleva una seriedad exagerada, un ansia de trascendencia que deviene en una superioridad moral tan dañina como la de la derecha más tradicional. Desde arriba, nos juzgan y señalan nuestros pecados. Y se pasan, claro. Creo de veras que cierta izquierda, en esa especie de carrera por ver quién es más abierto, tolerante y respetuoso, han acabado dando la vuelta completa y cayendo en cierto tipo de conservadurismo. Es lo que ha sucedido estos días en torno a Charlie Hebdo.

Obviamente muchas de esas personas ni siquiera conocían la revista previamente. A partir de cuatro portadas que satirizaban el Islam se han formado una rápida opinión para desmarcarse de la corriente y descubrirnos que ahora lo verdaderamente de izquierdas es censurar y poner límites, porque, claro, Charlie Hebdo es una revista islamófoba. Porque satiriza el Islam. Da lo mismo que durante sus cinco décadas de historia hayan disparado a todo y a todos, da lo mismo que tengan multitud de portadas y chistes donde arremeten contra otras religiones, incluyendo la católica. Da lo mismo que hayan cargado abiertamente contra la derecha y contra las políticas xenófobas de la misma, da igual que varios de los dibujantes sean de origen árabe. Han visto una imagen en la que han detenido la mirada tres segundos y eso es suficiente para sentar cátedra.

Criticar el Islam es racista y xenófobo, dicen. Es una falta de respeto innecesaria a las creencias de unas personas. Ok. Supongo entonces que toda esa gente se sentirá fatal cuando Mongolia ridiculiza las creencias de los católicos españoles. Pero no, por supuesto. A esas personas de izquierda les parece bien eso, les parece bien la crítica sin límites a nuestras tradiciones, entienden que eso es progresista, y de hecho ponen el grito en el cielo con cada condena de nuestra deficiente legislación a un humorista. Porque, dicen, la libertad de expresión es sagrada. Cómo ha cambiado el cuento en tres días. De repente, las mismas personas que seguramente compartirían entusiasmados viñetas de El Papus de los años setenta cargando contra la Iglesia, los mismos que quizás sin saber su procedencia hayan aplaudido antes alguna portada de Charlie Hebdo crítica con Franco— por ejemplo—, nos dicen que libertad de expresión sí PERO.

Nos estamos equivocando terriblemente. En serio. Si ése va a ser el discurso, si la izquierda va a ser así, perdón pero yo me bajo. Esto no es ser de izquierdas, o al menos no es la idea que yo tengo de ser de izquierdas. Primero: la oración «Estoy a favor de la libertad de expresión» debe ser simple y terminar con un punto. No admite matices. Si los tiene, entonces ya no es libertad. Si consideras que una cosa es la libertad de expresión y otra faltar al respeto, entonces no has entendido absolutamente nada. La libertad de expresión incluye la posibilidad de faltar al respeto. Porque si tenemos que respetar las creencias, entonces tenemos que respetarlas todas; incluso las absurdas o las que sólo sostiene una persona. Lo cual equivale a decir que no podemos reírnos de nada. Pero si la cuestión es que alguien considera que no puede satirizarse una religión porque es la que profesa un pueblo oprimido, entonces vamos todavía peor. Primero, por el paternalismo etnocentrista de quien está intentando ser más tolerante y multicultural que nadie. Y segundo, porque precisamente es la versión dura de esa religión la que está oprimiendo a millones de árabes. Musulmanes o no, religiosos o no. Estáis errando el tiro: no es con el radicalismo y el fanatismo con el que debéis ser tolerantes. No son «sus costumbres»; es un sistema de control totalitario y asfixiante que está matando, sobre todo, árabes. Que oprime a las mujeres, que castiga la disidencia, que tortura. Que hace todo lo que aquí hemos luchado, desde la izquierda, por erradicar. Y ahora, por no querer pecar de lo que con acierto denunciáis en la derecha, por no dar pie a que nadie dude de vuestro respeto a otras culturas, estáis comulgando con ruedas de molino. Ruedas de molino peligrosas, además. Y se cae en una esquizofrenia cultural llamativa: se defiende el velo porque las monjas también llevan la cabeza cubierta y al mismo tiempo se critica la iglesia católica por relegar a las mujeres a ese rol. Se exige el laicismo para nosotros pero se respeta el integrismo para ellos. Sólo que ya no hay un nosotros separado de un ellos. No me extiendo aquí porque me faltan conocimientos y porque precisamente ayer leí, vía Pepo Pérezeste artículo de Ilya U. Topper al que os remito, porque creo que expone la cuestión con claridad cristalina.

No es una cuestión cultural. Se trata de opresión y tiranía. Y, creedme, a nadie le gusta ser oprimido. Pensaba que eso sí lo teníamos claro. Si ante la prohibición de dibujar a Mahoma la respuesta es no dibujarlo, entonces han ganado los opresores. «¿Por qué molestar?», se preguntan algunos; «De acuerdo, a favor al cien por cien con la libertad de sátira de Charlie Hebdo, pero si sabían lo que podía pasar, para qué arriesgarse?». El argumento del miedo me apena más incluso que el anterior, que más bien me cabreaba. «¿Qué necesidad hay de provocar? Hombre… seamos juiciosos». Tanto darle vueltas a los límites del humor y de la libertad de expresión para llegar a la conclusión de que el límite está en las pistolas. Así de triste. Di lo que quieras pero si te pueden pegar un tiro, cállate. Esto no me lo estoy inventando, ni estoy haciendo parodia: son comentarios que se escuchan y leen en estos días, dichos por gente supuestamente tolerante y abierta. «Se lo han buscado», «Ya sabían el riesgo que corrían». El argumento de ser tolerante con la intolerancia porque las consecuencias pueden ser sangrientas es, lo voy a decir claro, aterrador. Supone una derrota absoluta, en mi opinión, de unos valores y una ideología que debería buscar todo lo contrario: la valentía, el arrojo, la lucha por lo que se cree. Si nos metemos con unos porque no nos ponen bombas pero con los que sí lo hacen nos callamos, hemos perdido. Y ellos han ganado. Es un argumento que, tristemente, he tenido que ver cómo sostiene alguien por lo general tan lúcido como Joe Sacco, que para mi sorpresa toma la parte por el todo y se cuestiona si no tendríamos que respetar la exigencia de unos fanáticos para no molestar a millones de personas.

Pero, ¿sabéis? Quizás la pregunta sea lícita. Hablamos de vidas, es cierto. Hemos vivido días terribles. Charb, Cabu, Honoré, Tignous y Wolinski han muerto por dibujar. Otras doce personas ha sido igualmente asesinadas, supongo que, según los que intentan justificar en alguna medida lo que ha sucedido, por pasar por allí. Los cinco dibujantes habían «provocado»; ¿qué había hecho el resto, según los que argumentan con esos PEROS? Da igual, no quiero entrar en eso. Quiero hacerme preguntas. ¿Por qué se arriesgaron? Es cierto.

¿Por qué se arriesgaron a dibujar a Mahoma si sabían que los podían matar?

¿Por qué El Papus se reía de la ultraderecha si sabían que les podían poner una bomba?

¿Por qué negarse a pagar el impuesto revolucionario a ETA si sabes que te pueden pegar un tiro?

¿Por qué exigir democracia si te pueden torturar en una comisaría?

«Por qué los negros pedían derechos si sabían que el Ku Klux Klan acechaba?

¿Por qué no se quedaron en su casa Martin Luther King, Nelson Mandela o Malala Yousafzai?

¿Por qué hablar, por qué arriesgarse?

La respuesta es sencilla: porque nadie más lo hacía.

Mientras los demás sucumbían al miedo o eran víctimas de su propia confusión, los autores de Charlie Hebdo no cedieron. No se dejaron silenciar por la violencia, no rebajaron ni un ápice su sátira feroz contra quienes pretenden oprimir y recortar la libertad. No dejaron nunca de ser dignos de una tradición satírica profundamente francesa, que hunde sus raíces en el siglo XIX, en las figuras de autores como Honoré Daumier: tal vez él también debería haberse abstenido de caricaturizar el rey, y se habría ahorrado la cárcel.

El humor es libertad absoluta. El humor ofende, por supuesto que ofende. Para eso está. Para señalar al poderoso, para denunciar la injusticia, para gritar allí donde los demás callan. Para jugársela, por todos nosotros. También por los que tuercen el gesto, también por los que opinan que va «demasiado lejos». Ahora todos son Charlie Hebdo. Pero no es cierto. La mayoría callamos mientras ellos se la jugaban, mientras se ponían conscientemente en el punto de mira porque lo contrario era la derrota que, tal vez, estemos viviendo estos días. Hago mías las lúcidas palabras de Isaac Rosa en el homenaje de Orgulo y satisfacción: «“Yo soy Charlie”, repetimos todos estos días. Pero qué va. Charlie eran solo unos pocos, los que se jugaron la vida». Así es. No soy Charlie, no me atrevería a decir que lo soy, porque no tuve el valor de hacer lo que ellos hicieron. Ahora, lamentablemente, tenemos que asistir al juicio desinformado a su labor por parte de quienes se dicen defensores de la libertad. Y tenemos que ver cómo una ultraderecha a la que siempre atacaron capitaliza su tragedia, y cómo gentes que querrían prohibir la sátira contra sus creencias proclaman la libertad de expresión para criticar las de enfrente.

No hay que estigmatizar a quien elige no jugársela. Pero tampoco podemos criminalizar a quien sí tiene el valor para ello, porque es perverso. Y quiero decir para terminar que estoy lleno de dudas. Cada vez más. Y que por eso me asombra que muchos tengan perfectamente claro y ordenado el mundo en su cabeza y puedan juzgar con tanta alegría unos hechos y a unas personas desde el minuto uno. Me maravilla tanta certeza en un mundo tan complejo; ojalá yo tuviera tanta seguridad ideológica, ahorra muchos disgustos. Pero sí creo tener algo claro: como sociedad no podemos ceder. Si lo hacemos, si dejamos de hacer humor no ya para no herir susceptibilidades, sino para que no nos vuelen la cabeza, esto no terminará nunca. Será la mayor victoria del terror, y el mayor fracaso de todos los que queremos libertad, de cualquier parte del mundo. Y será el peor favor que hacerles a los millones de árabes que son las primeras víctimas del fanatismo, por añadidura. Pero no puedo ser optimista. No con lo que estoy presenciando. La corrección política es peligrosísima; no sabéis cuánto. Deviene en un nuevo conservadurismo que rápidamente se volverá en nuestra contra. Ya lo está haciendo.

Charlie Hebdo: gracias. Lo siento. No os merecéis las balas; tampoco os merecéis tanto PERO.

charlie_hebdo_antireligion

Anuncios

332 thoughts on “PERO.

  1. Estoy muy de acuerdo con el contenido de la nota, PERO, me animo a deslizar una crítica al autor. Desde su posición, claramente de izquierdas –aunque critica a otros de su misma tendencia por ciertos errores de interpretación– descalifica en forma absoluta a lo que llama la derecha. Allí no parece haber posibilidad de “rectificaciones”, simplemente son la encarnación del mal.

  2. Pero…esa es su opinión. Independientemente, de religiones, o de políticas, la mayoría de vocabularios en el mundo, tenemos la palabra libertinaje: “Actitud irrespetuosa de la ley, la ética o la moral de quien abusa de su propia libertad con menoscabo de la de los demás”. Si su opinión de libertad, es ésa, yo también me bajo.

    1. Puedes bajarte y mudarte a Irán: allí hay tienen una amplia clasificación oficial y prohibición de todas las cosas que son libertinaje que hará tus delicias.

  3. Complementando lo ultimo que dice el que escribio la nota.. “PERO” los mataron y ese es su merecido final por no respetar las creencias de otros ahi esta se arriesgaron por unos cuantos Euros burlandose de millones de musulmames llamando a eso humor y que ganaron?? un hueco bien profundo donde se los comeran los gusanos y punto…

    1. Parezco un disco rayado, no pensaba volver, pero DEBO hacerlo para aplaudir de pie a Susana, te agradezco que hayas escrito eso y comparto tu opinión. Por fin un poco de aire fresco, y lo mismo digo para el comentario de Garofi. Los comunistas se la pasan hablando de la libertad de expresión pero a ellos nadie los arresta por expresarse como a los radicales de derecha. No simpatizo tanto con estos, pero es ridículo que quien se calle la boca ante los muchísimos arrestos y condenas de revisionistas, después salga a defender la “libertad”. Lo que defienden es SU libertad. O lo hacen sin saber, con buena intención pero ignorancia, o simplemente son unos hipócritas. No todo el mundo piensa igual, y ellos han sido tremendamente irrespetuosos con todos. Por lo de las ofensas al mundo árabe, pues, para muchos el respeto y el honor están por encima de la vida, que cosa eres sino tienes honor? Una sociedad que insulta y se burla de los valores de otros no es mejor ni menos retrógrada que una atrasada en la barbarie, y la superstición. Al menos, esa es mi opinión.

    2. Teniendo en cuenta la tirada ridícula de Charlie, se arriesgaron. la vida nada menos, y totalmente conscientes de ello, por bien pocos euros. No te engañes: se arriesgaron por algo mucho más grande, algo que los cortos de miras no son capaces de comprender.
      Me cago en las creencias de millones, y en las de trillones, si ellos no son capaces de tolerar las creencias de los demás. Sin peros.

    3. Los “señores” que entraron a asesinar a estos caricaturistas son los mismos que están asesinando, decapitando y violando desde hace tiempo a pueblos enteros de creyentes musulmanes, símplemente porque su idea del Islám no coincide con la de ellos. Esto de meter a todos los millones de creyentes del Islam en el mismo saco también es muy habitual: es algo que de lo que se acusa los caricaturistas de Charlie, y acto seguido, el acusador santurrón hace exáctamente lo mismo. “Oh, han ofendido a millones!”, pues para tu información el ejército islámico está matando a miles. A esos musulmanes, de los que nadie se acuerda, como si las únicas víctimas del integrismo fuésemos los demás, si les dan a elegir entre que les ofendan con una caricatura o violen a sus hijas y les corten la cabeza en fin, creo que hasta se harían subscriptores del pasquín ofendedor.

      Me gustaría hacer una lista de las cosas de las que no nos podemos burlar. ¿Las religiones? ¿y por qué no me puedo burlar de una religión y sí me puedo burlar de los que creen en los ovnis, o en el tarot, o en la homeopatía? ¿Qué hay que hacer para que las creencias de uno se conviertan en algo de lo que está prohibido burlarse? ¿Dónde hay que inscribirse?
      Lo digo porque las personas no religiosas también tienen creencias, que al parecer, no son “sagradas”, porque no están en la lista oficial de cosas de las que está mal reírse.

      Bueno eso, a ver si sacan la lista de los chistes permitidos ya. Va a ser un poco como la lista de la federación de insultos permitidos en el campo de fútbol. Es decir, un chiste en sí misma.

      Puede que los caricaturistas de Charlie asesinados sólo hayan consegido “lo que se merecen” “un agujero y que se los coman los gusanos” (guau, tu sensibilidad es tal que deberías ser ministra en Irán), nosotros, que no lo merecemos, gracias a ellos, a su actitud desafiante pese a todo y a su final, puede que consigamos un mundo un poco mejor. Puede que las vicimas de Isis en países no occidentales dejen de ser invisibles. Puede que recordemos cuán importante es la libertad de decir lo que queramos sin que nos pongan una pistola en la cabeza. Puede que todos esos líderes mundiales hipócritas que fueron a la manifestación en Paris y tienen en sus países a periodistas detenidos por criticar sus regímenes reflexionen ante la avalancha de críticas que les están cayendo. De hecho, circulan por las redes sociales las historias de encarcelados, de condenados a latigazos por decir lo que piensan, que de no haber sido por esto, no tendrían ni un espacio en el telediario entre el último caso de corrupción política y el último estornudo del último fichaje del Real Madrid.

  4. Frank, La barbarie es cuando por dibujar se mata. No te confundas. -Sí, efectivamente lo que se dibujó son burlas a las creencias de otras personas. Y que, por ello se justifica?. Qué clase de creencias o valores tenían, entonces? (Los que mataron sin entrar en detalles a la religión a la que pertenecían) MATAR nunca está correcto. Los mismos musulmanes viviendo en París dieron su opinión al respecto y han dicho que lo que habían hecho no era musulmán, que eso había sido una Barbarie! (ATROCIDAD! MAL HECHO!). El Señor musulmán decía que sí estaban ofendidos (los que mataron) para eso estaba la pluma! (bolígrafo) para responder de la misma manera!!!
    Por cierto dejo un link con articulo que habla sobre una posible conspiración, interesante: http://www.paulcraigroberts.org/2015/01/11/suspicions-growing-french-shootings-false-flag-operation/

  5. Me encantó el artículo, expresó casi todo lo que siento.
    1°: Si creés que tu Dios es el único, el creador de todo, el TODOPODEROSO Y SABIO. No hacés “justicia por mano propia”. Dejás que tu Dios se las arregle y “castigue” solo con su poder a los “agresores e irrespetuosos”. Actuar por él significaría que él no puede o no sabe defenderse, o lo pone en el plano de los humanos, cuestión que no tiene, porque las deidades no juegan a la par nuestra.
    2° Frente a los que dicen que la revista tenía “libertinaje” para criticar “por izquierda” pero que se “coarta” la libertad de expresión de la derecha. ¿Desde cuándo es que la ultraderecha no tiene posibilidad de expresarse? Se ve que no han visto ni videos de Neonazis, grupos de rock de derecha, discursos del Tea Party, de la derecha europea, americana, etc. EN LOS MISMÍSIMOS CONGRESOS DE CADA PAÍS… Cuéntenme den los últimos años cuántas muertes de Neonazis hubo y cuántos dibujantes de izquierda salieron a matar neonazis…
    3° ¿Desde cuándo se puede llamar de “izquierda” a la cantidad de estúpidos que se dicen “yo soy Charlie” y son incapaces ni de hacer un trámite por el prójimo (mucho menos arriesgarse a algo o acompañarlos en algún reclamo) o de los que dicen “Yo no soy Charlie” y aprueban que a una mujer le corten el maldito clítoris “porque es cultural”, que tenga que ir disfrazada muerta de calor “porque así dice su cultura”. ¡NO! Sus líderes retrógrados, que creen más importante la ropa y las tradiciones que la mismísima espiritualidad (corre para todas las religiones), son los que la obligan.
    Una cosa es la decisión propia, a eso no me opongo, pero hasta que no exista la verdadera libertad, de un mundo completamente mixto, con gente de toda índole respetándose, no me vengan con que la “prohibición” es “de izquierda” cuando se hace en el oriente. Vayan a vivir para allá y háganse de esa religión si así lo creen.
    4° Todos los caraduras que se “inmolan” en sus supuestas quijotadas y críticas “anti-sistema” y después se les doblan las rodillas ante el terror de oriente solo para justificar a cualquiera que se ponga en contra de “los terroristas de occidente”, me parecen simplemente bárbaros, ignorantes, hipócritas, necios que son incapaces de sentir piedad por los inocentes, demasiado cobardes como para levantar la voz ante cualquier injusticia. Esos cómodos que en las voces del placer de un cuento revanchista, sádico y cómodo se regodean con las “bajas” del “enemigo”, son ni más ni menos que la herramienta perfecta que necesitan tanto los verdugos del sistema occidental, como los fanáticos (que también negocian poder y plata) del fanatismo oriental para continuar sus negocios de sangre.
    Y estos verdaderos (aunque berretas) “pensadores de vanguardia”, tanto de izquierda como de derecha, se saludan entre sí, se estrechan la mano y se van con un beso y un fusil AK 47 en cada mano, festejando sus “sabiondos” comentarios y contando los minutos para que una nueva reacción violenta del “otro bando” justifique sus futuros ataques de indignación. Pero no por las víctimas, ELLAS NO IMPORTAN, LES IMPORTA ESTE DEBATE, EL PREJUICIO, LES IMPORTA “GANAR”. Piensan que esta es una batalla de algo así como equipos de fútbol. Juega la (pseudo) izquerda contra la derecha fanática, solo que yo no pienso darles público, yo no pago esa entrada muchachos. Me apena que por la culpa de los fanáticos y la excusa de los fáciles, uno sea considerado un “tibio”, un inútil, porque uno no juega el partido y encima, se tenga que perder esta vida sin haber conocido la paz.
    Los que apoyen la muerte, sigan el debate, a mi me dan asco los justificadores de asesinos, porque son más rápidos para enjuiciar al resto que para revisarse ellos, si les tocara quedar en la línea de fuego, son los primeros que piden auxilio a cualquier bando.

  6. “Neonazi” es una palabra del sistema que los supuestos “fascistas” no usan para denominarse. No hay periódicos de ese tipo porque es ilegal, como cuestionar, dudar, o hasta investigar el tema del holocausto. Hay hasta judíos que han sido arrestados por cuestionar ese hecho histórico. Hablo puntualmente de los judíos ortodoxos de Neturei Karta, puedes usar google y verlo por ti mismo. Con todo lo demás, estoy generalmente de acuerdo, a menos que defiendas los genocidios del estado de Israel y luego te lamentes por la muerte de 12 personas. No sé en cual país fue editado, pero ayer salió una caricatura en uno de esos países en los que había un tanque israelí con la leyenda “Je Suis Charlie” aplastando niños musulmanes.

    Saludos.

    Frank Robinson

  7. Coincido con algunas cosas pero no con creer que la libertad de expresión no admite peros ni contextos. Esto no equivale a creer que admita cualquiera y entonces ‘¿Por qué negarse a pagar el impuesto revolucionario a ETA si sabes que te pueden pegar un tiro?’ Sabemos claramente a lo que uno se refiere con analizar el contexto: no ser ingenuos y comprar el bolazo de que la lucha es entre religiones o entre los valores occidentales y la barbarie e inscribirlo en un momento histórico, complejizar, analizar lo que está en juego más allá del ataque terrorista en sí. De otra manera, se da la paradoja de que en nombre de la libertad de expresión se cancela todo debate. La libertad de expresión nace como concepto en determinado momento y lugar; plantearlo como un absoluto, casi como un fenómeno natural al que no se pone en cuestión, universal, es ante todo un pensamiento religioso.

    1. Roberto, la libertad de expresión admite muchos peros y contextos: y estos peros, en los casos más extremos, se dirimen caso por caso ante un juez. De ninguna manera nos animemos ahora de repente a aplaudir la censura previa y preclasificar lo publicable y lo no publicable. En todo caso, podemos procurar que la justicia sea igual para todos los colectivos, especialmente con los más vulnerables y atacados.
      Eso de secuestrar ediciones y cerrar publicaciones como sabes, es un arma que hay que tratar con mucho cuidado y que puede explotarnos en la cara hasta desfigurar por completo a una señorita llamada democracia.
      Tenemos en nuestra legislatura delitos de apología al terrorismo, apología al odio etc. incluso conservamos el delito de blasfemia (manda leches). Si te parece poco…
      Lo que ha ocurrido en París, no admite ni peros ni justificaciones de ningún puñetero tipo.

  8. pero no puedes comparar a los guionistas de charlie hebdo con martin luther king.mandela,malala,etc los guionistas no estan sanvando a nadie,es un diario de medio pelo que se hizo famoso solo por burlarse de algo que para algunos es sagrado,como si se burlaran en premira plana de tu famalia y se nos olvida que hacen gran revuelo por los de charlie hebdo pero el siglo pasado los franceses mataron a miles de argelinos y asi nadie decia nada que hipocrita es mucha gente

    1. Perdona pero esto no es correcto: Charlie Hebdo no es un diario de medio pelo que se burla de algo que para algunos es sagrado: es un diario (en realidad es un semanal) de medio pelo que se burla de TODO aquello que para algunos es sagrado, demasiado sagrado.

      Se ríe de todo lo que que se toma demasiado en serio y sobre lo tan sumamente serio y desgarrador que ya sólo te queda reír: se ríe del Islam y su prohibición (no escrita en ninguna parte del Corán, creo entender) de pintar a Mahoma, se ríe de los integrismos, de todos, se ríe de los curas católicos, y de los rabinos, se ríe del ejército de Israel intentando legitimar una limpieza étnica como si en realidad fuese la necesidad de defenderse de un enemigo a su altura, se ríe de los machistas, se ríe de las feministas, se ríe de la extrema derecha y su xenofobia rancia, y encima hace chistes con sexo, caca y pedos.

      Es el tipo de revista de medio pelo cuya existencia te confirma que vives en un país libre.

      Y desde luego el siglo pasado estos caricaturistas, los muertos y los supervivientes, muchos de ellos de origen argelino, no habían nacido. Puestos a ser demagogos, el pueblo que en su historia no haya abusado de su poder cuando ha tenido la oportunidad que tire la primera piedra. Es decir, nos tendríamos estar eternamente acusando los unos a los otros por los pecados de nuestros bisabuelos en lugar de aprender de sus errores.

      1. poder reírse de todo te confirma que vives en un país libre… uf, ¿de verdad? todavía te crees el cuento de que occidente es libre… JA JA JA… eso sí es ser inocente. YO estuve por allá un año y creeme que tenía todo el tiempo la sensación de que los europeos están absolutamente controlados.

      2. Se burla de todos menos de los judios…. que casualmente son sus patros o amos…

    2. Totalmente de acuerdo contigo, Hay mucha hipocresía de por medio en esa Francia que parece olvidarse de todas las barbaridades que han cometido en el pasado y que siguen cometiendo.

    1. No sé quién es más bastardo: el que usa a un niño como escudo, o el que lo sabe y bombardea al niño de todos modos. Bueno sí: en realidad está claro quién es más bastardo.

  9. El “pero” es una palabra exquisita, que habla de una modulación semántica que la lógica formal no puede expresar. En Lógica “pero” se simboliza igual que “y”, pero ambas palabras no dicen lo mismo, para nada. El pero permite introducir matices, especificar el alcance de nuestras adhesiones, hacer reservas parciales, tomar precauciones ante posibles generalizaciones apresuradas, hacer honor a los casos particulares. Por ejemplo: yo, igual que tú estoy en contra del terrorismo, pero no creo en la versión oficial de las potencias europeas según la cual la tradición francesa de la amable irreverencia fue interrumpida por la irrupción del fanatismo religioso. Repudio la matanza de los dibujantes de Charlie Hebdo PERO no creo que los autores intelectuales sean unos religiosos fundamentalistas. Me gusta la irreverencia PERO no encuentro gracioso que la pequeño burguesía ilustrada se burle de las creencias de un sector social que en la blanca e hipócrita Europa es estigmatizado, ofendido, explotado, despreciado. Me gusta que se rían de los poderosos, PERO en Europa ellos poderosos no son los millones de inmigrantes musulmanes. Los poderosos de Europa marcharon el domingo bajo la pancarta “Yo soy Charlie” y la revista de esta semana no se burló de estos poderosos oportunistas que aprovechan esta masacre de autor incierto para redoblar sus proyectos bélicos de dominación imperial. En lugar de burlarse de Merkel, Rajoy, Hollande, Cameron y otros fanáticos de los ajustes neoliberales, Charlie esta semana lo volvió a poner en tapa a Mahoma, perpetuando el equívoco de no poder precisar que estos poderosos de Europa que ahora dicen ser Charlie, son la raíz del problema y no parte de la solución. Valoro la libertad de expresión PERO no adhiero igualmente a cualquier cosa que se publica. Por ejemplo, algunas tapas de Charlie riéndose de los musulmanes me parecen de mal gusto, racistas y de una soberbia propia de las clases dominantes. Pero aun cuando esos dibujos me parecen discriminatorios, repudio el asesinato de sus autores. Menos mal que existe la palabra “pero” porque si no, no podría expresar mi posición de manera clara.

    1. Cuanto rodeo para decir que los viñetistas de Charlie Hebdo eran de una pequeña burguesía etnocentrista y discriminadora que sólo se burlaban de una determinada religión. Que me aspen, si lo entiendo, pues por todo lo que he leído los viñetistas satíricos habían satirizado lo habido y por haber. Me asombra tantos que opinan sobre Charlie Hebdo como si la hubieran leído desde sus inicios, cuando una ni siquiera sabía de su existencia y que sólo ha sabido de ella por el abominable asesinato de sus redactores y dibujantes. Es por lo que comento que una revista, cuyo lanzamiento era de apenas 50 o 60.000 ejemplares para una población de 66.000.000 millones de habitantes, ahora algunos cuestionen de forma tan rotunda su humor. Una vez más, a nadie se obligaba a comprarla. Entiendo yo, que era más bien para un público muy minoritario y con todo el derecho del mundo a disfrutar un tipo de humor. A nadie obligaban a comprarla si no les iba su humor tan mordaz.
      No justifiquemos más, inconscientemente, las acciones de unos bárbaros que intentan retrotraernos a algo peor que el medievo: la negación del pensamiento crítico y burlón. No se trata de matar al bufón, sino acabar con el fanatismo más extremo, en esta ocasión encarnado por los asesinos de los viñetistas de Charlie Hebdo.
      Y pretender, que con tus compañeros asesinados friamente, uno por uno, con tu local cerrado por tan tristes sucesos, tengan en cuenta poner a los políticos de la troika a punto de lápiz de los pocos que quedan de la revista para la consiguiente sátira. No toca. Por favor, algunos ni siquiera consideran el inmenso dolor de sus supervivientes como demostró el dibujante, Luz, en la rueda de prensa. Me impresionó su desconsuelo y su triste llanto.

      1. No es relevante si Hebdo se burla también de otras religiones. En todo caso me parece una posición de derechas burlarse de los sectores oprimidos y perseguidos de la blanca Europa actual, aunque también la revista se ría de otros sectores. Seria como justificar que e Alemania Nazi una publicación se burlara tanto de lo nazis como de los judíos perseguidos. Esa neutralidad no existe. De hecho, los responsables de los ajustes económicos que vive Europa, la xenofobia, la desocupación y el alineamiento con la cruzada bélica en Medio Oriente marcharon en París y Charlie acepta estas masa compañías. El dolor de lo familiares de las víctimas no puede ser usado como un chantaje sentimental para adherir a ciegas a una revista que tenemos tanto derecho de criticar, justamente en nombre de la libertad de expresión con la que aquí tantos se llenan la boca, PERO les molesta cuando uno no dice lo que ellos quieren.

    2. Perdón, no entiendo tu posición con tantos peros. Entonces ¿estos caricaturistas, merecían morir pero no? ¿Su asesinato es repudiable pero no tanto? ¿Sus asesinos son detestables pero un poco han hecho justicia?

      1. No entiendes lo que no quieres entender. Solo la mala fe te puede llevar a pasar por alto esta frase de una claridad meridiana: “Repudio la matanza de los dibujantes de Charlie Hebdo PERO no creo que los autores intelectuales sean unos religiosos fundamentalistas.” El repudio ha sido expresado con claridad, pero estoy en contra de la instrumentación política que los líderes de la Europa rica y blanca hacen del atentado. Y tampoco adhiero al Je suis Charlie, porque repudiar un atentado no implica avalar la línea editorial de la revista. Dije que repudiaría la matanza de los periodistas y dibujantes aunque fuera una revista neonazi. Pero lo que haces tú es pretender ligar la critica a la islamofobia que pende sobre Europa a un apoyo al terrorismo. Y tampoco pareces entender que no creo que los hayan mandado a matar los fundamentalistas musulmanes, sino sectores occidentales que se benefician con la militarización de Europa. Como yo ya dije todas esas cosas, creo que no quieres entender lo que yo digo, pero lo entiendes muy bien.

  10. Toda la razón pero:) creo que no estamos psicologicamente preparados y menos che menos el profeta y sus secuaces.. lamentablemente nos faltan unos años para recuperar una libertad de expresión que comenzaba a vislumbrarse en los años 60/70 después no se pudo , demasiadas dictaduras intelectuales nos mataron

  11. Todo “pero” está justamente protegido por esa “libertad de expresión” que usted como un fundamentalista más glorifica y sacraliza. “En Occidente” todos tenemos derecho no solo a opinar sino también a cambiar de opinión y a ponerle peros a aquello que consideramos tiene defectos sin terminar satanizados por los adalides de la misma libertad de expresión que protege nuestros “peros”.
    Por otro lado, la libertad de expresión no es de “izquierdas”, recordamos a Stalin o a Maduro. La libertad de expresión es hija de la ilustración y del enciclopedismo franceses desde mucho antes que existieran los partidos de izquierda; no en vano citan mucho a Voltaire por estos días.

  12. Cualquier PERO en ultima instancia justifica aunque sea un poco la barbarie. Que determinados políticos saquen partido de esas muertes, o que el ruido mediático sea enorme en estos crímenes y casi inexistente en otros, tanto o más graves, es otro tema .Los medios tienen los mismos dueños en todo el mundo; el poder.Y utiliza las noticias a su conveniencia.

  13. Charlie Hebdo: El gran teatro, la gran manipulación. Los europeos y todos los europeos wannabes creen que esto se trata de la libertad de expresión, cuando de lo que se trata es de un retorno a la xenofobia justificada, represión de derechos y libertades justificado también, y la guerra de las guerras: el control de recursos limitados (ej., petróleo) y represión de pueblos enteros que lleva años desencadenándose hasta el punto que es imposible evitar el hedor de descomposición por todas partes. Si algo debería de preocuparles a los europeos, es su derecho a la salud y educación, o si se piensa en la libertad de expresión en todo caso su derecho a la protesta, y si ya no eres tan joven, tu derecho a una pensión digna para el adulto mayor, por que a estas alturas y como se pintan las cosas, lo más seguro es que los europeos van a comer mierda mas pronto que tarde. Oigan esta profecía defensores de la libertad de expresión de dibujos para adolescentes en pubertad: Van a regresar los gobiernos ultra conservadores y haber si cantan su cancioncita de yosoycharlie y el derecho a la libertad de expresión de sus dibujos mal hechos y su derecho a la insolencia dedicada a sus abuelitas religiosas (ya enterradas de que ratos). Y les puedo asegurar que no van a ser los islamistas los que les repriman, sino precisamente sus jefes de Estado y grandes compañías que ahora mío se agarran de la mano, pero en el fondo se regocijan por lo que esta pasando. Me da vueltas la cabeza de pensar en todos estos comentaristas, según ellos progres, que hacen creernos que la representación de la libertad de expresión en estos tiempos es un dibujo de la paloma del espiritu santo fornicando a jesus, y la cara de jesus plácido de fornicar a su padre. O bien el culo peludo de mahoma. hahaha ¡que risa me da! ¡es pero tan audaz! Charlie Hebdo y todos los charlies del mundo, donde quieran que estén hermanos míos, que les den por el culo también ¡Que viva la libertad de expresión! !Que viva la libertad de insultarnos en nombre del prejuicio etnico y religioso! ¡Que suban los muros y vuelen los drones! Todo es bien cool. Todo está perdonado.

  14. Menos mal que el papa ha acudido a despejar muchas dudas: la libertad de expresión tiene límites, quien insulte a su madre que se espere un puñetazo en la boca, el que insulte a Mahoma que espere balazos. Viva el respeto a las religiones, curiosamente, siempre inversamente proporcional al respeto por los demás que profesan los religiosos… como dice el artículo, no hemos parado hasta encontrar la cuadratura del círculo y de repente resulta que el que tiene razón es el Imán de turno, manda carallo…

  15. Es patético que se repita permanentemente la polarización de que “Soy Charlie” y me cago en las creencias ajenas; o “No soy Charlie” y que vivan los terroristas.
    Si la excusa de la polarización es buscar una guerra: comiencen de una vez pero sin todos los que no vamos a subir de ninguna manera a esos discursos “OPRESORES” de elegir uno de los 2 bandos. Dijo George Bush en 2011: “Están con nosotros o con el terrorismo” y vuelvo a responder “que les den por culo a ambos”.
    Ni elijo defender la “pseudolibertad de expresión” de un Occidente hipócrita, de una revista falsa y manipuladora que se caga en aquello que Occidente le indica que se cague desde el 11S para comenzar nuevas guerras en sitios alejados y provocar masacres de a miles (como hace Francia en Mali o Libia y todas sus ex-colonias con la Legión Extranjera). ¿Por qué no cagarse en el nacionalismo genocida francés al grito de “Francia es una mierda” y se limpian el culo con la bandera francesa?. ¿Quizás por miedo a que la masacre fuera de nazionalistas franceses?.
    Tampoco voy a elegir a unos fanáticos asesinos que cuando no se esconden en una religión, se esconden en ideologías perimidas de derecha o izquierda, movimientos separatistas y demás hierbas.
    ¡PASO DE LOS ASESINOS! Que se maten entre ellos y cuando quieran hacer humor nos reímos de cualquier cosa sin ningún tipo de reparo o leyes que lo impidan, cueste lo que cueste y todos con sonrisitas, nada de enojarse. Si no, a respetar las creencias religiosas, políticas, nacionalistas y personales de cada quien con un humor respetuoso (es lo mas sustentable para convivir a largo plazo).

    Pero ….

    Pero nada!

  16. Estoy cansada de leer y leer comentarios ninguneando el humor de Charlie Hebdo. Y si olvidan que eran franceses y por lo tanto no estaban ni en un país mulsumán, y por tanto no ligados a ninguna ni a ningún credo de una dictadura religiosas. Lo digo, porque en esos países cerrados y con mentalidad del medievo, se rijan por sus leyes y prohibiciones a toda manta, pero que dejen en paz y como se han de expresar los ciudadanos de Europa.
    Lo que si me causa horror es que decapiten en plena calle a una joven birmana, completamente tapada de negro, condenada a muerte, en estos días en Arabia Saudí. Pero se ve que eso no ofende, sí en cambio unas viñetas. ASCO.

    1. ¿El Nacionalismo que es? ¿Sabías que con el Nacionalismo frances llevan 1 millon de personas asesinadas entre Libia y Mali en los ultimos 6 años? ¿Nacionalismo si pero religión no? ¿Me causa horror que asesinen 12 franceses pero me importa una mierda que asesinen 1 millon de africanos? Ponte de acuerdo!

      1. No por las grandes aberraciones humanas en cualquier lugar del mundo, vamos a justificar el ataque furioso a un cierto tipo de humor y a sus creadores. Como muy bien dice Soledad Gallego-Diaz en un artículo suyo cualquier tipo de ideas, políticas o religiones, eran el dardo del lápiz de los creadores humorísticos de Charlie Hebdo. No por las bombas infames que hayan lanzados cualquier poder del mundo, cualquiera, tienen culpas los/as ciudadanos/indefensos.
        Yo defenderé siempre los valores provenientes desde la Ilustración: libertad, igualdad y fraternidad y otros que se puedan añadir. Otra cosa es que cómo los interpreten o los respeten las jerarquias de los distintos países europeos.

      2. Pero de las grandes aberraciones humanas participamos todos. Si tan en desacuerdo y horror nos produce el terrorismo y el asesinato de 12 franceses, lo mismo nos debería producir cuando asesinan a cualquiera en cualquier lugar del mundo, sino solo es hipocresía de me produce horror que “estén actuando tan cerca de casa”, pero cuando eso pasa muy “lejos de casa” y lo hacemos nosotros “está bien”.
        Libertad, igualdad y fraternidad deberían ser defendidas en cualquier momento. La aberración del fanatismo religioso o nacionalista (/incluso el fanatismo de nuestra propia nacionalidad) debería ser aborrecida permanentemente, no discrecionalmente como se hace en este caso.
        No digo que tú seas hipócrita, pero este movimiento generalizado de salir a perseguir “creencias fanáticas musulmanas” y no tocar los valores nacionalistas (que son la misma porquería y mas peligrosos que esto que se dice combatir), es patético.
        Ya lo dije antes: muy gracioso resulta hacer caricaturas de Mahoma, pero no he visto a los de Charlie Hebdo hacer una tapa con “Francia es una mierda genocida” y Charlie limpiarse el culo con la bandera francesa. Cuando todo el “supuesto” sentido del humor y libertad de expresión termina solo burlandose de la creencia de una minoría francesa o una mayoría que está lejos; pero jamás piensa reirse ni ironizar sobre los “valores nacionales” para no herir el sentimiento “patriotico” de una mayoría nacionalista que cree en la colonización, la invasión, la discriminación de las minorías, el asesinato como método de solucionar conflictos …… digamos que no es “Humor”, solo es “Propaganda Occidental a favor de seguir con esos inmundos e inhumanos valores occidentales”.

      3. No, si al final, según algunos, la conclusión de que todo se debe por comer la maldita manzana. Todos culpables desde que nacemos del pasado, presente ¿y el futuro? ¿No decían que un recien nacido no bautizado no iba al cielo “directamente”? ¿Nos autoflagelamos todos, hasta los humildes que les están dejando sin casa y sin medios para poder llevar una vida digna en el sur europeo? ¿Se autocensurarán los humoristas por no herir la “sensibilidad” de fundamentalismos varios, religiosos, ideológicos o políticos? ¿Prefieren algunos los viejos tiempos negros de la censura como hubo en España? ¿……………..?

      4. El problema es que nadie discute sobre el hecho de que “toda persona tiene derecho a vivir y ser respetada”, sino que justificas en tu argumento “que algunos no tienen ese derecho depende mis gustos y mis sentimientos patrioticos”. Es una aberración asesinar en nombre de Mahoma pero no lo es cuando se trata de tu banderita, tu himno, tu territorio y tu historia con los de tu nacionalidad.
        Es una visión totalmente hipócrita!

      5. Y dale con el nacionalismo. Aquí se trata de una visión fanática y totalitaria de unos individuos que con el pretexto de una pretendida visión de su religión, la única porque bien que no les han caido prendas en matar a tropezientos de la misma que no consideraban fuesen unos buenos creyentes, ya no digamos cuando matan a los considerados infieles y de vida obsoleta por ser de Occidente. A las mujeres ni las consideran, salvo tan tapadas que ni se les vean los ojos, en casa, y a procrear. O sea, que no me vengan con cuentos como bien decía un cantante en una de sus canciones, que bastante tuvimos los/as españoles/as con el año de la “victoria” y “la santa cruzada”, en el casposo y gris franquismo. Y ala, con estas acabo. Sólo me queda seguir felicitando Gerardo Vilches por su artículo.

      6. Que tengas una paranoia y repugnancia religiosa pero no te importa el nacionalismo, es como afirmar que la ETA y sus atentados esta justificada antes que ISIS o Al Quaeda. Por si no te enteras que el nacionalismo es la misma fanática porqueria que el fanatismo religioso.
        Insisto que tu visión es totalmente hipócrita. Quieres ignorar lo que no te conviene y reafirmar otro tipo visiones intolerantes porque es “politicamente correcto” espantarse por 12 franceses asesinados, pero no por 200.000 personas asesinadas por el ejercito frances en Mali.
        Les espanta en realidad no la masacre, sino quien realiza la masacre. Les da asco 12 asesinatos en nombre de “Allah” pero les importa un bledo 200.000 asesinatos en nombre de “Le France”, su banderita y su sentimiento nacionalista colonizador.
        Venga ya!

      7. Como leí en una viñeta muy buena el otro día (a mi me gustaría definirla sátira, y de las buenas, pero en estos días me han explicado que la sátira es dibujar a dioses enculados o representar a ministros negros como monos, así que estoy un poco confundido):

        – Qué barbaro eso de matar por motivos religiosos.
        – Pues sí. Lo civilizado es matar por motivos económicos.

  17. Hay algo que se llama moral absoluta, lee sobre eso, te aclarará muchas ideas.
    La libertad es buena, pero si la usas para el mal, (que es escandaloso, polémico, y hace ruido), eso es lo que define al hombre que la usa, no a la libertad. En cambio, si la usas para construir y hacer el bien, es mas discreta, no hace polémica ni escándalo y sobre todo no es negocio… es heróica en el anonimato la mayoría de las veces.
    Espero haberme dado a entender…

  18. ¿De verdad este tío está poniendo unos viñetistas al mismo nivel de Nelson Mandela, Martin Luther King y Malala Yousefzai? De verdad hay gente que se bebe esta retórica? En mi opinión (que será agredida con insultos, por supuesto, porque ahora que la libertad de opinión se ha vuelto dogma, los herejes que se alejen de la ortodoxía serán quemados) la sátira es una herramienta útil para desenmascarar lo que el poder quiere ocultar (y en algunos países el poder político y el poder religioso coinciden, es cierto). Otra cosa es luchar por los derechos humanos. Un viñetista asesinado es un viñetista asesinado, no un héroe. Yo soy un fulano cualquiera que escribe lo que piensa aquí, pero si mañana alguien me mata por esto, no me vuelvo un héroe de repente: seré un fulano muerto injustamente, ya está.
    Desde que nació en tiempos antiguos, la sátira se ríe del poder. El Profeta del Islám no es el poder: es el icono de la fé sincera de millones de personas pacíficas, oprimidas o no. La interpretación radical del Islam no es Muhammad, al igual que el papa no es Jesucristo. Aunque toda esa gente occidental que se cree tan iluminada consiguiera liberar a todos los oprimidos del mundo islámico, ellos no dejarán de ser musulmanes. Reírse del Profeta no perjudicará el poder de los integralistas islámicos, más bien lo reforzará. Porque para muchos musulmanes, que reciben nuestras bombas en la cabeza desde hace medio siglo, la fé es lo único que nadie les puede quitar. Tampoco la sátira puede quitársela, por supuesto. Pero lo de ver su fé ridiculizada los llevará a pensar que el Occidente no lucha contra la violencia y la opresión, sino contra el Islam. Y cuando se vean obligados a elegir un bando, ¿cuál elegirán? El de quien les dice que está defendiendo su fé, o a Charlie que la ofende y, ahora que tiene el lujo de vender millones de copias, muy oportunamente echa más leña en el fuego?
    Mientras estos intelectuales siguen masturbándose el cerebro sobre la ontología de la libertad de expresión y cazando a los herejes de las adversativas, en varios países los musulmanes protestan contra las nuevas viñetas de Charlie y en Europa se difunden la islamofobia y el nuevo fascismo.
    Afortunadamente nosotros contamos con distinguidos pensadores, como el autor de este artículo. Al cual, sin embargo, me gustaría recordar que nuestra cultura post-iluminista está fundada en la DUDA, en los PEROs. Si no existe nada de lo que uno no pueda reírse, entonces tampoco hay nada de lo que uno no pueda dudar. Yo dudo de la idea que cadauno pueda escupir sobre todo y todos, porque la libertad de expresión no es diferente de las otras, y termina donde se perjudica a otro. Incluso en nuestra sociedad la libertad de palabra está limitada: yo no podría colgar un enorme cartel desde mi balcón diciendo que mi vecina es una prostituta y todo el mundo está invitado, ¿o sí? O simplemente ir por ahí insultando a toda la gente con la cual me cruzo, ¿o sí?
    Y, para terminar, esta idea de que el mundo islámico tiene que aprender de nosotros suena exactamente como la retórica estadounidense de “exportar la democracia”. ¿Y exactamente, cómo piensan los integralistas de la libertad de expresión exportar esa verdad absoluta de la cual son los únicos guardianes? ¿Con bombas o con viñetas provocativas?

    1. ¡Vaya! Hasta que leo algo sensato. Tienes toda la razón, Andrea. Al parecer muchos, en su miedo al dogma, han construido otros en su lugar.

      Saludos desde Querétaro, México.

      José María Cabrera

    2. Excelente argumento con el cual estoy de acuerdo casi en su totalidad, con un matiz; el axioma dice: “La libertad individual termina donde empieza la de otro individuo”. En este contexto, expresar una opinión, aunque sea ofensiva, sobre una creencia ajena, no recorta la libertad del otro de seguir creyendo. Por otro lado, ¿qué quiere decir perjudicar al otro??, me refiero que también un “poderoso integrista de cualquier tipo, político religioso, económico”, puede sentirse perjudicado por cualquier tipo de crítica que “perjudique” su “negocio”, “posesión”, “poder”, dogma, etc. Es decir, el sentirse perjudicado es infinitamente subjetivo y de aplicarse en la práctica ampararía de facto la desaparición de la libertad de expresión o de cualquier otra.
      En cualquier caso estoy plenamente de acuerdo en que la realidad del “vivir” nos plantea cuestiones más allá de los dogmas, nombres e ideas de la mente de cualquier tipo. Una cosa es la idea (o mejor debería decir idealización?) abstracta de la libertad de expresión, y otra es los conflictos prácticos de la utilización de esta. Defiendo la libertad de expresión y estoy en contra de que alguien ejerza la violencia contra las palabras, pero parece obvio que mucha gente siente una enorme fe y un profundo sentimiento por Mahoma (que sea un sentimiento racional o no, inducido por el poder o no, o cualquier otra consideración, no me corresponde ni a mí, ni creo que a nadie valorar si eso lo hace lícito o no; es lo que hay y punto, es una opción humana como otras y debe ser, creo yo, respetado), y que hacer sátira de ello le va a herir profundamente. ¿Eso quiere decir que estoy de acuerdo con los integristas que pretender inculcar para beneficio de sus intereses esas ideas?, por supuesto que no, solo digo que hay muchas personas, buenas personas, que tienen ese profundo sentimiento, y que si te burlas de eso, las herirás, nublando posiblemente su capacidad de ver como otros quieren instrumentalizar esa fe en su beneficio.
      Por lo tanto creo que si lo que realmente queremos es acabar con la opresión del tipo que sea, lo que se debería hacer es más bien apuntar, con esa libertad de expresión al poder real y a las personas reales que lo representan que no a los iconos de la fe. Si atacamos los iconos de la fe lo que se suele conseguir es precisamente la radicalización que se pretendía combatir.
      Dicho esto, también digo que todos estos razonamientos vienen a posteriori después del hecho, que en el caso concreto en que la vida nos pone delante, y si en este caso estuviese obligado a tomar posición (como muchas veces la vida en la práctica nos obliga), el asesinato de los periodistas en Francia; diré que me parece una barbaridad en contra del sentido común y cualquier tipo de fe, moral, o ética (al menos del mío) y mi impulso es a solidarizarme con ellos y sus allegados. Del mismo modo que después puedo analizar el tema y opinar que hemos de ser cuidadosos, (no por miedo, sino por pragmatismo, humanidad y respeto), con los profundos sentimientos de los demás.
      ¿Complejo, difícil y a veces contradictorio??, pues sí, pero así es la vida, algo que no se puede abarcar con palabras o ideas, ni con un sí o un no absolutos.

      Salud

  19. Estamos de acuerdo, Gerardo. Casi al 100%. Gracias por tu aportación, necesaria, después de oír todos esos peros. Gracias por tu defensa de la libertad de expresión y del uso del humor (que no siempre ofende ni debe estar hecho necesariamente para ello, aunque pueda).
    Tienes mi pingback.
    Un saludo

  20. Decir que El Coran es una mierda de ninguna manera puede considerarse libertad de expresion, decir de La Biblia el mismo agravio, tampoco eslibertad de expresion. Charlie Eddo ofendio la moral musulmana, en su vena principal y cosecharon su terrible muerte; no justifico de ninguna manera lo sucedido, sin embargo ellos los musulmanes tienen sus concepciones diferentes a las nuestras, las ofensas a la dignidad humana en el Peru se producen todos los dias de un modo publico en los medios de comunicacion, hemos perdido la capacidad de indignarnos, ellos tienen otra cosmovision del mundo, desde mi libertad no tengo, ni tenemos ningun derecho de ofenderlos, como la revista Charlie Eddo lo hizo, generando la reaccion de los ofendidos

  21. La Libertad de expresión no existe, PERO tratar de alcanzarla en cualquier organización social es el mejor camino para una mejor sociedad, sólo entonces, cuando realmente exista dejaremos de escribir para convencer a los demás y escribiremos para descubrirnos a nosotros mismos. Me ha gustado el artículo.

  22. Dije que iba a volver a haber un atentado y aquí sucedió de nuevo. Isis es creación de (o funcional a) los intereses de Israel, así tienen el enemigo que necesitan para seguir retratándose como víctimas, invadiendo más territorio en la creación del Gran Israel, etc. Al igual que la Alemania Nacionalsocialista, Siria no forma parte del sistema bancario mundial, ese es el tema (además de los pozos petroleros que tiene)… La familia Rothschild y “los mismos de siempre” son los que están detrás de esto. Hasta se mofaron de la manada poniéndo toda su simbología infantil en la portada de The Economist de diciembre del 2014: que casualidad que las dos fechas fueran: 11.5 y 11.3 Es práctimanete la fecha que sucede el “atentado” y la respuesta de Francia. Es lo mismo que dijo Mel Gibson, todas las guerras del mundo son manipulaciones de los judíos.
    Pues, la gente esta vez no ha podido salir a marchar como aquella vez eh, ahora hay ley marcial, van a volver a poner otra ofensa en la portada de Charlie Hebdo o esta vez van a actuar con sensatez? TODOS USTEDES TIENEN MERECIDO ESTO, SON LOS QUE SE LA PASAN CRITICANDO A LA “EXTREMA DERECHA” Y NO SE DAN CUENTA QUE LA DEMOCRACIA NO EXISTE. ES EL SISTEMA EN EL QUE LOS BANCOS, LAS LOGIAS Y LOS CONGLOMERADOS JUDIOS DECIDEN QUE HACER CON NOSOTROS.
    Por mi, que haya un atentado día por medio hasta que la gente se canse y le dé fuerza a los Strache, Voigt, Nick Griffin etc…
    Agradezco no estar en mi Europa en este momento, es triste lo que que está sucediendo, pero la gente como yo se ha cansado de advertiros, ahora pues a joderse.
    Ahí están mis comentarios advirtiendo que esto iba a suceder pero la masa de adultos-niños no quiso entenderlo y ahora les toca llorar de nuevo.

    Y no, cuando esta gente habla de “Libertad de expresión”, se refiere a SU libertad de expresión. Están por condenar de nuevo a Pedro Varela al igual que a Ursula en Alemania (una anciana de más de 80 años) solo por atreverse con valentía a exponer la mentira del “holocuento”, pues jodanse todos ustedes. Se merecen el mundo que tienen. Lástima que nosotros, la minoría no esclavizada, también tengamos que pagarlo.

    Vean esto acerca de los “refugiados” y prepárense para lo que viene. También pueden borrar mi mensaje al mejor estilo democrático, solo me va dar la certeza de que tengo razón.

    http://www.liveleak.com/view?i=b5a_1447500517

    No voy a responder a nadie porque la última vez se me hacía casi imposible hacerlo, ya que habían “aprobado” los mensajes que querían y algunos tuve que republicarlos un par de veces. Yo creo que la realidad ha hablado sola. Y pueden mandar a la policía del pensamiento y al Mossad a buscarme que estoy posteando desde un local, no desde mi hogar. Les aterra más un “facha” que un árabe con explosivos en el cinturón jaja, pues el viernes han tenido una ducha de realidad.

    Cambio y fuera.

  23. ¿No os dais cuenta de que los Osama bin Laden se creen autorizados a mataros a vosotros y a vuestros hijos, porque bebéis vino o cerveza, porque no lleváis barba larga o chador, porque vais al teatro y al cine, porque escucháis música y cantáis canciones, porque bailáis en las discotecas o en vuestras casas, porque veis la televisión, porque vestís minifalda o pantalones cortos, porque estáis desnudos o casi en el mar o en las piscinas y porque hacéis el amor cuando os parece, donde os parece y con quien os parece? ¿No os importa nada de esto, estúpidos?
    Oriana Fallaci “La Rabia Y El Orgullo”

  24. No veo a los intelectualoides escandalizarse por el atropello antidemocrático que sufrió la Libreria Europa. Me encanta que el sistema demuestre que TEME que la gente lea y saque sus propias conclusiones, en vez de hacer caso como un descerebardo a la propaganda. Oye, que el 4 de julio salió la noticia que la fundación de Anne Frank finalmente reconoció que el libro fue escrito por el padre. Se que que los “negacionistas” tenía razón. Sea como sea, aquí va la noticia para que todos los HIJOS DE PUTA que tanta razón creen tener, ahora se cayan la boca ante este atropello (que solo hará más fuerte a Pedro, aún si lo transforman en un mártir). No habíamos quedado que los libros no delinquen? se permite vender simulñación de pedofilia y violaciones, pero se censura determinados libros? Mira como lloran por esta revista inmunda que hasta llego a poner en la portada una burla al niño turco muerto (aunque digan que no sea la intención y sea cierto, igual es insultante). Me alegro que el Reino Unido se haya liberado de la Unión Masónica Anti-Europea, y que aumenten los números de votantes de todos los partidos identitarios. Pudrete Charb, me alegra que te hayan dado, se lo tienen merecido.

    http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20160709/403076144490/detenida-cupula-libreria-filonazi-europa-barcelona-promover-odio-discriminacion.html

    El que quiera saber lo que realmente promueve Varela, que lo escuche a el, y no le haga caso a la propaganda.

    Hace poco, en el Barrio de Gracia hubo un incidente que tuvo en vilo a toda la ciudad, con unos okupas invadiendo la propiedad privada, destrozando y quemando mobiliario urbano, volcando coches, rompiendo cristaleras, agrediendo a Mossos y rociándoles de lejía y orina. Se prometieron detenciones, pero eso al parecer lleva mucho esfuerzo, y es mejor ir a la colindante Librería Europa que lleva abierta al público varias décadas. También entrando en domicilios en busca de libros prohibidos en el mejor.
    Eso sí, por supuesto que en casa de los Pujol ni se les ocurra entrar. No me extraña que Obama haya acortado su visita tras constatar que en la capital del incivismo y el top-manteo el foco policial estriba en entrar en una librería y llevarse a la dependienta, y es que en España las cosas no han cambiado mucho desde tiempos de Franco.

    El sistema demuestra que tiene TERROR de que la gente se esté dando cuenta que el “Holocausto” es una de las mayores mentiras del siglo XX y que el sionismo sufrirá una gran puñalada. Deal with it.

    Y pueden borrar mi mensaje para demostrar lo mucho que respetan la libertad de expresión. Que ya sé que tengo razón al respecto.

    Pude escuchar la exposición de Pedro en Londres, que pueden ver en el sitio euro nacionalista “London Forum” de YouTube, y me consta que en Inglaterra no lo han hostigado tanto como en su propia casa, España ha sido completamente destruida por el marxismo cultural, no veo la hora de que se de vuelta la tortilla.

    Ah, como dice mi nick, ni siquiera estoy en mi propia casa, ni en mi país, estoy enviando esto desde el mismo, pequeño y seguro local del que escribí todas mis participaciones en este blog, así que pueden mandarle mis saludos al Mossad, que a mi no me van a poder torturar, hipócritas cobardes.

  25. Y otro atentado más, y los que seguirán habiendo. Se les advirtió. Eso es la “diversidad”. Ah, no vi a nadie en Facebook con una avatar que diga “Je Suis Bagdad” hace un par de días. Se ve que ustedes son tan racistas como yo y no les importa que mueran árabes, lástima que sean tan hipócritas. Da lo mismo, todo esto son los cimientos para que occidente se vuelva realmente conservador, todos sus sueños irán a la basura. Je Suis Le Pen.

    PD: Saludos desde el cyber

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s